Viva Bolivia redujo 17% sus ingresos hasta US$ 50,4 millones en el tercer trimestre

El operador boliviano, Viva, presentó una facturación de 50,4 millones de dólares en el período julio-septiembre de 2019, que equivale a una baja de 17 por ciento en la comparación interanual. La caída es consecuencia de un reducción de 18 por ciento hasta 48,7 millones de dólares en el segmento servicios que fue parcialmente contrarrestada con un incremento de 87 por ciento hasta 1,7 millones de dólares en el ítem equipos.

En el resultado general, la matriz de Viva, Trilogy Internacional, obtuvo pérdida neta por 5,1 millones de dólares, cifra 63 por ciento mejor que el resultado negativo en 13,9 millones de dólares de hace un año. La filial boliviana aportó el 31,4 por ciento de la facturación total de la compañía,  prácticamente sin cambios en la medición interanual, mientras que el porcentaje restante provino de Nueva Zelanda, su operación más relevante en términos de facturación.

El Ebitda de Viva Bolivia se redujo 44 por ciento hasta 9,5 millones de dólares, con un margen de 19,5 por ciento frente al 28,3 por ciento de margen informado antes. Las inversiones en el ámbito local cayeron un 48 por ciento hasta 5,2 millones de dólares. Como en los últimos informes, la compañía señaló que la mayor parte del dinero se destina a una ampliar la cobertura de la tecnología LTE. Solo el 22 por ciento de las inversiones de Trilogy son dirigidas al país.

“En Bolivia la dinámica competitiva sigue siendo elevada pero vemos algunos signos de estabilidad secuencial en nuestra base postpago y sus correspondientes ingresos”, dijo el presidente y CEO de la compañía Brad Horwitz. Luego, consideró la situación política y social que atraviesa el país como un tema que está “afectando de forma negativa las actividades comerciales por el período de inestabilidad”. En el plano local, la compañía solo ofrece servicios móviles para personas y empresas.

En el apartado de usuarios, Viva cerró el trimestre con 1,9 millones de líneas móviles, un cinco por ciento menos que hace un año. La baja es consecuencia de una caída tanto en el segmento prepago como en el pospago, que apenas representa el 17 por ciento del total. El ARPU es de 8,06 dólares, 11 por ciento menos en la comparación interanual. La adopción de LTE creció, en tanto, 43 por ciento en 12 meses hasta alcanzar al 28 por ciento de los usuarios del operador.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.