Los gobiernos de Latinoamérica trabajan en hacer realidad la promesa de eliminar cargos adicionales por roaming

Ni bien comenzó el año los operadores pusieron a rodar, como siempre, un sinfín de ofertas para los usuarios móviles que viajen al exterior. Paquetes de llamadas, datos y mensajes y tarifa a precio local para algunos destinos completaban las páginas de propuestas de las empresas. En ese momento pareció justo preguntarse si sería este 2020 el año en que se dejen de cobrar cargos adicionales por roaming en Latinoamérica. Algunas semanas bastaron para llegar a lo que parece una respuesta definitiva: no, pero se avanzará en ese sentido.

Hay tres tipos de acuerdos que funcionan a favor del fin de los cargos adicionales por roaming internacional, que todavía aparece solo en los papeles en esta parte del mundo. El primero es el que hace cada filial de una misma empresa y que permite a los usuarios pagar cada vez menos dinero para comunicarse mientras están en el extranjero. Un segundo grupo está conformado por empresas distintas que firmaron acuerdos cruzados, como Personal en Argentina y Antel en Uruguay, y el tercer grupo se divide entre tratados binacionales y alianzas multilaterales entre países.

Las ofertas de los operadores en materia de roaming internacional son cada vez más robustas. Varía según el país, pero en la mayoría de los casos se ofrecen las mejores ofertas para destinos fronterizos, que en casos incluye aplicaciones en zero rating, y el precio a pagar crece conforme se aleja el punto de la oferta del el sitio visitado. Las propuestas son más fuertes en época estival y también en fechas especiales, cuando algún evento de relevancia internacional lo amerita.

En paralelo a los operadores están los gobiernos, que trabajan en acuerdos para acercarse al objetivo de los usuarios de pagar lo mismo por los servicios móviles en su país que fuera de él. El interés de la región en consumar acciones a favor del fin de los cargos de acceso tiene larga data pero se volcó en las agendas con más énfasis desde que la Unión Europea acordó tarifa local para los usuarios locales que viajen dentro del bloque. Esto ocurrió formalmente hace poco menos de tres años y desató convenios y acuerdos de palabra entre naciones latinoamericanas.

Entre los avances, 19 países de Iberoamérica firmaron una carta de buenas intenciones a favor de eliminar los cargos adicionales por roaming internacional. Chile no fue parte de la partida y defendió su ausencia indicando que ya tenía acuerdos previos con varios países y que estos se traducirían en acciones concretas en el corto y mediano plazo. Así fue como acordó con Argentina primero, con Brasil y con Perú después, en intenciones que deberían pasar a hechos antes de que termine este año. También hubo acuerdo entre los miembros de la Alianza Pacífico con igual objetivo y el mismo plazo.

La Comunidad Andina también se puso a trabajar en el tema hace unos años y en 2018 sus referentes anunciaron la recepción de un apoyo no reembolsable del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para cumplir el objetivo. Ahora se agrega a esto una decisión formal del bloque para eliminar los costos por roaming internacional de forma escalonada hasta llegar a tarifa local en 2022. Esto beneficiará a más de 110 millones de ciudadanos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

La promesa se respalda en la decisión 854 aprobada en los últimos días tras una reunión a cargo del secretario General del bloque, Jorge Hernando Pedraza. El Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones de Perú (Osiptel) fue el que indicó que se ejecutará de forma progresiva a partir de julio de este año. Desde entonces, indicó, “los usuarios locales de telefonía móvil registrarán una reducción de 90% en los cargos por conexión de voz e internet (datos) al ingresar a Colombia, Bolivia o Ecuador”.

Así las cosas, los cargos adicionales por roaming internacional están heridos de muerte y nuevos acuerdos agudizan su cuadro. Mientras tanto, los operadores mantienen activas sus alarmas y programan campañas para diferenciarse de la competencia y sumar ingresos de la mano del roaming en momentos en los que la facturación se comporta a la baja. Los gobiernos, en tanto, hacen su parte con el retraso como protagonista en casi cada una de los ejemplos. La Comunidad Andina promete que habrá tarifa local en 2020 o al menos eso marca la agenda firmada por sus miembros.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.