El Salvador: Competencia admite revisar el pedido de concentración América Móvil – Telefónica

La tercera podría ser la vencida para América Móvil en su solicitud de quedarse con la filial de Telefónica en El Salvador. Luego de dos intentos fallidos, la Superintendencia de Competencia finalmente admitió el pedido de las partes y tomó los documentos presentados como primer paso para analizar la operación. Desde ahora, revisará los efectos que esto podría generar en los mercados de telecomunicaciones del país.

Se dará inicio al análisis técnico, económico y jurídico que determinará si la operación provocará o no una limitación significativa de la competencia, considerando los papeles que presentaron los interesados el pasado 19 de septiembre. El 14 de octubre se les pidió información adicional y Claro completó esta solicitud dos semanas más tarde, con lo que se ajustó a las leyes vigentes, indicó la entidad en un comunicado.

La admisibilidad del pedido fue notificada a las partes el seis de noviembre y desde esa fecha la Superintendencia de Competencia cuenta con 90 días hábiles para revisar cuestiones como disponibilidad de productos y servicios particulares del mercado, la cantidad de competidores, su participación en el mercado y sus estrategias comerciales, entre otros. Sobre la base de esa revisión decidirá si acepta, niega o condiciona la solicitud.

América Móvil anunció su intención de adquirir la operación de Telefónica en El Salvador el 24 de enero de 2019. Hizo el primer pedido formal el cinco de marzo y el segundo el 27 de junio, solicitudes que fueron denegadas el 29 de abril y el 26 de agosto respectivamente porque el interesado no completó la información requerida en los plazos establecidos. La nueva solicitud será revisada hasta, como máximo, la primera semana de febrero.

La venta de su filial local es solo uno de los movimientos de Telefónica en su objetivo de desprenderse de activos para mejorar su situación financiera. Como parte de este plan vendió activos que consideraba no estratégicos, generó movimientos con sus torres, ideó un plan para el retiro voluntario de parte de su nómina de empleados y buscó compradores para sus operaciones en Centroamérica. Sus negocios en Panamá y Nicaragua fueron vendidos a Millicom, que también pretende quedarse con su filial en Costa Rica, en tanto la de Guatemala ya pasó a manos de América Móvil, que busca lo propio en El Salvador.

De aprobarse la transacción, en tanto, la empresa de la familia Slim se verá fortalecida en el mercado local con más usuarios y activos estratégicos que lo pondrán en mejor situación para competir de lleno con Millicom, compañía que ya anunció que intensificará las inversiones en El Salvador ante los cambios previstos en el corto plazo. Para quedarse con Telefónica, el comprador pagará unos 313 millones de dólares, lo equivalente al 2,4 por ciento de su facturación trimestral contabilizando todas sus operaciones.

En 2012 la misma Superintendencia de Competencia rechazó el pedido de América Móvil para absorber a Digicel, compañía que todavía presta servicios de telecomunicaciones en el país. Desde su creación, en 2006, el organismo recibió un total de 151 solicitudes de autorización de concentración económica y admitió solo 27 de ellas, una de cada seis. De las admitidas, autorizó 26 pero nueve de ellas con condicionamientos en tanto que negó una. América Móvil ahora insistió y logró que revisaran su caso. Solo resta ver si conseguirá autorización, como ya ocurrió en Guatemala, o deberá cambiar de estrategia para mejorar su situación en el mercado local.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.