CMR-19: lo que nos deja la mayor reunión sobre espectro

La Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR) finalizó el viernes pasado, luego de casi un mes de deliberaciones para llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes. Los resultados de la conferencia no tuvieron sorpresas y la mayoría de las organizaciones celebró que se llegaran a acuerdos. En general, el clima al final de cada CMR es de celebración ante un nuevo hito en las políticas de espectro.

Este clima se puede vislumbrar en las opiniones que llegan desde las diferentes organizaciones que destacan los avances para identificar nuevas frecuencias de espectro para servicios móviles, especialmente 5G.

La CMR-19 ha cumplido el objetivo y ha identificado nuevas bandas de frecuencia en ondas milimétricas, armonizadas a escala mundial para las telecomunicaciones móviles. Asimismo, se logró consenso para proteger el servicio de exploración de la Tierra por satélite (SETS), el servicio meteorológico y otros servicios pasivos adyacentes, uno de los espacios de fuerte discusión antes de la CMR.

En concreto, se identificaron unos 17 GHz de espectro en las bandas 24,25-27,5 GHz, 37-43,5 GHz, 45,5-47 GHz, 47,2-48,2 y 66-71 GHz para servicios IMT, lo que habilitará el desarrollo de la 5G. Además, se otorgó protección al SETS con posibilidad de efectuar una atribución primaria mundial en la banda de frecuencias de 22,55-23,15 GHz para uso de telemedida, seguimiento y control de satélites.

“Los logros de la CMR-19 en relación con las nuevas tecnologías de la comunicación y la protección de los servicios existentes se plasmarán en el crecimiento continuo de la industria de las telecomunicaciones y las TIC, que ya mueve billones de dólares”, señalaba Mario Maniewicz, director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

El mismo enfoque optimista y festivo se vio en las declaraciones que hicieron las distintas organizaciones del sector. Para la organización que nuclea a los principales operadores móviles del mundo, GSMA, la identificación de espectro mmWave ayudará a desbloquear economías de escala necesarias para acelerar la entrega de servicios 5G innovadores y asequibles”. 5G Americas, en tanto, señaló que “hubo grandes avances para identificar nuevo espectro para servicios móviles, sobre todo en bandas medias y altas lo que es positivo para el crecimiento de 5G y generaciones posteriores”. En la misma línea se dirigió la Asociación Global de Proveedores (GSA) que apuntó que la decisión “allanará el camino para que gobiernos y reguladores pongan a disposición bandas de frecuencia para servicios 5G ultrarrápidos”. Incluso, también se mostró satisfecha la organización de operadores satelitales GVF que “las decisiones alcanzadas en la conferencia para proteger el espectro satelital existente y proveer acceso a mayor cantidad de espectro permitirá a los satélites mantener y hacer crecer los servicios existentes y futuros”.

Además del espectro para móviles, la CMR definió las bandas de 1-31,3 GHz, 38-39,5 GHz para las estaciones en plataformas de gran altitud (HAPS), una tecnología apoyada, entre otros, por Facebook para ofrecer servicios de banda ancha. La UIT espera que esta definición habilite la entrada de servicios de forma comercial.

Entre otras definiciones, la CMR también fijó procedimientos reglamentarios para las constelaciones no geoestacionarias en el servicio fijo por satélite y “abierto los cielos a las capacidades de comunicación de la próxima generación”, de acuerdo al propio comunicado de la UIT. Esto es porque abre la puerta a la creación de megaconstelaciones satelitales en órbita baja que ya están comenzando a lanzar sus primeros satélites y ofrecer servicios que —afirman sus promotores— podrían mejorar significativamente la conectividad.

Hacia adelante, lo que queda para los reguladores es empezar a definir su plan de espectro para 5G y, para los proveedores, empezar a adecuarse a las bandas de frecuencia que, finalmente, el mercado demande. En bandas milimétricas, si bien hay consenso sobre la banda de 26 GHz, la realidad es que aún no se ha creado un ecosistema sobre esa banda, por lo que quienes elijan ir por 26 GHz deberán esperar por los equipos y dispositivos. En cambio, sí parece haber consenso sobre una banda que no formó parte de la CMR, la de 28 GHz, que tiene el apoyo de los Estados Unidos pero que, en el resto del mundo, debe todavía dirimir el conflicto con los proveedores satelitales que pretender conservar esa banda para sus servicios actuales y futuros.

Hacia 2023, fecha en que se realizará la próxima reunión para definir espectro, la UIT definió estudiar oportunidades de espectro adicional para IMT en las bandas medias —entre 3,3 y 10,5 GHz— y por debajo de los 1 GHz.

En bandas medias ya hay consenso sobre que 3,5 GHz será la banda global para 5G pero sobre otras porciones de espectro no hay suficiente acuerdo. En estas bandas habrá que encontrar un equilibrio con el espectro de uso libre y Wi-Fi que también demanda de más cantidad de espectro para poder evolucionar a la nueva tecnología de Wi-Fi 6, entre otras tecnologías que también se disputan parte del espectro.

En bandas bajas, en tanto, la industria móvil también espera hacerse un espacio para 5G para mejorar la cobertura y llegar a zonas rurales —especialmente en las bandas que representan el segundo dividendo digital—.

Si bien el clima es de festejo por la celebración de una nueva CMR, sus definiciones todavía dejan un camino para transitar. Los mayores focos de conflicto en la política espectral siguen vigentes y los terminará de definir, probablemente, el mercado. No sería la primera vez que una frecuencia se imponga de facto, aunque no se haya definido en la mayor reunión de la industria.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.