Borrón y cuenta nueva: se reestructura el plan de conectividad rural en Colombia

El cambio de rostros en la administración pública trae consigo modificaciones drásticas, en casos definitivas, en las estrategias que atañen al sector de las telecomunicaciones. Esta situación se vio con más fuerza en la región de los últimos años, en la que buena parte de las elecciones tuvieron resultados desfavorables para los candidatos oficialistas. En este contexto es que el gobierno de Iván Duque en Colombia primero amagó y ahora confirma una reestructuración de proyectos de conectividad social rural.

Los kioscos y puntos Vive Digital, su implementación y puesta en funcionamiento, fueron contemplados en el plan Vive Digital durante la presidencia de Juan Manuel Santos (2010-2018). Se trata de puntos de acceso comunitario a Internet para población rural en los que los interesados también pueden fortalecer sus conocimientos técnicos para el uso de computadoras como parte de su capacitación, para entretenimiento o trámites de gobierno en línea.

Santos todavía no había dejado su cargo cuando aparecieron los primeros peros porque no estaba garantizado el financiamiento necesario para la continuidad de los puntos y kioscos. El año pasado dos tercios de los puntos dejaron de funcionar y el Ministerio de TIC abrió un proceso legal contra el encargado de administrarlos, el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade). Luego, contrató a la Unión Temporal Conectando Colombia para que se hiciera cargo de la reactivación.

Cuando Duque cumplió 100 días al mando del país, puso números sobre la mesa que prometían ser solo la antesala de una decisión posterior. “Recibimos más de 900 puntos digitales apagados”, se quejó. En su página, el regulador aclara que 893 de los puntos se encuentran ahora a cargo de entidades territoriales tal como fue establecido en convenios interadministrativos. Otros 56, en tanto, deberán ser desplegados en el marco del Proyecto Nacional de Conectividad de Alta Velocidad, que alcanza sitios como el Amazonas.

De los 7.832 kioscos digitales ya 1.240 finalizaron su operación. La nueva administración explicó hace unos meses que trabajaría en mantener operativos 5639 de ellos contemplando que el presupuesto destinado a ese fin solo aseguraba su continuidad hasta el primer semestre de 2019. Ahora aclaró que trabajan en mantener activos 1.231 puntos hasta diciembre de este año y, se logre o no, después de cumplido ese plazo se iniciará un nuevo programa para atender sitios rurales.

El nuevo proyecto se llama “Acceso Universal Social en zonas rurales” y comprende dos fases. La primera buscará beneficiar hasta 1.000 centros poblados a través de soluciones de acceso público a Internet sin costo para usuarios por un tiempo determinado, desde cualquier dispositivo —en Colombia ya funcionan puntos Wi-Fi bajo iguales términos—. La segunda etapa tiene como fin garantizar la prestación gratuita de Internet en sedes educativas de hasta 10.000 centros poblados. Para ambas, se buscará un brazo ejecutor en un proceso que debería terminar en el primer semestre de 2020.

“Los esfuerzos de este nuevo gobierno irán encaminados a proporcionar una solución de largo plazo que mitigue los efectos de interrupciones o suspensiones periódicas del servicio de Internet”, dijo la cartera en un comunicado en el que agregó que los elementos de los kioscos serán donados y se pondrán en marcha programas adicionales para dotar de contenidos educativos offline los sitios previamente beneficiados.

“Con este nuevo modelo realizaremos una transformación estructural de los programas de conectividad rural para que estos sean sostenibles, se garantice la eficiencia del gasto público y se maximice el impacto sociales en zonas rurales. Por primera vez en la historia los próximos gobiernos no tendrán que preocuparse por los tiempos de desconexión sino que podrán concretar sus esfuerzos en ampliar el número de centros y escuelas conectadas”, disparó la ministra TIC Sylvia Constaín.

Así las cosas, tal como se observó con la puesta a foja cero del plan de Red Troncal en México tras la asunción de Andrés Manuel López Obrador o con la búsqueda de un socio privado por parte de las nuevas autoridades brasileñas para garantizar la continuidad de sitios Wi-Fi sin costo para usuarios en San Pablo por problemas de presupuesto, Colombia da por cerrado un ciclo y abre otro que, asegura, maximizará los beneficios y aportará al cierre de la brecha digital. Esa idea se mantendrá al menos hasta que una nueva administración traiga la fórmula del éxito con ingredientes distintos a los desplegados hasta ese momento.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros