Luz verde al Roaming automático nacional en Chile, que pasa a revisión de Diputados

El Senado de Chile respaldó el texto que asegura el roaming automático nacional en el país. El documento, que se presentó como proyecto a mediados de abril, pasó al debate de la Cámara de Diputados. Tiene como objetivo buscar “equidad territorial” en el acceso a los servicios de telecomunicaciones, especialmente con foco en atender zonas apartadas, extremas o con baja densidad poblacional.

El proyecto considera que esta implementación es un paso fundamental en Chile porque “pese a las estadísticas que evidencian un incremento notorio de personas que acceden (a Internet) persiste la desigualdad digital; dos tercios de la población local no logra estar íntegramente conectada”, lo que evidencia —según los firmantes— que, “en torno a este tema, las políticas públicas en Chile han sido insuficientes”.

La decisión fue valorada como positiva por la Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel), que ya había deslizado algunos pormenores del proyecto. Entre ellos indicó que las empresas deberán formular ofertas mayoristas para el acceso de terceros a sus redes, ofertas que quedarán sujetas a aprobación del regulador y la Fiscalía Nacional Económica (FNE), si fuera necesaria la intervención.

Algunos legisladores manifestaron ciertas dudas sobre la iniciativa, que pasó por varias etapas de análisis hasta la votación que tuvo lugar ayer, primero de octubre. Juan Antonio Coloma y Ena Von Baer se preguntaron, por ejemplo, si será obligatorio solo en lugares apartados o en todo el país. Ese es uno de los puntos que no han sido especificados por Subtel, aunque en los distintos acercamientos al tema sus autoridades hicieron énfasis en los eventuales beneficios que esto generará a sitios aislados.

La propuesta inicial, que propone agregar un artículo a la ley sectorial, habla de facilitar el acceso con especial énfasis a las personas que habiten localidades apartadas o extremas pero no están detalladas cuáles son sitios alcanzados por esta denominación. De hecho, sólo se señala que “los concesionarios que dispongan de infraestructura para la prestación de servicios, proveerán el servicio de itinerancia de datos de manera automática” y que esto no tendrá costo para el usuario.

En este contexto, y con el visto bueno del presidente Sebastián Piñera, Chile avanza sin prisa ni pausa en una propuesta que obligará a los prestadores a aplicar roaming nacional. Queda una instancia más, la discusión en la Cámara de Diputados, para resolver algunas cuestiones de forma y luego quedará en la reglamentación otras de fondo, entre ellas precios y tiempos de implementación.

En instancias previas, Claro se pronunció a favor de la medida mientras que Movistar alertó que ya tenía firmados acuerdos similares con sus competidores desde octubre de 2017 y estos no habían sido aprobados todavía por la FNE. A esto también deberán prestar atención las autoridades en el momento de intentar pasar las buenas intenciones a los hechos. Entel, por su parte, aprovechó para pedir más espectro para una prestación más eficiente de servicios.

Chile, entonces, va por roaming nacional obligatorio, una idea en la que ya avanzaron otros países de Sudamérica, como Argentina y Brasil. Con el apoyo sin votos en contra del Senado, Subtel no tiene dudas que servirá para “mejorar la conectividad de los chilenos” y” beneficiará el rendimiento de las inversiones de los operadores”. Por eso el regulador apuesta a la aprobación del proyecto para pasar luego a los detalles, que lejos de ser formalidad, definirán cuestiones clave en su aplicación.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.