OCDE: Colombia avanzó pero tiene desafíos estructurales en competencia, financiamiento y educación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó el informe “Going Digital in Colombia”, en el que pone sobre la mesa avances y retos del país en el camino hacia la transformación digital. La entidad reconoció algunas estrategias que permitieron al país, uno de los tres miembros de OCDE en Latinoamérica, mejorar su posición en los últimos años pero, al mismo tiempo, planteó desafíos estructurales en el corto y mediano plazo en aspectos como financiamiento, competencia y educación.

“Colombia presentó, desde principios de la década del 2000, tasas de crecimiento de las más robustas de Latinoamérica y el Caribe y muy superiores al promedio de la OCDE. A pesar de los resultados, hay desafíos: la productividad sigue siendo baja, los altos niveles de informalidad en el mercado de trabajo merman los incentivos para innovar y reducen los recursos impositivos disponibles para financiar las políticas públicas”, inicia el informe en su resumen formal publicado en las últimas horas.

Los desafíos se presentan en seis subtítulos más algunos más que aparecen cuando se habla del estado de situación inicial. En ella se expresan como avances relevantes de los últimos años la aprobación del Pacto por la Transformación Digital de Colombia en 2018, la introducción del plan El Futuro Digital es de Todos y la puesta en marcha de la nueva ley TIC, por la que se moderniza el sector de las tecnologías de la información y la comunicación. “Estos instrumentos permitirán incrementar la cantidad de hogares y empresas colombianas con acceso a banda ancha y contribuirán a cerrar la brecha digital”, señala.

El primer ítem a mejorar es la conectividad. Dentro de este concepto, el organismo internacional sugiere subastar el espectro en la banda de frecuencias de 700 MHz lo antes posible —algo que Colombia tiene previsto hacer en diciembre—.  También se pide revisar las tasas de importación impuestas a equipos, bajar la carga fiscal y “preservar la independencia del nuevo regulador convergente, evitando toda presión indebida del gobierno, garantizando la autonomía financiera del regulador y estableciendo mecanismos transparentes y basados en el mérito para el nombramiento de su órgano de gobierno.”

El segundo punto es el uso y adopción de tecnologías digitales y el tercero la promoción de la innovación. Aquí se propone mejorar la orientación del financiamiento público destinado a puntos y kioscos digitales, conseguir nuevas fuentes para el programa “Computadores para Educar”, facilitar el acceso a préstamos a una tasa preferente para las inversiones en TIC y promover un mayor uso de la banca electrónica. También se recomienda implicar a las instituciones gubernamentales en la futura evolución de la política de gobierno digital.

En los otros títulos se solicita garantizar que haya suficientes especialistas en TIC, ampliar los cursos e instituciones de educación superior destinados a la materia y optimizar la regulación de las plataformas de trabajo en Internet. Además, se pide desarrollar una Estrategia Digital Nacional para Colombia en pos de contar con prioridades más claras a largo plazo y una mejor integración con otras políticas. Por último se agrega la necesidad de financiar políticas de digitalización con cargo a los ingresos del conjunto de las administraciones públicas.

En la presentación del estudio, los especialistas agregaron la necesidad de más competencia en el sector de las telecomunicaciones. “La concentración del mercado sigue siendo alta. Tres operadores acaparan el 73 por ciento de las conexiones de banda ancha en el país. En los servicios de datos móviles, la concentración es todavía mayor, pues una sola empresa absorbe cerca del 54 por ciento de las líneas de datos prepagados”. Este último punto, el liderazgo de Claro en el segmento móvil, está siendo investigado por autoridades locales.

La falta de competencia, sigue OCDE, se traduce en precios más altos. Un paquete de Internet de alto consumo fijo en Colombia cuesta 2,5 veces lo que se paga en promedio en los demás países. Además, el país sigue teniendo la penetración de banda ancha más baja de los países miembro, con 53 suscripciones móviles y 13 fijas por cada 100 habitantes, en comparación con un promedio de OCDE de 110 y 31 suscripciones móviles y fijas respectivamente. Mejorar este y los otros aspectos, entonces, pondrá al país un poco más cerca “de una transición a una economía cada vez más digital”.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.