Osiptel suma cuatro nuevas sanciones a operadores en su larga lista de los últimos años

El Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) confirmó cuatro sanciones en contra de la firma local Entel. La empresa deberá pagar un total de 196 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), lo equivalente a 813.400 soles (241.143 dólares). El regulador peruano se presenta como un cuco digno de temer en cuanto a sanciones, pues la mayoría de las multas de las que se ha hablado en la región en los últimos años tiene su sigla.

Por incumplir el cuestionamiento de titularidad de los servicios móviles prepagos en 50 líneas, la empresa incurrió en infracción grave y tendrá que pagar 51 UIT. La misma sanción le correrá por no presentar la información requerida sobre otras 200 líneas. También serán 51 UIT por entregar de forma incompleta datos solicitados en carácter obligatorio y otras 41 UIT por no efectuar en el plazo establecido el total de devoluciones que correspondía realizar por interrupciones de servicio.

Las infracciones fueron confirmadas tras considerar infundados los recursos de apelación presentados por la empresa, que pidió que se tenga en cuenta supuesta imposibilidad de la obligación por su complejidad, vulneración del principio de razonabilidad, ausencia de la debida motivación e irrespeto a la legítima expectativa, entre otros. Las resoluciones publicadas en El Peruano indican que están agotadas las vías administrativas.

Estas no fueron las primeras multas que recibió la firma en el país en lo que va del año. En marzo había sido sancionada por considerarlo responsable de infracción muy grave al no implementar el sistema de verificación biométrica para identificar a solicitantes del servicio móvil prepago y en agosto se confirmó otra sanción como producto de fallas en los registros de portabilidad. Sus competidores también recibieron lo suyo: Claro y Movistar por cuestiones de calidad y Bitel por activar líneas sin el sistema biométrico, entre otros.

Ya se ha dicho que las multas parecen villanos poco creíbles para las telecomunicaciones. Lo demuestran distintos casos y Perú no es la excepción: las sanciones aplicadas no generaron bajas en el número de quejas de los usuarios de ese país. Las razones posibles son varias: el plazo transcurrido entre los hechos y las multas, el bajo monto de las sanciones o hasta que para las empresas resulta más redituable hacer y pagar que evitar caer en infracción.

El regulador peruano se posiciona como uno de los que más multas aplica en el marco regional. Al menos de esa forma lo hace ver la cantidad de comunicados que emite anunciando una nueva sanción. Tal vez sea solo cuestión de la cantidad de veces que se anoticia frente a otros casos, pues la información disponible no permite hacer una comparativa  sustentada entre los países de Latinoamérica. Este año se informaron casos solo en algunos mercados, como Brasil, Colombia y México.

Osiptel impuso 97 multas en 2017 y tres tipos de infracciones lideraron sobre el resto: requerimientos de información, condiciones de uso y continuidad del servicio, conceptos que aparecen en las sanciones confirmadas esta semana en contra de Entel. El organismo emitió en 2017 más multas que las 96 acumuladas entre 2007 y 2015. La misma lógica aplica para 2016, cuando se registraron 99 casos. El aumento en la cantidad no se reflejó, tampoco en Perú, en las quejas de los usuarios, que se mantienen en aumento.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.