IoT debe superar desafíos para pasar de casos aislados a proyectos a gran escala

En la capital de Buenos Aires se reunieron actores locales e internacionales para celebrar el día de Internet de las Cosas (IoT) y hablar de su presente y, más aún, de su futuro. Ya se presentan casos de uso concretos pero, al mismo tiempo, se repiten algunos conceptos en la lista de desafíos: encontrar un sitio dentro del ecosistema y mantener el candado cerrado para evitar que la falta de seguridad lo arruine todo.

En el mundo se esperan 25.000 millones de dispositivos conectados para 2025, señaló el representante de GSMA, Alejandro Adamowicz. De ellos, 260 millones corresponderán a Argentina, cifra que entrará dentro de los 1.300 millones de Latinoamérica. A pesar del crecimiento, aparecen desafíos, pues solo el dos por ciento de los 47.000 millones de dólares en ingresos esperados para entonces en el bloque regional están vinculados a la conectividad.

El listado de puntos favorables está repleto de verticales y oportunidades que todavía permanecen en etapa prematura en esta parte del mundo. En el evento hubo distintas demostraciones de casos de uso pero el aire de optimismo que se respiraba al verlos cambiaba a incertidumbre cuando se hablaba de proyectos a gran escala. Todavía existe un desafío en dejar de ver IoT como casos aislados y comenzar a hacerlo realidad.

“Las oportunidades están”, fue un concepto repetido en una mañana repleta de interesados en las ideas que vertirían el secretario TIC Héctor Martínez y el director de Enacom Heber Martínez. Ambos se mostraron a favor de un Estado que acompañe con buenas acciones más que con regulación que puede ser más barrera que otra cosa. “Avanzamos en temas como simplificación de trámites y desburocratización pero nos falta en cuanto a desregular y generar condiciones para favoreces más la multiplicidad de ofertas de servicios. En IoT hay más de lo que conocemos y nuestro trabajo es facilitar el trabajo de la industria, quitar estorbos y molestias”, dijo Huici. “La sobreregulación frena el desarrollo”, agregó Martínez.

Más tarde llegó el momento de presentar casos de éxito. Estuvieron presentes empresas como Yeap!, que ya tiene en funcionamiento su red LoRAWAN en Argentina, Uruguay y Colombia. Recientemente se incorporó a Paraguay y espera hacerlo el próximo año en algunos sitios de Brasil. Sobre ella funcionan casos de usos concretos en verticales como medición de gas y electricidad o control de energía de cámaras de seguridad.

La Secretaria de Planificacación del Transporte de Argentina mostró, en tanto, un piloto que se llevará a cabo por el plazo de 12 meses para probar una solución que promete reducir los accidentes en donde estén involucrados medios de transporte públicos. La idea es instalar tres sensores en autobuses de línea que alerten al chofer sobre riesgos de accidente. Su uso podría reducir hasta 70 por ciento los accidentes graves. Se probará primero en 70 rodados de seis líneas de la Ciudad de Buenos Aires.

En los aspectos clave para el desarrollo de IoT hizo énfasis Emmanuel Jafrot (WND/Sigfox). Destacó, entre otros, el bajo precio de la conectividad con despliegues económicos, redes multipropósito o uso de frecuencias compartidas. También enfatizó en la reducción de gastos de manteniemiento, con eficiencia energética y uso de la información necesaria, y menor precio de dispositivos apalancado con el uso de tecnología sencilla y componentes económicos. Por otra parte, agregó a los parámetros necesarios garantizar la comunicación con una buena calidad de servicio.

La seguridad se mantiene como parte de los desafíos. Esto, según Dean Coclin, de DigiCert, responde a múltiples razones: los fabricantes no tienen experiencia en seguridad informática, en muchos casos los costos de garantizarla son prohibitivos, los dispositivos están pensados en ser de fácil uso y se sacrifica la seguridad, ausencia de pruebas previas al lanzamiento de las soluciones y normas contradictorias que provocan puntos ciegos en la materia.

El número de dispositivos conectados proyectados y el concepto de estar a tono con lo que viene hace a todos los actores del sector hablar de IoT. Los primeros casos en la región aparecen vinculados principalmente a tres verticales, agroindustria, ciudades inteligentes y salud. Todos parecen tener claras las virtudes que presenta el concepto para la vida de las personas y la eficiencia de las empresas pero el riesgo en cuestiones como seguridad crece al mismo ritmo que las oportunidades.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.