Yahsat apunta a la rápida expansión como arma para pelear en banda ancha satelital en Brasil

Tan rápido como sea posible parece ser la premisa que empuja a Yahsat en el mercado de banda ancha satelital brasileño. En apenas tres meses ya alcanza a 571 municipios y el objetivo es superar las 1.000 ciudades cubiertas para marzo. El rápido crecimiento de las conexiones de este tipo en los últimos meses y una competencia más aguerrida en el segmento obligan a estrategias efectivas, sin margen para el error.

Las primeras pruebas de la empresa fueron en agosto pasado. Dos meses después lanzó oficialmente en 234 municipios de San Pablo, Minas Gerais, Goiás, Pernambuco, Rondônia y Rio Grande do Norte. Ahora ya actúa en 10 unidades federativas (UF), pues sumó a la lista a Maranhão, Alagoas, Mato Grosso do Sul y Paraná. Todavía tiene margen para crecer si se contempla que Brasil tiene más de 5.500 ciudades divididas en 27 unidades federativas.

Su propuesta en banda Ka se vio fortalecida con el lanzamiento del satélite Al Yah 3 en enero de 2018. Con él la empresa cubre, según sus propias cuentas, el 95 por ciento del territorio brasileño y más de una decena de mercados en África. Desde 2014 hasta la fecha la compañía lleva invertidos unos 200 millones de dólares en Brasil, indicó el portal local Teletime.

El mercado de banda ancha satelital en Brasil dio saltos sin precedentes en los últimos años. A fines de 2011 había 32.863 accesos de ese tipo, cifra que se duplicó hasta 67.914 para el cierre de 2016. En 2017, en tanto, trepó a 135.139, lo que significa que creció lo mismo en 12 meses que en los cinco años anteriores. El 2018 terminó con 189.524 accesos satelitales, lo equivalente al 0,6 por ciento de las 31,04 millones de la suma de todas las tecnologías.

Los planes de Yahsat se concentrar en ofertas para sitios donde no existan otras tecnologías para el acceso a Internet o su prestación sea deficiente. Sus propuestas van de 6 a 24 megas con valores que oscilan entre 180 y 329 reales (entre 48 y 97 dólares). Hay descuentos para los contratantes los primeros seis meses. Al monto se le adicionará un pago único por alta. Se promete router incluido, asistencia técnica sin costo y soporte online las 24 horas.

Esos son los argumentos que tiene la compañía para competir en el mercado. No la tendrá fácil, pues uno de sus contrincantes directos es Hughes. Si los dos años de experiencia local no fueran explicación suficiente para temerla a la empresa, podría mencionarse otras: presencia en otros mercados como Colombia y Perú y unas 3.600 ciudades cubiertas en 21 estados, cifra muy superior a la que presenta la firma con sede en Emiratos Árabes Unidos.

También se espera que pronto se destrabe el conflicto judicial que mantiene frenado el contrato que une a Telebras con Viasat para la provisión de servicios de banda ancha en zonas no conectadas. Al menos las firmas ya presentaron ante las autoridades nuevas condiciones que podrían cambiar amarillo por verde el semáforo de la cuestionada alianza. Eso significará un nuevo movimiento en un mercado en auge que, de la mano de la expansión y la mayor competencia, promete beneficios para los todavía no conectados.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.