Perú: Internexa mantiene foco en mercado corporativo mientras crece por demanda de carriers en Bolivia

Internexa ha anunciado recientemente que cerrará 2018 con una inversión de ocho millones de dólares que contempla la expansión de fibra óptica en el centro y sur del país. El primer tramo se extiende por 300 kilómetros desde Moquegua a Desaguadero, en la frontera con Bolivia, y que se espera esté lista a finales de septiembre. Un segundo tramo, que implica una inversión de dos millones de dólares, prevé el despliegue de fibra desde Lima hasta la ciudad de La Oroya (Junín). Con estos proyectos, la empresa incrementará en 400 kilómetros su red en el Perú y superará los 5.000 kilómetros en el país.

En conversación con TeleSemana.com, Sergio Mavila, gerente General de Internexa en Perú explicó que la decisión de expandir su red en el país tiene que ver con un cambio de estrategia de la compañía para acercarse a los clientes, principalmente corporativos, de forma mucho más activa. El foco está puesto en tres verticales: minería, energía y educación. “Antes Internexa Perú era una compañía que esperaba que los clientes le toquen la puerta, pero desde 2016 hemos tenido un cambio en la estrategia comercial y ahora somos nosotros los que vamos a buscar negocios”, indicó el gerente General de la compañía. “Estamos dando servicios que realmente le están agregando valor a los clientes, con buenas tarifas y atención al cliente”, agregó.

Sin embargo, el segmento tradicional de venta mayorista para operadores de telecomunicaciones es todavía el que está impulsando el negocio. “Hemos tenido mucha actividad en venta de servicios de telecomunicaciones a operadores bolivianos, que son los servicios que se entregan en la frontera”, explicó Mavila.

El foco de la empresa es cerrar el año con ingresos por 23 millones de dólares, alcanzando un crecimiento entre 2015 y 2018 del 60 por ciento en ingresos. Entre 2016 y 2017, en tanto, el crecimiento significó un diez por ciento de la facturación. “Los ingresos por ventas que ha tenido Internexa tradicionalmente han sido siempre mayores en la parte de ventas de servicios a operadores. Para 2019 lo que estamos planificando es que el mayor ingreso lo pueda capturar el segmento corporativo“, resaltó. En este mercado, la compañía apunta a hacer crecer ingresos con la oferta de comunicaciones unificadas en la nube para clientes corporativos y seguridad gestionada, entre otros nuevos servicios.

En cuanto a la expansión de la red, Mavila confirmó tres iniciativas distintas. “Uno de los proyectos en los que estamos invirtiendo es una ampliación de red en la zona sur del Perú. Si bien tenemos una red respaldada en varias zonas, hay zonas que los anillos no son han completado. Entonces, uno de los proyectos es completar el anillo en la zona sur para poder entregar un servicio respaldado y redundado, tanto a las localidades del sur del Perú como a los operadores bolivianos”, apuntó.

Internexa ofrece a los operadores bolivianos servicios de acceso a Internet, transporte de datos entre la frontera hasta Lima e interconexión con cables submarinos. “Son dos servicios de conectividad lo que le estamos ofreciendo y que hemos venido comercializando con bastante éxito”, apuntó. La razón es que los operadores bolivianos requieren pasar por otro país para interconectarse a los sistemas submarinos.

En este sentido, la compañía tiene previsto construir un doble anillo entre Lima y Arequipa y un segundo anillo que refuerza la cobertura de Internet en ciudades como Puno, Culiacá y, especialmente, Desaguadero, donde reciben el tráfico de los operadores bolivianos. Se trata de un proyecto de tres millones de dólares y que implica, además del despliegue de fibra, la electrónica y aumento de capacidad en la zona sur del país.

El segundo proyecto, el despliegue de red entre Lima y La Oroya, prevé implementar fibra óptica en zona cordillerana para brindar servicios al mercado minero y corporativo. El tercer proyecto en desarrollo es la ampliación de la red metro en Lima.

Consultado sobre la puesta en marcha de la Red Dorsal de Fibra Óptica, Mavila explicó que la red ha llevado los precios hacia abajo, aunque descartó que haya tenido un impacto significativo en los negocios de la compañía. Eso sí, espera que la revisión de la concesión de la Red Dorsal contemple la división de dos zonas, para que en zonas competidas no haya subsidios para Azteca Comunicaciones. Actualmente, el Estado destina cerca de 18 millones de dólares anuales en concepto de subsidio para una red que el mismo Organismo Supervisor de Telecomunicaciones (Osiptel) reconoció que está subutilizada. “¿Era necesario que el estado construya una red en ciudades donde el transporte de datos y comunicación ya están asegurada por partes de los privados? Pensamos que no. Este es un problema inicial del proyecto que es de diseño. En cambio, en las zonas no competidas, ahí pensamos que la presencia de la Red Dorsal es necesaria y ahí también pensamos que el subsidio del gobierno es muy necesario”, señaló Mavila.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.