La portabilidad reafirma el podio móvil y relega a Vox de la competencia en Paraguay

Los números de portabilidad numérica no aportan demasiado si solo se contempla cantidad, salidas y entradas. La posibilidad de que sea aplicado más de una vez por los usuarios hace difícil hablar de patrones y también analizar los motivos que llevan a la migración. Sin embargo, abundan los casos de la región en los que la portabilidad ha servido como reflejo de lo que sucede el cada mercado, ofreciendo más competencia donde ya había, como el caso de Chile, y alejando al primero del resto, como ocurre con América Móvil en México. Es esquema móvil que presenta Paraguay es particular pero podría perfectamente agruparse dentro de la misma lógica.

En un breve repaso, el derecho a cambiar de operador manteniendo el número corre en Paraguay para usuarios móviles de todas las modalidades desde noviembre de 2012. Lo administra El Corte Inglés, empresa que también se ocupa del sistema en Perú y otros países. El traspaso se hace en un plazo no mayor a cinco días y, mientras se produce, el cliente puede quedar sin servicio un máximo de 30 minutos.

Información de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) al cierre de agosto de 2018 da cuenta de que la portabilidad se aplicó 1,18 millones de veces en el país, informó el portal local Última Hora. Personal aparece como el más beneficiado con un saldo positivo de 301.952 líneas. Claro ganó 102.052 mientras que Tigo (Millicom) perdió en casi seis años 373.655 líneas y Vox, 30.351. Los últimos datos oficiales del regulador local indican que existen 7,49 millones de líneas móviles en servicio por lo que la portabilidad se aplicó una vez por cada 6,3 líneas registradas.

El mercado local es liderado por la filial de Millicom, que según sus últimos registros tenía en su base a prácticamente uno de cada dos usuarios celulares registrados. Personal se ubica segundo, con 2,4 millones de usuarios informados en la presentación de resultados al tercer trimestre de 2018. Con un margen de error por datos no actualizados, se podría decir que Telecom Argentina concentra cerca del 33 por ciento del mercado. Detrás se ubica Claro con algo más del 15 por ciento y último aparece Vox, con el tres por ciento. Hay entre 12 y 18 puntos porcentuales entre cada empresa y su inmediato perseguidor. Por eso, Paraguay es un mercado particular, con un esquema de participación difícilmente comparable con otro en Latinoamérica.

La evolución del market share en Paraguay en los últimos años permite hablar nuevamente de la teoría del triángulo, según la cual un mercado parece equilibrado si de él participan tres empresas. Hay lugar para otras, sí, siempre y cuando no tomen a mal formar parte del segmento “otros” y no les importe quedarse con una cuota de mercado inferior al cinco por ciento. Los movimientos de portabilidad en Perú ya habían dado indicios de que en sitios donde cuatro operadores prestan servicios suele darse una suerte de doble competencia: una entre los líderes, otra entre los dos de abajo. También ya se ha dicho que la lucha más prometedora es la de abajo ya que en la otra es riesgo es menor para los involucrados y la pelea podría ser bastante menos agresiva.

Si bien es cierto que Tigo es más desfavorecida en el acumulado de portabilidad en Paraguay, las cifras parecen significar un dolor de cabeza que fácilmente podrá curar una empresa con la mitad de todos los abonados en el bolsillo. Personal, en tanto, parece lo suficientemente lejos del primero como para que su liderazgo en portabilidad le resulte tan solo una buena noticia. Quizás alguno de sus ejecutivos anote en un costado de sus apuntes que prácticamente ganó lo mismo que la filial de Millicom perdió. Los esfuerzos de la compañía ahora tal vez pasen más por mantener sin sobresaltos su cómodo segundo puesto, algo que hasta ahora no parece estar en riesgo.

Abajo, en tanto, el mercado local ya tuvo la lucha que hoy se da entre Entel y Bitel en Perú por ver quién de los dos tiene más argumentos para mantenerse competitivo en el mercado. En Paraguay los protagonistas de esta pelea fueron Claro y Vox. Hablar en pasado vale en este caso ya que la filial de América Móvil logró “deshacerse” de la compañía estatal, que además cerró 2018 con pérdidas de 40.000 millones de guaraníes (6,5 millones de dólares). En 2012, cuando se puso en marcha la portabilidad móvil, las empresas tenían prácticamente la misma cantidad de líneas y cuatro años después Vox presentó 246.000 líneas y su principal competidor, 1,16 millones.

Con un 15 por ciento de cuota, Claro está en condiciones de pensar en solo dos competidores: los de arriba. Quedará dentro del terreno de las especulaciones si está dispuesta a intentar forzar una lucha por el segundo puesto o se conforma con un tercer lugar que nada se parece a su participación en otros países del Cono Sur. Tigo, en tanto, podrá descansar en los laureles o bien volver a poner en marcha la máquina para evitar que en descuido ponga en riesgo lo hecho hasta el momento. Lo cierto es que Paraguay tiene tres nombres para el podio y Vox quedó fuera de la lucha.

PANORAMA DE MERCADO

¿Quieres saber más? Visita la sección Panorama de Mercado

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros