La unión de Ericsson a O-RAN muestra que el enfoque abierto llegó para quedarse

Llegó el día en que uno de los grandes decide involucrarse en las discusiones que se estaban desarrollando entre los operadores de telecomunicaciones para hacer un RAN abierto, ágil, flexible y costo eficiente, basado en tecnologías abiertas.

No es el primero. Antes, Nokia había entrado en algunas de las organizaciones que están intentando promover un cambio en la arquitectura de telecomunicaciones. De los tres proveedores principales de la industria móvil, Nokia es el que se ha mostrado más abierto a avanzar en tecnologías abiertas, valga la redundancia.

Esta apertura de Nokia se explica por su posición en el mercado: es el tercer proveedor de equipamiento de redes, detrás de Huawei y Ericsson. Es el que, quizás más que sus competidores, necesita estar a la vanguardia para poder aprovechar cualquier impulso que genere una tecnología disruptora para ganar mercado. En tanto, Huawei y Ericsson parecen mirar de costado y, hasta podemos suponer que con desconfianza, todo lo que los operadores venían desarrollando desde diferentes tipos de agrupaciones con el objetivo de abaratar el precio del hardware del RAN.

Ahora esto está por cambiar porque es Ericsson es el que da un paso adelante con su incorporación a O-RAN Alliance, un grupo impulsado por los operadores móviles que intenta desarrollar una red de acceso de radio basada en una arquitectura abierta, inteligente y flexible. La asociación tiene sólo un año de vida y es producto de la fusión entre xRAN Forum y C-RAN Alliance.

La asociación se divide en siete grupos de trabajo que involucran desde la arquitectura abierta y sus casos de uso, controladores inteligentes de radio (RIC) e interfaz de Inteligencia artificial, Open Fronthaul (que ya tiene una primera especificación publicada), cloudificación, orquestación y hardware White-boxes, entre otros.

La entrada de Ericsson a esta alianza muestra, por un lado, que las arquitecturas abiertas están ganando terreno en ámbito de las telecomunicaciones y que, mal que le pese, quedarse mirando de costado dejó de ser una opción para la sueca.

Si repasamos un poco la historia, los primeros acercamientos a conceptos abiertos estuvieron en la capa MANO —con AT&T y Telefónica, principalmente, liderando los desarrollos de proyectos—, aunque también ha habido avances en otras áreas, principalmente dentro del Telecom Infra Project (TIP) donde operadores como Deutsche Telecom (DT) se han mostrado muy activos. El grupo liderado por Facebook ya viene realizando, incluso, pruebas de un RAN abierto (OpenCellular) junto con Telefónica. Y el último movimiento de la industria fue, precisamente, la creación de O-RAN, con el objetivo de trabajar en el uso de tecnologías abiertas en la parte más estratégica (y costosa) de la red.

Ericsson podría haber decidido entrar entra para ver de qué se está cociendo en su cocina, evaluar qué tan avanzado está el proyecto como para que impacte en su negocio y, posiblemente, poder ejercer algo de presión para que los trabajos viren hacia un terreno que no lo perjudique. Se trata de una movida estratégica para mostrarle a sus clientes voluntad de innovar en áreas que a ellos les interesan, aunque luego ninguno de estos trabajos vean realmente la luz en estándares e implementaciones comerciales.

El proveedor sueco afirma que apoyará las iniciativas que investiguen sobre trabajo conjunto entre RAN y la orquestación y automatización de la red, con énfasis en la optimización de extremo a extremo y una automatización habilitada por inteligencia artificial. El objetivo final, asegura, es alcanzar una disminución de los costos de operación de la red y mejorar la performance en el usuario final.

El enfoque que Ericsson quiere llevar a O-RAN es el de trabajar en las funciones de capas más altas de la red, con la meta de proveer perfiles interoperables y multivendor para interfaces específicas entre las funciones de RAN y la red central. Y no es casual que sea así: Ericsson afirma que esta área de trabajo permitirá lograr un desarrollo mas rápido y económico de la red a escala global, una necesidad que tiene la industria para una rápida adopción de 5G. Eso sí, el éxito de esta propuesta de redes de arquitectura abierta también significaría abrir el mercado a otros proveedores, por lo que hay que ver hasta dónde está dispuesto Ericsson a permitir que los proyectos avancen y se incluyan en el ecosistema.

Por ahora, la noticia parece demostrar que la sueca entiende que los operadores de servicio tienen necesidades concretas que los fabricantes tradicionales de equipamiento de redes no estaban sabiendo responder. Y si quiere tener un rol protagónico en la 5G, Ericsson deberá adaptarse a estos requerimientos.

Los operadores ya han bajado las expectativas en torno a la 5G y, excepto  algunas excepciones, no se embarcarán en despliegues masivos y costosos sino se logra generar una implementación de red más económica, flexible y capaz de generar nuevos servicios e ingresos.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.