Europa intenta emparejar la cancha con impuestos a las empresas digitales

La Comisión Europea (CE) propuso hoy, miércoles 21 de marzo, nuevas reglas para que las empresas digitales puedan ser objeto de impuestos en la Unión Europea. En concreto, la CE elevó dos propuestas legislativas que, según la comisión, “permitirán un sistema tributario más justo de las actividades digitales”. Es decir, tiene como objetivo emparejar la cancha y que los operadores over the top (OTT) comiencen a pagar tributos en los países en los que generan sus ingresos.

La iniciativa comprende la reforma de las reglas de impuestos corporativos para que los beneficios sean registrados y objeto de impuestos “en donde los negocios tengan interacción significativa con los usuarios a través de los canales digitales”. La propuesta busca cobrar un impuesto en el lugar donde se consumen los productos y no donde las compañías tienen sus sedes administrativas, tal como ocurre en la actualidad.

El pago del tributo será efectivo para compañías que superen los siete millones de euros en ingresos dentro de un Estado miembro o tenga más de 100.000 usuarios en el año tributario. También serán sujeto de tributación aquellas compañías que cuenten con más de 3.000 contratos de negocios para servicios digitales con usuarios en el ejercicio fiscal.

La propuesta es acompañada con una serie de recomendaciones para que los estados miembros puedan generar una enmienda de sus tratados de doble tributación con terceras partes. El sistema podría ser integrado en la Base Impositiva Corporativa Común y Consolidada (CCCTB, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea.

La segunda propuesta tiene que ver con un impuesto interino que permita cubrir a la mayoría de las actividades digitales que hoy “escapan a la regulación impositiva de la Unión Europea”. Este impuesto permitirá rellenar los vacíos tributarios y evitar que los Estados europeos tomen medidas unilaterales sobre la tasación de las actividades digitales que puedan poner en riesgo el Mercado Único Digital. La medida asegura que las actividades que no son actualmente objeto de tributación comiencen a generar ingresos para los estados miembros de manera interina, hasta que la reforma tributaria se haya implementado.

La tasa aplicará para ingresos creados por actividades donde los usuarios tengan un rol importante en la creación de valor como la facturación proveniente de la venta de espacios publicitarios, intermediarios en la venta de bienes y servicio y venta de datos de usuarios. Los impuestos, que aplicarán solo para compañías con ingresos globales de 750 millones de euros y una facturación en Europa de al menos 50 millones de euros, serán recolectados por los Estados miembros.

CE estima que la comunidad europea podría acumular ingresos por 5.000 millones de dólares anuales si la tasa se aplicara entorno al tres por ciento.

La organización explicó que la tasa de impuestos que pagan las empresas digitales es aproximadamente la mitad de la que pagan las compañías tradicionales. En promedio, los negocios digitales tienen una tasa de solo el 9,5 por ciento mientras que las compañías tradicionales tienen una carga tributaria del 23,2 por ciento.

Las propuestas serán entregadas al Consejo para su adopción y al Parlamento Europeo para consulta.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.