Los operadores brasileños mueven sus fichas de cara a un 2020 plagado de desafíos

Todos en Brasil saben que el año próximo estará plagado de desafíos y cada uno mueve sus fichas como cree conveniente o como puede, según el caso, para estar listo de cara a lo que viene. Sus anuncios son cada vez más robustos: cambios en su estructura, planes multianuales, compras o debates abiertos sobre el futuro de su operación local colman las páginas dedicados al sector en un país que pretende ser líder regional en 5G.

La incertidumbre es un concepto del que no logra escapar ninguno. Solo por citar un ejemplo, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) cambió en varias oportunidades la fecha prevista para la licitación de espectro compatible con 5G y ahora el cronograma marca que se ejecute finalmente en la primera mitad del año próximo. Sin embargo, los debates prometen estirar un poco más el tema y algunos auguran que el proceso no se hará realidad sino hasta 2021.

Si hubiera que encontrar un factor común en las estrategas de los operadores habría que hablar de fibra óptica y fortalecimiento de la red móvil. Luego cada uno presenta algún desafío adicional, como la expansión geográfica para aquellos que tienen presencia limitada o una mejor performance financiera quienes tienen una deuda a solucionar en el corto plazo.

Vivo es una de las filiales que será prioridad en la estrategia de Telefónica, lo mismo que ocurrirá con España, Alemania y Reino Unido. La decisión no es menor si se contempla que su matriz acaba de anunciar que “el modelo que nos permitió llegar hasta acá se está agotando” y que trabaja en una nueva versión que contempla lo que hasta ahora será un spin-off de sus operaciones en Hispanoamérica.

Claro es el que hasta ahora se muestra más activo. Tras una reunión con Jair Bolsonaro sus autoridades anunciaron que invertirá en el país 11.000 millones de reales (unos 2.600 millones de dólares) por año en el próximo trienio. Este operador optó por la discreción del detalle de sus planes en Brasil, solo habló de que las alianzas serán una herramienta clave para transitar los desafíos que se avecinan.

La filial de América Móvil apuesta, mientras tanto, a completar cuanto antes la adquisición de su hasta ahora competidor Nextel en una transacción que rondaría los 950 millones de dólares. La operación ya pasó varias de las instancias previas y, de concretarse, le sumará espectro en 1900-2100 MHz, 1800 MHz y 800 MHz que le servirá para mejorar sus prestaciones principalmente en San Pablo y Río de Janeiro. En cuanto a clientes, serán 3,4 millones que le permitirán sacar más distancia en el segundo puesto del mercado móvil.

TIM presentó un tercer trimestre saludable en términos financieros, con un crecimiento superior al 60 por ciento en sus ganancias frente a igual período anterior. La empresa es una de las que lograron un acuerdo con el regulador para cambiar multas por inversiones y firmó un memorando con Telefónica para fomentar la compartición de redes en múltiples frecuencias. Sus previsiones para este año también son positivas, de acuerdo a lo expuesto por su matriz.

La firma trabaja en mejorar su performance móvil, cuya base se redujo un tres por ciento en el último año, aunque ha logrado mantener su facturación de la mano de un ARPU en crecimiento. En el plano fijo, en tanto, busca seguir engrosando su base de Internet, compuesta hoy por unos 500.000 usuarios. Mientras se mantiene como principal oponente a la compra de Nextel por parte de Claro, su Directorio acaba de aprobar un nuevo plan industrial para el período 2020-2022, indicó Teletime, aunque sin detalles de su contenido.

Algar Telecom, por su parte, ha hecho más anuncios que el resto en el último tiempo, en una catarata que inició cuando Archi se convirtió en uno de sus accionistas. Luego, la firma puso la expansión geográfica como principal objetivo para este año y trabajó en mejorar su portafolio para el segmento corporativo. Para lograr esto último estableció recientemente una unidad de negocios con foco en el desarrollo y escalabilidad de soluciones de Internet de las Cosas para el mercado B2B.

En septiembre, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) otorgó aprobación previa a Algar para la escisión de su negocio, operación que ahora recibió luz verde por parte de los accionistas de la compañía. La decisión, replicada por el portal local TeleSintese, responde a que “los servicios de telecomunicaciones y los de gestión de procesos de negocios son segmentos bien distintos” y separarlos permitirá “un mejor entendimiento y acompañamiento de cada mercado”.

Aunque es el cuarto en cantidad de usuarios, Oi es el que menos expectativas genera. Sus números al tercer trimestre de este año fueron peores que igual período anterior en todos los ítems y la necesidad de sanear sus finanzas es desde hace rato su primer objetivo. Mientras trabaja en mejorar la pisada de su red FTTH, no descansan los rumores de que venderá su negocio móvil en el mediano plazo. Por ahora la firma se limitó a decir que está abierta al diálogo con eventuales interesados.

Distintos estudios ponen a Brasil como serio candidato a liderar 5G en Latinoamérica tanto en despliegue como en adopción de la tecnología. Sus operadores se muestran activos y han cambiado anuncios de nuevos planes o mejores prestaciones para determinados clientes por propuestas más generales, a mediano plazo y con el ojo puesto en estar listos para lo que se viene, tanto puertas adentro como en la lucha cuerpo a cuerpo con sus competidores.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.