Apple y el recambio de terminales; las piedras en el camino de RCS

Un nuevo estudio de Juniper Research indica que los ingresos por servicios RCS excederán los 9.000 millones de dólares para 2022, un crecimiento sustancial con respecto a los 128 millones de dólares esperados para finales de 2018. Las predicciones muestran un renacimiento de las expectativas en RCS tras el desembarco de Google y la estandarización del perfil universal de GSMA. Al cierre de marzo de 2018, unos 200 operadores en 128 países habían desplegado redes que soportan RCS —e incluso alguno de ellos ya estaban interconectando sus redes—.

Sin embargo, como toda tecnología, su éxito depende en buena parte de los fabricantes de terminales. Uno de los escollos que debe sortear RCS es la disponibilidad de la tecnología en dispositivos Apple, algo que se espera ocurra con la inclusión del perfil universal de GSMA 2.0 en los próximos modelos de iPhone. Apple quizás no sea el fabricante con mayor porcentaje de mercado a nivel mundial, pero sin duda todavía es capaz de imponer estándares y controlar el rumbo del mercado.

Fuera del universo Apple, Juniper Research estima que los usuarios actualizarán sus teléfonos celulares cada dos años, lo que llevará a que en 2022 sólo el 25 por ciento de la base de smartphones soporten RCS. Para la misma fecha, y siguiendo las cifras de Juniper Research, cerca de 1.000 millones de suscriptores podrán acceder a la mensajería enriquecida.

Esto pone un techo para el éxito de RCS frente a alternativas OTT que ya están disponibles en la mayoría de los terminales que se encuentran en el mercado.

Como ya se ha repetido hasta el hartazgo, el negocio no será lucrativo si se enfoca hacia el usuario final, que prefiere servicios OTT para sus comunicaciones, sino que el éxito estará en poder ofrecer servicios para el mercado corporativo. Particularmente, Juniper Research considera que el 90 por ciento del tráfico RCS para 2022 provendrá de servicios aplicación a persona (A2P).

La consultora indica que los operadores deberán mantener los esquemas de monetización de SMS A2P para los servicios RCS para facilitar la transacción de SMS a RCS. Se trata de un modelo de cargos por “evento simple”, que implica realizar un único cargo por mensaje entregado.

Es interesante observar el optimismo de Juniper, que anticipa que los OTTs no tendrán un papel importante en el mercado de mensajería corporativa. De hecho, señalan que el tráfico OTT A2P habrá canibalizado menos del cuatro por ciento del tráfico actual A2P SMS.

Este optimismo se basa en la “fragmentación” OTT, que se demuestra por el hecho de que en Norteamérica el sistema de mensajería preferido sea Facebook Messenger, mientras que en Europa y América Latina lo es Whatsapp y en África o Asia, Line —con la llegada que tienen las OTT a los usuarios, esta fragmentación no parecería un argumento suficiente para demostrar la debilidad de los OTT —.

Los operadores tienen capacidades de seguridad y confiabilidad con respecto a los OTTs que pueden aprovechar para ganar el mercado corporativo. Además, señala Juniper Research, pueden tener una oportunidad en la adopción de mensajería como plataforma, que permitirá a los operadores desplegar nuevos servicios sobre canales como RCS. Algunos proveedores de plataformas como CLX Communications y Mavenir, ya se vienen preparando para el crecimiento del tráfico RCS como alternativa a SMS A2P.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.