Intel se retira de la carrera de módems 5G para smartphones y el mercado valora positivamente esta maniobra

Aunque suene mal decirlo en español, Intel ha decidido mover sus huevos 5G de sitio y diversificar en otras direcciones antes de que la cesta que los transportaba se le caiga al suelo y se rompan todos. Así, la empresa anunció su intención de abandonar el negocio de módems para teléfonos inteligentes 5G y completar una evaluación de las oportunidades para los módems 4G y 5G en computadoras, dispositivos de Internet (IoT) y otros dispositivos centrados en datos. Intel también continuará invirtiendo en su negocio de infraestructura de red 5G.

Este cambio de dirección no debería afectar a los clientes existentes a los que la compañía continuará ofreciendo servicio y soporte según los compromisos actuales existentes con sus clientes de productos de módem para teléfonos inteligentes 4G. Estos clientes no deberían esperar el lanzamiento de productos de módems 5G en el espacio de los teléfonos inteligentes, incluidos los que originalmente se planearon para el lanzamiento en 2020.

“Estamos muy entusiasmados con la oportunidad en 5G y la ‘cloudificación’ de la red, pero en el negocio de los teléfonos inteligentes se ha hecho evidente que no existe un camino claro hacia la rentabilidad y los rendimientos positivos”, dice el CEO de Intel, Bob Swan. “5G sigue siendo una prioridad estratégica en Intel, y nuestro equipo ha desarrollado una valiosa cartera de productos inalámbricos y de propiedad intelectual. Estamos evaluando nuestras opciones para obtener el valor que hemos creado, incluidas las oportunidades en una amplia variedad de plataformas y dispositivos centrados en datos en un mundo 5G”.

Intel espera proporcionar detalles adicionales en su próximo lanzamiento de resultados y conferencia telefónica del primer trimestre de 2019, programado para el 25 de abril.

Curiosamente este anuncio, que podría catalogarse de algo inesperado por el sector, llega pocos días después de que Qualcomm y Apple anunciaran un acuerdo para desestimar todos los litigios entre las dos compañías en todo el mundo. El acuerdo incluía un pago de Apple a Qualcomm en materia de patentes. Las compañías también alcanzaron un acuerdo de licencia de seis años, que incluye una opción de prórroga de dos años y un acuerdo de suministro de chipset de varios años.

Este anuncio significa que la cooperación entre ambas empresas podría ampliarse, posicionando a Qualcomm como la empresa líder en este espacio no dejando suficiente para empresas como Intel que siempre aspiran a ser lideres de los segmentos de mercado donde intervienen.

No deja de ser paradójico como el acuerdo entre Apple y Qualcomm, posiblemente, haya tenido más impacto en Intel que en alguna de las dos empresas involucradas en el acuerdo.

Curiosamente las acciones de Intel aumentaron de valor al anunciarse la noticia, pues el intento de Intel de penetrar en el segmento de módems de smartphones nunca acabó de ser un terreno amigo, por lo que salirse para centrarse en soluciones más afines a sus ventajas competitivas, como el mundo de las PCs o los nuevos dispositivos IoT ha sido recibida como una decisión acertada por el mercado.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros