5G pasó de ser la más deseada a cosechar posiciones encontradas en el sector

Mobile 360 Latinoamérica – En la primera jornada de M360, el evento de GSMA que convoca a los principales operadores de América Latina en Buenos Aires, hubo un tema que recorrió la mayoría de las presentaciones de la región: el modelo de negocio de la 5G o, mejor dicho, la falta de éste.

Es que la percepción de la primera jornada es que los operadores no tienen intenciones de avanzar en el despliegue de 5G porque el negocio no está todavía lo suficientemente claro. La utopía de una red móvil de nueva generación que resuelva todos los problemas de la industria parece desvanecerse a juzgar por los discursos de los principales exponentes de los operadores.

“El negocio móvil tiene cada vez márgenes más ajustados” decía el CEO de Telecom, Carlos Moltini mientras mostraba un gráfico que alertaba sobre cómo la industria estaba reduciendo sus márgenes de ganancia. Y la 5G, que aparenta ser la llave que desbloquee nuevas fuentes de ingreso para el operador, parece ser suficientemente convincente para los proveedores de infraestructura pero no para los operadores móviles, que no encuentran el modelo de negocio que los incentive a realizar las inversiones necesarias para desplegar la tecnología.

“No tenemos que llegar a 5G como llegamos a 4G. No se puede seguir estresando las situaciones y llegando con el último aliento”, alertó Carlos Moltini. Su par, Julio Porras, de Claro Argentina, Uruguay y Paraguay, había alertado justo unos minutos antes que las redes 4G comenzaban a saturarse pero no por un problema tecnológico sino de disponibilidad de espectro. Una vez que el espectro se amplíe, la industria parece coincidir que no hará falta la 5G, ya que no existen casos de uso suficientes —especialmente en el mercado masivo — que justifiquen el despliegue de la tecnología.

“Latinoamérica no se prepara para 5G porque resulta que 4G ha sido genial y porque el modelo económico todavía no está claro”, indicaba desde el escenario el representante de Huawei luego de una presentación en la que intentó mostrar los beneficios de la próxima generación de tecnología móvil. Inmediatamente lo siguió Ericsson, con un discurso optimista y una predicción de que los despliegues de 5G en América Latina llegarían cerca de 2020. Serían casos muy limitados y que se iniciarán a la espera de que el ecosistema avance lo suficiente como para bajar los costos, algo que Eduardo Castañón de Ericsson considera podría suceder cerca de 2021.

La CTIO de Telefónica Hispanoamérica, Andrea Folgueiras, fue muy convincente. “Los casos de uso que se definieron para la 5G, excepto los que plantean alta fiabilidad y baja latencia, son servicios que ya tenemos con 4G y podemos ofrecerlos con MIMO o carrier agregation”, señalaba en referencia a los servicios de banda ancha fija y banda ancha móvil enriquecida. “En las redes actuales hay espacio para evolucionar y soportar una parte de estos casos de uso que fueron definidos para 5G”, comentó.

“En Latinoamérica no creemos que vaya a haber despliegues de 5G a mediano plazo porque no vemos el caso de negocio de manera evidente”, afirmó Folgueiras. “No creemos que tiene sentido hacer despliegues en estándares que luego se vean superados por un estándar definitivo”, agregó.

La industria coincide en que la verdadera ventaja de 5G estará recién cuando pueda implementarse de forma standalone, se aprovechen las capacidades de network slicing y se logre bajar la latencia a cifras inimaginables en las redes actuales.

Lo que se cree es que el primer caso de uso de 5G será la banda ancha fija inalámbrica (FWA), aunque sea un servicio que, de acuerdo con Folgueiras, pueda ser ofrecido tranquilamente con las redes actuales 4G. Pero en sitios donde existe demanda de capacidad —por ejemplo, se habla de ciudades europeas donde Telefónica tiene presencia— o en territorios de baja densidad poblacional la 5G sí podría tener un caso de uso para banda ancha.

Juan Pablo Calvo, el CEO de Nuevatel en Bolivia, comentaba que la alternativa inalámbrica 5G era mucho más costo-eficiente en distribución y mantenimiento que las soluciones de banda ancha fija a través de fibra óptica. En ese sentido, espera que la combinación entre el uso de bandas medias y Massive MIMO le permita ofrecer un servicio al hogar de calidad. “En otros servicios sí lo veo como ciencia ficción”, resaltó Calvo, que bromeó, además, con que antes de hablar de automóviles conectados en Bolivia, se debería comenzar a pensar en construir las carreteras para que circulen esos automóviles.

El problema de la industria de las telecomunicaciones es, en realidad, de definición de roles. Y la pregunta que en realidad debería hacerse la industria es ¿quién deberá definir el modelo de negocio para la 5G?

Los operadores se quejan de que los proveedores de tecnología traen una nueva herramienta sin ideas sobre cuál será su uso y, los proveedores, esperan que sean los operadores los que definan los modelos de monetización. Es que, finalmente, son ellos los que conocen el negocio de la A a la Z.

Si los operadores no encuentran, entonces, el modelo de negocio, ¿correrá riesgo la inversión en 5G o los empujará, nuevamente, la fuerza oscura?

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

2 Comentarios

  1. Las posibilidades de uso de la tecnología 5G hipoteticamente son muy amplias y superara con creces a 4G , pues muestra otros niveles de aplicación como IoT e inteligencia artificial entre otros ;ello plantea que el modelamiento de negocios para el uso de 5G lo debe proporcionar una visión a la industria actual y sus múltiples aplicaciones ,tarea que debe ser percibida y evaluada por los operadores en primera linea , debe analizarse además las limitaciones, demanda no satisfecha y la cubertura alcanzada en un determinado sector geográfico ó país en relación a 4G. Las posibilidades de 5G son mucho mas amplias y el costo de su implementación sustancialmente mayor, finalmente debemos ser capaces de identificar en cada sector geográfico el potencial de aplicaciones existentes que no serán cubiertas por 4G y paralelamente a ello implementar políticas de difusión de probables y creativas aplicaciones que finalmente sea el detonante de un crecimiento económico sostenido ,para un país que busca y apueste por elevar el desarrollo de sus sociedad

    • Leticia Pautasio

      Gracias por el comentario, Luis. Estoy de acuerdo con el potencial de la 5G. Creo, además, que lo importante será no apurar la 5G sino, por el contrario, tomarse el tiempo de analizar todos los factores que aquí mencionas para que los operadores puedan hacer una inversión a conciencia y que cumpla todas las expectativas. Saludos!

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.