Desestimaron el pedido de Claro: avanza el acuerdo de compartición entre TIM y Vivo

El acuerdo de compartición de infraestructura entre TIM y Vivo ganó una nueva pequeña batalla y todo indica que se hará realidad. Es que el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) desestimó, por segunda vez en distintas instancias, el pedido de la filial brasileña de América Móvil para frenar su ejecución. No hay motivos suficientes para sostener que la operación genere los riesgos que denuncia el competidor, consideró la consejera Lenisa Prado.

Claro había solicitado que haya garantías de una oferta pública de roaming para todas las localidades en las que los dos implicados en el acuerdo sean los únicos disponibles, de forma que se asegure a todos los prestadores poder cumplir con las obligaciones previamente asumidas. También que sea especificado en el documento las localidades que serán atendidas y los alcances de la compartición en cada caso, para que no afecte la competencia.

“Todos los cuestionamientos apuntados por el competidor fueron cautelosamente sopesados por la Superintendencia General y en ese paso se concluyó que no existen motivos suficientes para invalidar la operación”, señaló Lenisa Prado en declaraciones tomadas por Teletime. Luego, añadió, la fiscalización en el cumplimiento de las condiciones establecidas estará en manos de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

El regulador sectorial brasileño ya había dado el visto bueno a la operación. De hecho, TIM y Vivo consideraron que su competidor recurrió solamente para ganar tiempo y aplazar la decisión favorable. Las quejas formales son habituales en cualquier tipo de acuerdo en el mercado brasileño. TIM, por ejemplo, también intentó frenar en los papeles el acuerdo al que llegó América Móvil para comprar Nextel, también sin éxito porque esa operación se convirtió en realidad hace algunas semanas.

La alianza por la compartición entre TIM y Vivo se firmó a mediados del año pasado y un tiempo después se conocieron más detalles. Son dos documentos: el primero involucra 2G, 3G y 4G y atañe, inicialmente, a 2.700 ciudades brasileñas. Esto de inicialmente fue dicho por las propias compañías, advirtiendo que probarán cómo funciona para evaluar llegar a más sitios en otra etapa. El segundo, en tanto, busca la formación de una red única pero 3G y 4G y en sitios de menos de 30.000 habitantes. Hay luz verde por todos lados y, salvo un imprevisto, los implicados podrán ponerse a trabajar pronto en su implementación.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.