Telco Edge: en la búsqueda de la “killer aplication”

Alguna vez fue la voz móvil, en otro momento, el SMS. Más adelante, la posibilidad de ofrecer Internet. Los operadores están permanentemente en búsqueda de esa aplicación que “la rompa” y pueda sostener todo el modelo de negocio. Para 5G, esa aplicación todavía no existe y, para edge computing, todo parece indicar que tampoco.

Los operadores están centralizando su infraestructura de telecomunicaciones en sus nubes privadas y, al mismo tiempo, intentando entender cómo pueden desplegar edge computing sobre sus redes. Algunas compañías como Embratel en Brasil han comenzado a desplegar computación al borde de la red, aún sabiendo que el uso que se le dará a la tecnología no está del todo claro. Otros, como Telefónica, están probando diferentes aplicaciones en verticales junto a socios de negocio.

Cabe recordar que edge computing está íntimamente relacionado con la posibilidad de conectar cada vez más dispositivos, y justamente IoT es un mercado que, por diferentes razones, no acaba de despegar.

El último reporte de ABI Research pone en alerta sobre la situación de los operadores y el mobile edge computing. Particularmente, indica que aún se deben sortear varias dificultades, como el tipo de despliegue y sus características ya que no parece haber un único modelo que pueda soportar a todos los casos de uso. En realidad, habrá múltiples edge computing diferentes, incluso dentro de un mismo operador.

“Los proveedores de servicios móviles están en el limbo. Ellos entienden que el edge computing supone un gran potencial pero no saben cómo hacer negocio a partir de él. Necesitan una aplicación edge “heroína” que le de pie a este mercado”, indicaba el analista Don Alusha de ABI Research.

La consultora indica que la penetración de servidores en el borde de la red en la infraestructura de telecomunicaciones creará una oportunidad de mercado de 54.000 millones de dólares para 2024. Otro informe, de Juniper Research, añade que el gasto anual en mobile edge computing será de 11.200 billones para el mismo año, un crecimiento anual del 52,9 por ciento anual, partiendo de una base de casi 1.300 millones de dólares en 2019.

El valor que tendrá a futuro el mercado dependerá, siguiendo a ABI Research, de cómo los proveedores de equipamiento y soluciones de software podrán ayudar a los operadores móviles a capitalizar este potencial. “A largo plazo, los despliegue de edge computing serán las plataformas de facto para entregar servicios cercanos al usuario y a los edificios corporativos”, asegura ABI Research, que también indica que será el complemento ideal de la 5G. Juniper coincide y añade que los operadores “tendrán un importante rol al conectar el procesamiento en el borde a través de 5G, especialmente en iniciativas de smart city”.

Los operadores corren con algunas ventajas para desarrollarse en edge computing. A la ya conocida capilaridad, se suma que son capaces de gestionar millones de dispositivos en su red, son dueños del espectro y, no menos importante, son dueños o al menos tienen acceso a sitios inmuebles dónde desplegar los servidores.

A pesar de la incertidumbre que parece reinar entre los operadores, ABI Research pone el pie en el acelerador —algo que parece le gusta hacer a esta consultora—: si los operadores no se apuran a identificar los verticales para priorizar en su estrategia de edge computing, compañías como Amazon, Google y Facebook van a intentar llegar a los mismos verticales que los operadores —habrá que ver cómo espera ABI que estos jugadores puedan hacerlo cuando justamente ellos no tienen redes de acceso dónde desplegar el edge computing—.

Lo cierto es que, ya sean Amazon, Google o Facebook, como dice ABI Research, o sean las propias empresas que necesitarán de la computación al borde de la red —y ya tengan desplegadas redes privadas sobre la cuál desplegarlas—, es verdad que existe una presión para que los operadores comiencen a encontrar el camino hacia el borde de la red o, por el contrario, los diferentes interesados los pasarán por encima y la oportunidad se quedará sólo en falsas promesas. Quizás, encontrarle el sentido al edge computing no es buscar la “killer application” o determinar el vertical que comprará el servicio, si no, más bien, convertirse en plataforma y dejar a la infraestructura abierta para que sean otros los que innoven y encuentren, cada uno, su propia killer aplication. 

Lo que parece estar claro es que ni en la 5G ni en edge computing habrá una única aplicación que permita sostener todo el negocio.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.