Paraguay: Copaco absorberá a Vox ante problemas financieros recurrentes

Un informe de la Contraloría General de la República para 2018 abrió un poco más las puertas a la decisión que finalmente será un hecho en febrero próximo: la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) absorberá a su pata móvil Vox. Se convertirá en agente de venta para evitar que siga complicando los números de su subsidiaria, indicó Elvio Brizuela, titular de la Dirección General de Empresas Públicas.

La firma estatal debió presentar el año pasado un nuevo plan de negocios pero pidió prórroga. La idea final es la supresión de la unidad operativa de Vox. “Se va a integrar todo”, resumió Brizuela en declaraciones tomadas por el portal local ABC Color. De esa forma se cumplirá con la recomendación de la Contraloría, que pidió fusionar las empresas y que todos los movimientos queden sujetos a las normas que rigen para entidades públicas.

Desde que la adquirió en 2010 por unos tres millones de dólares, Copaco mantuvo a su subsidiaria por fuera de las leyes a las que se someten las entidades públicas bajo el argumento de que resultaba conveniente mantener en reserva sus compras y movimientos por tratarse de un mercado competitivo. Sin embargo, el manejo de los montos no se dio como se esperaba y esto llevó a que el Senado apruebe un pedido de auditoría a Vox.

Hasta septiembre pasado Copaco acumulaba una pérdida económica de 52.000 millones de guaraníes (7,8 millones de dólares), cifra influenciada por los números de la pata móvil. Eso llevó a que, por ejemplo, deba recurrir a un préstamo bancario para pagar el aguinaldo a sus 3.500 funcionarios. Brizuela asegura que más allá de la recomendación de Contraloría la decisión de fusionar surge también del análisis de las autoridades de la compañía.

En el medio quedaron idas y vueltas que no sirvieron para solucionar el tema. Los directivos, según el mismo medio, no enviaron todas las documentaciones requeridas sobre los estados financieros del operador móvil. Había faltantes en cuestiones como conciliaciones de cuentas y los avales a bancos por los préstamos. En mayo de 2019, en tanto, se conoció que Copaco debió asumir una deuda de Vox por 4,7 millones de dólares a Huawei.

Vox ocupa el cuarto lugar entre los proveedores de servicios móviles en Paraguay con una participación que apenas supera el cuatro por ciento. Los problemas para mantener su base de usuarios, que hoy se ubica en 306.000 líneas, se condicen con los que han reportado otras empresas públicas en Latinoamérica, como producto de una mayor competencia de privados. Esto se observa con claridad en el caso de la hondureña Hondutel.

Lo que quedará ver ahora es si este cambio es suficiente para salvar números y operación de Copaco, pues la estatal paraguaya tiene problemas adicionales que atender por fuera de su pata móvil. Desde el sindicato advirtieron que no hay una política definida de atención al cliente ni un seguimiento claro de inversiones y resultados, al tiempo que se demora más de lo conveniente en atender quejas. Salarios altos y necesidad de migración tecnológica completan un combo poco alentador para una compañía que, desde febrero, también estará integrada por Vox.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.