Google fijó posición en la relación entre EE.UU. y Cuba; firmó acuerdo con Etecsa antes de que asuma Trump

“La empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) y la compañía estadounidense Google han concluido las conversaciones con el propósito de suscribir el Acuerdo Google Cache. Permitirá a los usuarios de Cuba acortar el tiempo de acceso a los contenidos de Google en Internet, proporcionando mayor velocidad y calidad de servicio, y la optimización de las capacidades de la red Internacional de Etecsa”, reza un comunicado de la estatal publicado en las últimas horas.

Podría tomarse como un suceso positivo porque es un paso más en lo que hoy aparece como una materia pendiente en la isla: la conectividad es un bien escaso, que se limita a algo más del cinco por ciento de la población y está concentrado en algunos sectores. Pero es algo más; es un peldaño adelante en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba.

La victoria del republicano Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos fue un golpe para el Partido Demócrata que hirió de gravedad algunos proyectos de política internacional perseguidos por Barack Obama al frente del país norteamericano. A juzgar por las promesas de Trump, la relación con México se desvanecería y los avances en el trato con Cuba quedarían en la nada.

Por esto, y a sólo cinco semanas de que el republicano llegue a la Casa Blanca, la  reunión entre Eric Schmidt, presidente Ejecutivo de Google, y Mayra Arevich, presidenta de Etecsa, gana en profundidad y se muestra como prueba irrefutable de la posición de la multinacional en el conflicto que ya se respira. Google dará mejor acceso a sus propios contenidos pero esto no supone un avance general en las posibilidades de conexión de los cubanos, agregó el periódico El País.

La relación entre Google y Cuba no es reciente, data de hace un más de un año, y fue clave para fortalecer el vínculo entre ambos países. A mediados de 2015 la multinacional indicó que uno de sus ejecutivos viajaría a la isla para “ayudar al gobierno cubano a pensar a través de su objetivo públicamente declarado de mejorar el acceso a Internet”. El propio Obama celebró el vínculo y lo calificó como “algo necesario para que Cuba entre económicamente en el siglo XXI” y para que los cubanos “tengan más voz”.

El 20 de enero Trump asumirá al frente de los Estados Unidos; de eso no quedan dudas. No es tan certero el destino de esta relación, que pasó por etapas más o menos combativas pero con la tensión de ambas partes como protagonista. Google ya eligió y se aguarda que otras empresas como General Electrics hagan lo propio y firmen acuerdos para fijar posición y mantener el buen trato con la isla.

Mientras tanto y en este contexto, los cubanos avanzan, de a poco, en el mundo de Internet, pero aún no se despegan del ranking de los más rezagados en la región. Los sitios públicos de navegación, por el que la gente debe pagar, aparecieron hace más de un año como primer paso para cumplir metas en términos de conectividad. Hay más de 1.000 puntos públicos a los que, según fuentes oficiales, se conectan 250.000 personas al día.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros