Guillermo Iglesias quedará al frente de Antel en tiempos de múltiples desafíos

La Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel) tendrá pronto nuevo presidente: Guillermo Iglesias será el máximo responsable de la compañía estatal por los próximos cinco años. Actualmente funge como asesor del directorio de la compañía y se desempeñó previamente como consultor de ITC y gerente del Área de Desarrollo de Negocios Internacionales. Asumirá desafíos compartidos con el resto de los operadores de Latinoamérica y algunos propios en el contexto de cambios de autoridades locales.

Las propuesta, que incluye a Iglesias y a otros nombres para compañías como la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) y la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE), ya fueron enviadas al Parlamento, dijo a El Observador el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado. El mismo medio indicó que Alianza Nacional impulsará que Gustavo Delgado, quien al momento funge como director del ente, se convierta en vicepresidente.

En paralelo a esta decisión, el equipo del presidente Luis Lacalle Pou anunció un aumento de 9,7 por ciento en promedio para las tarifas de Antel. Los ajustes empezarán a correr el primero de abril.

Iglesias asumirá al frente de una compañía que goza de buena salud, con ganancias e ingresos en alza según los últimos registros. Antel tiene monopolio en telefonía fija y es líder de todos los servicios en los que participa: cuenta con casi un millón de abonados en banda ancha y con una participación de casi 53 por ciento en telefonía celular, mercado en el que compite con América Móvil y Telefónica. Según sus ejecutivos, además, “casi todos los clientes de servicios de telecomunicaciones del país son también clientes de Antel”.

A mediados del año pasado, las autoridades indicaron que en marzo de 2020 la cobertura de fibra óptica sería universal en Uruguay. Por entonces el alcance de la tecnología era del 75 por ciento al tiempo que el 82 por ciento de los hogares contaba con servicios de banda ancha. Quedará en manos de la nueva administración revisar las cifras y marcar cuál es la realidad actual del operador que ha sabido mezclar negocios con intereses sociales.

Para cumplir con sus objetivos, Antel tiene más espectro desde diciembre, cuando la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) entregó porciones en 1800 MHz, 2600 MHz y AWS. Para la compañía estatal se reservaron cuatro bloques de 5+5MHz en 2600 MHz y dos bloques de 10 MHz no pareados en 1800 MHz. El precio a pagar por la compañía fue de 22,4 millones de dólares, que surgen de un promedio entre lo que abonaron sus rivales.

Antel también tiene la medalla de oro en lanzamientos de 5G en esta parte del mundo, pues fue el primer operador en presentarlo en Latinoamérica aunque con alcance limitada. Casi en paralelo al anuncio, las autoridades indicaron que Uruguay podría demorarse más de cinco años en tener una cobertura de esta tecnología, un desafío que ahora también quedará en manos de Iglesias, un nombre nuevo en el cargo pero conocido en los pasillos de la estatal uruguaya.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.