¿Será 2020 el año que se dejen de cobrar cargos adicionales por roaming en Latinoamérica?

El verano es escenario propicio para que los operadores presenten propuestas renovadas para los usuarios de países latinoamericanos que viajan al exterior. Tarifas a precio local  y descuentos pronunciados en minutos y megas tienen su temporada alta a partir de diciembre en esta parte del mundo. El 2020 se presenta como momento de fin de ciclo para los cargos adicionales por roaming aunque a la fecha no hay novedades concretas.

Cada empresa que presta servicios en la región muestra en su página oficial su menú de ofertas para quienes viajan al exterior. Países limítrofes primero, destinos de América después y algunas propuestas particulares en un tercer escalón. Esta es la carta habitual de los operadores, excepto cuando existe algún evento particular obligue a reformular la estrategia: hubo ofertas especiales, por ejemplo, para quienes viajaron a Brasil en el Mundial de Fútbol 2014 y para los que se dirigieron a Rusia en el mismo torneo de 2018.

Aunque resulta complejo ser general con tantas particularidades, las propuestas de los operadores tienen una lógica muy fácil de seguir. Viajaron al exterior 68,6 millones de latinoamericanos entre enero y noviembre de 2019 y más de 40 millones de ellos se dirigieron a otros países de la región. Del resto, el 78 por ciento viajó a Norteamérica y el 17 por ciento a Europa. Asia Pacífico (2,5 por ciento), África (0,5 por ciento) y Oriente Medio (0,2 por ciento) completan la lista.

Las ofertas constantes de los operadores son solo uno de los motivos que permiten aventurar el fin de los cargos adicionales por roaming en la región. El segundo son los acuerdos entre distintas empresas, como el caso de Antel en Uruguay con Telecom Argentina. El tercero, que en un principio parecía el más fuerte, es la intención expresa de las autoridades de la región por poner fin al asunto. El cuarto es la aplicación del roaming internacional a tarifa local en la Unión Europea, que es lo que puso el tema en la agenda de urgentes en Latinoamérica.

Son los acuerdos gubernamentales los que plantearon que el proyecto se empezará a convertir en realidad en 2020. El acuerdo para tal fin entre Argentina y Chile debería ser un hecho para mayo próximo y antes del brindis de fin de año el roaming debería tener tarifa local para los usuarios que viajen al exterior dentro del bloque Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile). También este año debería haber novedades concretas sobre el asunto entre los miembros de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú).

El acuerdo con más implicados, en tanto, es el firmado por 19 países de Iberoamérica para terminar con los cargos adicionales en la región. Esta alianza no tuvo participación de Chile, pues sus autoridades de ese país dijeron que se trataba de una suerte de carta de buenas intenciones sin efecto inmediato. El tiempo, hasta ahora, les dio la razón. A este documento le siguieron otros, por ahora sin consecuencias directas, entre países fronterizos y bloques como el Mercosur.

Mientras la región debate qué hacer con el tema, el tráfico mundial de roaming LTE se duplicó en 2019 pero esto no se verá reflejado en los bolsillos de los operadores, cuyos ingresos por este ítem se mantendrán sin cambios en los próximos años. Por esto, por evolución natural del mercado o por decisión regulatoria los cargos adicionales por itinerancia dejarán de existir en Latinoamérica. Las valijas están listas pero queda por descubrir fecha y hora del que sea el último vuelo.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.