¿Está el mercado de T&M maduro para gestionar las redes SDN y NFV de los operadores?

El proceso de virtualización de las redes de telecomunicaciones a través de SDN y NFV ya se ha iniciado. Los operadores de Latinoamérica están probando la nueva arquitectura y encontrando algunos problemas que imaginamos se irán resolviendo, como por ejemplo la capacidad de hacer scal-in y scale-out. Uno de los mayores retos de los operadores es poder probar y medir (T&M, por sus siglas en inglés) sus nuevas redes virtualizadas. Pasar de un ambiente de hardware a uno de software implica reorganizar o rediseñar cómo se gestiona el T&M, especialmente si consideramos que las redes, durante muchos años, será híbridas.

La complejidad resulta de contar con redes dinámicas que permiten ofrecer servicios bajo demanda y en tiempo real, lo que implica poder detectar fallas y corregirlas con celeridad para no degradar la calidad de la experiencia de los usuarios. Además, como veremos a continuación, no es únicamente que los operadores estén virtualizando sus redes, sino que la oferta de T&M se está también virtualizando para hacerla más atractiva para los propios operadores. ¿Está el mercado de T&M maduro?

TeleSemana.com ha querido consultar con empresas especializadas su visión sobre la situación de T&M en redes virtualizadas o híbridas para entender la madurez de estas soluciones y las mejores estrategias para abordar su implementación. Estas son algunas de las respuestas obtenidas de expertos en esta materia:

Roger Vilanova, Director de Ventas de Soluciones de Neutrounds

Neutrounds

SDN/NFV no sólo promete ahorros iniciales en los costos de capital (Capex) al mover los recursos de la red a plataformas genéricas de hardware (COTS), sino también beneficios operacionales resultantes de una mayor agilidad y automatización. En este contexto, T&M está evolucionando de las funciones laterales de apoyo para pasar a ocupar un papel central más prominente para la automatización y orquestación de redes en las que los KPIs de nivel de servicio se convierten en insumos clave para que los servidores de políticas, controladores y orquestadores puedan cerrar el círculo, tomar medidas correctivas en tiempo real y ajustar los recursos de la red (scale-in y scale-out) de una manera flexible, ágil y oportuna.

En lugar de concentrarse en la salud de las funciones de red virtualizadas (VNF) desde una perspectiva de recursos pasivos en el espacio SDN/NVF, T&M debe enfocarse en la calidad del servicio desde la perspectiva del cliente final. En este sentido, hay dos preguntas fundamentales: ¿se ha entregado el servicio de forma correcta desde el principio antes de que el cliente comience a usarlo? Y una vez aprovisionados y validados, ¿se cumplen los requisitos de los SLAs durante toda su vida operacional?

El concepto de orquestación asegurada, concebido por Netrounds en colaboración con Cisco durante la finalización de ETSI NFV PoC #36, se basa en la premisa de que la prueba de activación de servicio (SAT) debe formar parte del proceso de provisión de servicios y el seguimiento activo y continuo debe incluirse como parte del descriptor de servicios de red (NSD) para la validación continua de los SLAs, una vez que el servicio haya sido aprovisionado con éxito.

La solución de Netrounds proporciona agentes de prueba que se implementan como agentes de prueba virtual (vTAs) y se definen como funciones de red virtualizadas (VNFs) habilitadas por un orquestador de servicios (SO) o orquestador NFV (NFVO). La solución permite que el proceso de integración de NSD incluya de manera transparente las vTA para la comprobación extremo a extremo del servicio provisto.

Las plantillas de prueba y supervisión se construyen en el Netrounds Control Center, el segundo componente que forma el sistema Netrounds. Incluye el estudio de diseño para la creación de las pruebas, una interfaz gráfica de usuario para ver todos los informes de prueba y métricas de supervisión en curso, y la recuperación de informes. Las plantillas de prueba y supervisión en Netrounds Control Center se controlan a través del orquestador a través de APIs completas de lectura y escritura. En primer lugar, se lleva a cabo la función de prueba de activación, seguida por la definición de supervisión SLA que se ejecutará continuamente a lo largo de la vida útil del servicio.

David Korman, Gerente de Producto NFV de Radcom

Radcom

Las virtualización de funciones de red (NFV) y las redes definidas por software (SDN) están transformando la forma en que se gestionan las redes y se implementan los servicios. Para que las soluciones de T&M —así como las garantías de servicio— se integren en esta dinámica de redes controladas por software que ayuden a los operadores a disfrutar de todos sus beneficios de agilidad y automatización de la red, deben tener las siguientes virtudes:

Totalmente virtualizado: La creación de una solución nativa en la nube diseñada para el entorno de la nube. Las soluciones nativas en la nube se basan en una arquitectura basada en microservicios para aumentar su competencia, para un rendimiento en tiempo real, utilizando menos hardware y más eficientemente; fiabilidad, resistencia al fallo para el monitoreo continuo; y escalabilidad elástica y dinámica.

Integrado en el ciclo de vida completo del servicio: Debido a la naturaleza ágil y dinámica de estas redes, las soluciones de T&M deben integrarse en todo el ciclo de vida de los servicios —en sintonía con la gestión y orquestación del NFV— para garantizar continuamente la calidad del servicio y optimizar el rendimiento de la red en tiempo real

Desarrollado con el diseño y modelado de DevOps: Transición a una red controlada por software significa integración y despliegue continuo (CI/CD) para impulsar el desarrollo rápido de productos, realizando cambios rápidamente sin comprometer la calidad. Con estándares NFV y ecosistemas evolucionando a un ritmo rápido, T&M necesita mantener el ritmo y evolucionar a la misma velocidad.

Para los operadores, la transición a un entorno de nube tiene implicaciones significativas en cuanto a la cultura y la mentalidad de la organización, ya que requiere que los empleados se alejen de la experiencia de hardware para desarrollar habilidades de software y construir ecosistemas de nubes. Por otra parte, esto también requerirá una mejor comprensión de cómo consolidar todos los componentes VNF que comprenden la plataforma basada en la nube, manteniendo su salud y rendimiento.

Para los proveedores de T&M esto significa que los operadores están buscando expertos en la nube para ayudarlos en la construcción de estos ecosistemas y repensar lo que es posible para las soluciones de T&M. Los operadores quieren crear la próxima generación de redes dinámicas y ágiles en las que T&M es parte de la infraestructura de red y no se despliega como una idea posterior; ofreciendo automatización para que en lugar de que los ingenieros de red tengan que sentarse y monitorear muchas pantallas, la solución T&M y la orquestación de red funcionan al unísono para asegurar que los clientes reciban continuamente una alta calidad de servicio.

David Dial, Vicepresidente de Ventas Internacionales de Accedian

Accedian

En Accedian hemos visto que la calidad de servicio (QoS) se vuelve una cuestión cada vez más difícil para los operadores, ya que los parámetros de rendimiento de los servicios basados ​​en IP se vuelven menos tolerantes y las expectativas de los clientes para el rendimiento y la calidad de servicio aumentan.

Los operadores no pueden seguir gastando en Capex y Opex en costosos equipos de prueba para tratar de identificar problemas de red durante las ventanas de mantenimiento programadas. Tampoco es rentable para los operadores continuar agregando hardware adicional a sus redes, que están cada vez más distribuidas y compuestas por equipos suministrados por múltiples proveedores.

Al mismo tiempo, la presión sobre los operadores para proporcionar una experiencia de cliente consistente y de alta calidad sigue creciendo. Los operadores en América Latina y otros países deben cumplir con el caso de negocios y los ingresos proyectados que estaban detrás de sus grandes inversiones en LTE. Los operadores están ahora en una feroz competencia para aumentar sus números de suscriptores, y vemos que la calidad de la red se convierte en un diferenciador competitivo importante entre ellos. Llamamos a esta competencia las “guerras de calidad”.

NFV no es sinónimo de una pérdida de gestión de la calidad. Dicho esto, hay una gran diferencia entre una prueba de concepto en un laboratorio con una versión para cada capa de software y cada VNF, frente a la operación y la gestión de un entorno de infraestructura NFV dinámico en el mundo real durante un período de tiempo sostenido.

T&M de redes son un reto para los operadores porque, en primer lugar, las cargas de trabajo de la red cambian y, en segundo lugar, las mediciones en software x86 estandarizado no suelen ser tan precisas como las realizadas en dispositivos tradicionales construidos específicamente o hardware como dispositivos de interfaz de red o placas frontales de banda ancha.

Una solución de red virtualizada como el producto Skylight de Accedian se coloca típicamente en el entorno de un centro de datos de un operador y puede proporcionar una precisión de microsegundos en las sesiones que se pueden crear para diferentes clases de servicio, así como diferentes tamaños de paquete.

En las pruebas de los operadores Tier 1 en América Latina con soluciones tradicionales de pruebas de mano y también soluciones basadas en hardware, nuestra propia solución Accedian Skylight ha demostrado ser superior. Esta misma solución que ya se ha implementado en la mayoría de las redes donde existe en un entorno NFV y la aplicación NFV no provoca una degradación en la precisión de las métricas de rendimiento.

Kevin Oliver, Vicepresidente y Gerente General, Instrumentos Convergentes y Pruebas Virtuales de Viavi Solutions

Viavi Solutions

Hasta la fecha, ha habido una gran cantidad de pruebas de equipos VNF, incluyendo pruebas de carga funcional, pruebas de rendimiento e interoperabilidad con el fin de verificar que uns VNF puede funcionar según las especificaciones y, por lo tanto, funcionará como se esperaba. Sin embargo, también es necesario probar que se pueden integrar correctamente en la infraestructura en la etapa de despliegue y, a continuación, supervisar el rendimiento para solucionar problemas y diagnosticar cualquier problema.

Hoy en día, la mayoría de los ensayos NFV y los esfuerzos de medición implican el aprovechamiento de una metodología de pruebas de rendimiento repetible y basada en estándares, equipos de pruebas físicas y hardware COTS para realizar pruebas de desempeño con soluciones como TrueSpeed ​​de Viavi. Este tipo de solución de terceros permite a los proveedores de servicios evaluar la calidad de la experiencia de la red (QoE) y proporcionar información útil para resolver quejas sobre el rendimiento de la red.

En el pasado, los sistemas de aseguramiento no necesitaron típicamente mirar abajo al nivel debajo del servicio porque podrían confiar en la fiabilidad de la infraestructura. Pero en el nuevo mundo, este no es el caso y la garantía de servicio necesita considerar la infraestructura virtualizada en la que se está ejecutando el servicio, iniciando una etapa de pruebas virtualizadas.

Para supervisar de forma fiable y garantizar el rendimiento de la red, tanto en las redes heredadas como en los entornos de red virtualizados, en todas las capas de red, los proveedores de soluciones T&M están comenzando a introducir la prueba virtual y la activación del servicio. Por ejemplo, la nueva solución de gestión de ciclo de vida virtual Ethernet de Viavi permite la prueba, activación y solución de problemas en entornos NFV mediante sondas virtuales. La capacidad de combinar agentes de pruebas virtuales con metodologías de prueba fiables en el mundo virtual acelera el despliegue de NFV y facilita la solución de problemas.

Con NFV apuntando a la capacidad de ofrecer auto-escala, la auto-curación de la red auto-configurable, la integración de pruebas y funciones de aseguramiento con la infraestructura de gestión será fundamental, y conducirá a cambios importantes a estas funciones de prueba y aseguramiento en el futuro. Eventualmente, podemos esperar ver una evolución hacia redes autogestionadas que serán capaces de detectar cuando hay daño y tomar medidas correctivas e incluso anticipar las tendencias. En este valiente nuevo mundo, el papel de T&M tendrá que pasar de la prueba de la funcionalidad de los diversos componentes y el flujo de datos, a convertirse en un sistema de entrega en tiempo real de la salud de la red en todos los ámbitos.

Aniket Khosla, Director de Gestión de Producto Ixia

Ixia

El año 2016 fue el del lanzamiento de NFV. Grandes empresas como Deutsche Telekom (DT), Telefónica, China Mobile y AT&T llevaban los despliegues de producción al mercado. Pero los operadores que desarrollan estos entornos de red NFV están encontrando nuevos desafíos en lo que T&M se refiere. Por ejemplo, en entornos virtualizados, hay más variables en comparación con un entorno físico basado en hardware. Cada una de estas variables impacta en el sistema y el resultado de la prueba de validación. Para los propósitos de T&M, es imprescindible fijar tantas variables como sea posible, mientras que cambian sólo unos pocos parámetros de una prueba a otra. De esta manera, el probador puede correlacionar los cambios realizados con el sistema bajo prueba (SUT), y los resultados proporcionados por la herramienta de prueba. Cuanto más inteligente sea la herramienta, mejor podrá manejar la complejidad del sistema bajo prueba.

Para apoyar mejor la virtualización, las soluciones de T&M deben evolucionar, incluyendo cómo se implementan, dónde pueden funcionar y las funciones que ofrecen. La mayoría de las herramientas de prueba virtualizadas actuales en el mercado se suministran como máquinas virtuales (VM) que pueden operar en varios tipos de hipervisor. Ixia espera un cambio a los contenedores, donde el proveedor suministra un contenedor ligero con el agente de prueba incrustado en el interior y no toda la VM.

Aunque la mayoría de las herramientas de prueba virtualizadas pueden funcionar en nubes privadas, Ixia espera que se hagan más disponibles en la nube pública, ya sea que los productos actuales estén adaptados para operar en un entorno de nube pública o una nueva generación de herramientas de software diseñadas desde cero para la operación de nube pública.

Las herramientas de prueba de código abierto realizan funciones básicas de voladura de tráfico. El número de productos de código abierto aumentará al igual que el rendimiento. Sin embargo, estarán significativamente rezagados detrás de las herramientas de prueba comerciales en términos de riqueza de características. Los requisitos básicos de validación pueden lograrse con herramientas de código abierto, pero cualquier cosa más compleja requerirá herramientas de prueba comerciales.

Los operadores tienen retos por delante para obtener todos los beneficios de NVF. Seleccionar la herramienta de T&M adecuada desde el principio ayudará a validar estos complejos entornos de red.

Ihab Mahna,  Arquitecto de soluciones y Aseguramiento de Servicios de EXFO

EXFO

Los entornos NFV tienen una agilidad excelente para crear ofertas de servicios diferenciadas para satisfacer las necesidades únicas de los mercados, y pueden ofrecer beneficios financieros dobles de mayores ingresos de nuevos servicios y un tiempo de comercialización más rápido. En el paradigma NFV, las arquitecturas de servicios propietarios son reemplazadas por arquitecturas abiertas de servidores virtualizados que permiten a los operadores gestionar los niveles de rendimiento de las VNFs para satisfacer las expectativas de los clientes y proporcionar servicios bajo demanda, simplificar las operaciones y reducir los gastos.

La industria está ahora en un punto de inflexión donde las funciones físicas de la red se dejan en su lugar y se construyen nuevas funciones virtuales. Ambos requieren administración que proporcione visibilidad sobre todo el servicio a través de elementos físicos y virtuales. El hecho de que se trata de una situación multivendor-multidominio crea una mayor complejidad y una gestión significativa y problemas de orquestación. Además, los operadores deben ser capaces de operar sus redes híbridas a escala e implementar vistas de extremo a extremo en sus entornos. Por lo tanto, los operadores serían mejor atendidos desarrollando un plan de transición que se plantee bajo despliegues híbridos.

EXFO cree que cuando se inicien tales despliegues, NFV proporcionará una visión a más corto plazo de la red. De hecho, con el advenimiento de la analítica en tiempo real, los datos que se han recogido de las redes serán procesados ​​y retransmitidos en una visualización en tiempo real de la función de red o de operación, lo que permite a las redes alimentarse la información y datos de nuevo en el sistema y convertirlos en inteligencia —que en última instancia, hará que la red sea más inteligente—.

Además, los modelos basados ​​en DevOps tendrán que ser introducidos para mejorar la agilidad y calidad del servicio, mientras que la tolerancia de la red para los cambios tendrá que ser incrementada mediante la automatización de pruebas y la implementación de los cambios. Por lo tanto, para que los servicios sean gestionados eficazmente en el entorno virtualizado, habrá que desarrollar técnicas de autoaprendizaje para gestionar el rendimiento de los servicios de extremo a extremo mediante la correlación de las entradas en todos los niveles y en todas las ubicaciones. De este modo, con la llegada de estas funcionalidades de T&M, se creará y lanzará una red NFV más inteligente y eficiente y los operadores evolucionarán de silos de servicio operativos a la gestión de operaciones entre servicios.

Jayaprakash Kumar, CTO de Criterion Networks

Criterion Networks

La virtualización y la programación de la red abren las puertas a los operadores para ofrecer servicios de valor agregado y ahorrar costos. Lograr la interoperabilidad, el rendimiento confiable y la seguridad sigue siendo un reto.

Los proveedores de productos y soluciones se han enfrentado a estos desafíos ofreciendo stacks de redes virtuales integradas verticalmente, abriendo sus interfaces para trabajar con otros productos de proveedores, ofreciendo hardware para centros de datos carrier grade y proporcionando programas de certificación para que los productos fuesen compatibles. Para los operadores dispuestos a invertir recursos, hay una gran cantidad de opciones disponibles hoy en día para abrazar las soluciones de código abierto, evitar el lock-in y hacer una mejor customización de estas soluciones para su propio entorno. Recientemente, las comunidades de código abierto se centran mucho en realizar pruebas de extremo a extremo de soluciones integradas. Sin embargo, estos proyectos todavía están lejos de proporcionar soluciones que estén bien probadas para su adopción en un entorno carrier grade.

Con una buena evolución de la tecnología, los esfuerzos requeridos para la integración de sistemas, la elección de las implementaciones involucradas y las brechas de prueba, creemos que las pruebas de extremo a extremo de todas las soluciones NFV para el entorno de despliegue es esencial. Marcos como la plataforma Criterion SDCloud son completamente personalizables para modelar los entornos de T&M de los operadores. Además de proporcionar una plataforma para la integración de las soluciones de T&M con productos de varios fabricantes, la plataforma también permite a los usuarios finales comparar los resultados de diferentes herramientas de T&M en entornos de prueba idénticos.

El NFV Test-as-a-Service que ofrece CNLabs en SDCloud permite a los operadores probar la orquestación de servicios utilizando diferentes plataformas NFVO. Las metodologías de T&M incluyen la validación de la orquestación de ciclo de vida de las VNFs en diferentes tipos de entornos en la nube, el rendimiento y la escala de pruebas de las VNFs y VNFMs. Los casos de prueba para monitorear continuamente las VNFs para desviaciones SLA junto con escenarios para probar detección y recuperación de fallas ayudan a los operadores a evaluar sus soluciones NFV para el lanzamiento comercial en la infraestructura NFV de su elección.

El ecosistema del NFV sigue evolucionando. A medida que los organismos de estandarización como el ETSI, la ONF, el MEF y otros continúan impulsando la estandarización para lograr una mejor interoperabilidad, dada la naturaleza compleja y propietaria de los sistemas OSS, es esencial realizar pruebas exhaustivas de las soluciones integradas para garantizar que los operadores puedan seguir suministrando los niveles de los servicios ofrecidos con equipos de red tradicionales a medida que virtualizan y despliegan nuevos servicios.

 

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros