CNT: “contar con un brazo móvil va a consolidar nuestro negocio en el futuro”

Cesar Regalado

CÉSAR REGALADO – Gerente general CNT

La Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), empresa estatal de Ecuador, está por dar un paso muy importante tanto para la compañía como para el mercado de telecomunicaciones en general. El Gobierno ha decidido recientemente que la empresa pública fija finalmente absorba a Telecsa (Alegro PCS), operador celular estatal que heredó de las extintas telefónicas Andinatel (90 por ciento) y Pacifictel (10 por ciento).

Descartada ya la búsqueda de un posible socio internacional para Telecsa, el Estado ecuatoriano busca dar un fin al peregrinar del operador celular, que desde su creación en 2004 ha pasado por diversas administraciones tanto públicas como privadas y ha arrojado pérdidas por 220 millones de dólares, según la prensa local.

En diálogo exclusivo con TeleSemana.com, el ingeniero César Regalado, gerente general de CNT, explica los alcances e impactos de la fusión y los planes futuros para la operación de Telecsa.

En primer lugar, quisiera pedirle que haga un balance desde la creación de la CNT a partir de la fusión entre Andinatel y Pacifictel hasta hoy: Yo diría que ha sido muy positivo desde el punto de vista de servicios y económico. Hemos tenido un crecimiento importante en cuanto a clientes de línea fija y un desarrollo exponencial en banda ancha. Los resultados muestran que la fusión fue una decisión acertada del Gobierno. En 2008 tuvimos utilidades operativas de 73 millones de dólares entre las regiones Andina y Pacífico. Pacífico tuvo una pérdida de más de 10 millones de dólares, mientras que Andina obtuvo un resultado positivo de más de 85 millones de dólares. Y en el año 2009, ya con la fusión —se produjo el 31 de octubre de 2008—, tuvimos ya utilidades operativas por 131 millones de dólares y con aumento en los servicios, especialmente en la zona Pacífico, donde en 2009 concentramos el 70 por ciento de nuestras inversiones, ya que en los últimos 15 años estuvo totalmente desatendida y casi sin inversiones.

¿En qué estado se encuentra el proceso de fusión entre Alegro y CNT? Nosotros primeros nos transformamos desde una Sociedad Anónima (SA) a una empresa pública (EP), que así lo disponía la Constitución y el mandato constituyente, con la promulgación de la Ley de Empresas Públicas. Las empresas como CNT, que era una sociedad anónima con el cien por ciento de las acciones en manos del Estado ecuatoriano a través del Fondo de Solidaridad —que también fue extinguido, con la creación del Ministerio de Telecomunicaciones—era el primer paso, es decir, CNT debía transformarse en empresa pública en enero de este año.

Una vez transformada, teníamos dos opciones para Telecsa: hacerla una empresa mixta con un socio estratégico privado, o una empresa pública. Se optó, en una reunión reciente de directorio, transformar a Telecsa en empresa pública y luego ejecutar la fusión por absorción con CNT. Es decir que Telecsa desaparecerá jurídicamente.

¿Por qué en un primer momento se contempló la posibilidad de incluir a Alegro en la creación de la CNT y luego se descartó o se postergó? Inicialmente, se estuvo buscando un socio estratégico. Se trabajó con Antel de Uruguay, Telkom de Indonesia, algún operador chino también, y luego con Cantv de Venezuela, para explorar la posibilidad de convertirla en una empresa mixta. Pero el modelo de negocios, el riesgo y monto de inversiones requeridas, se vio que era un tema inviable. Por eso es que luego del análisis de esa búsqueda, se desechó esa alternativa y se hizo un análisis de fusión, donde los resultados tanto económicos y de sinergias vimos que era importante. Para CNT el mundo móvil ya es una necesidad, por la realidad del negocio fijo.

Y las sinergias que se desprenden de las inversiones en conjunto y el uso de la red de última generación que pensamos licitar, utilizada también como medio de acceso a telefonía fija en sectores rurales, etcétera, creo que hay muchas cosas positivas que indican que el mejor camino es la fusión. Ya lo demostramos con la fusión de las telefónicas fijas, en la cual la suma de las dos dio una mejor empresa, porque evitamos duplicación de inversiones. Creemos que tener un brazo móvil va a apoyar y consolidar el negocio de la CNT en el futuro.

¿Cuáles son los pasos legales para comenzar la fusión? Lo primero es que Telecsa tiene que transformarse a empresa pública, que esperamos que sea en un plazo de mes o mes y medio máximo. Luego, los directorios de las dos empresas deciden, previo a un informe favorable del Organismo de Planificación del Estado que recomienda la fusión por absorción. Y luego, un decreto ejecutivo del Presidente de la República, fusionaría las dos empresas, que esperamos se haga en un plazo de dos a tres meses máximo.

¿Cómo quedaría la estructura? Sería una unidad de negocios, así como ahora tenemos la unidad de Internet. La parte móvil es un servicio más que prestaría la CNT. Jurídicamente, ya no existirá Telecsa.

¿El nombre comercial, Alegro, se mantendrá? Inicialmente, se mantendría hasta que veamos oportunamente ese cambio de la marca, una vez que tengamos una oferta de valor comercial para nuestros clientes que realmente sea apreciada. Actualmente tenemos una red CDMA obsoleta prácticamente, y tenemos una operación MVNO con Movistar. Estamos en proceso este mes de lanzar una nueva red de última generación, convergente —es decir, ya pensando en la convergencia fijo-móvil—, que realmente nos dé una capacidad comercial diferente a lo que está ofertando el resto de operadores en el país.

¿Optarían por HSPA? HSPA con release 7 en el core. Podríamos fácilmente llegar a HSPA+ si es que el mercado lo demanda, y con capacidades de IMS en el core, lo que nos daría una facilidad muy grande para la integración y convergencia de servicio fijo-móvil. Estamos pensando en hacer un trial de IMS el próximo año. Eso nos daría una ventaja competitiva muy grande frente a nuestros competidores.

¿Está definido cuándo realizarían el despliegue de HSPA? Estamos pensando en que, como máximo, la última semana de abril estarían los pliegos ya al público, y esperamos lograr el despliegue de la red, por lo menos en las principales ciudades, para fines de este año.

¿Piensan mantener la infraestructura existente y el acuerdo con Movistar para el negocio de voz móvil? Claro, sería un modelo combinado. En las ciudades donde vamos a tener nuestra propia red vamos a hacerlo con HSPA, y tenemos el acuerdo de MVNO con Movistar y también el CDMA que tenemos en este momento, pero paulatinamente tenemos que ir apagando esa red. La idea es apagarla lo más pronto posible.

¿No hay posibilidad de reutilizarla para ofrecer acceso fijo o Internet en zonas rurales? Habría que hacer una evaluación, porque yo creo que es preferible usar HSPA como medio de acceso en la parte rural inclusive. Pasa que CNT utiliza para las zonas rurales CDMA450, que nos permite tener una cobertura muy amplia, y utilizaríamos también HSPA para los sectores urbanos marginales —no tanto en rurales—, porque el costo de operación de la red CDMA sería más alto.

¿Cuál es el monto que se invertirá en la operación de Telecsa? En la primera fase, este año, son 40 millones de dólares. Tenemos planificado invertir en la red 113 millones de dólares inicialmente, hasta 2012. Haríamos una evaluación, a fines de 2011 o inicios de 2012, si será conveniente hacer un despliegue masivo a nivel nacional, porque la idea inicial es ser un operador de nicho de mercado, donde esté concentrado el tráfico, y seguir utilizando el MVNO con Movistar en el resto del país. Pero eso será motivo de evaluación en el transcurso del negocio.

Inicialmente, haríamos un overlay de la red CDMA de Telecsa más Galápagos y Amazonía, y luego ir mejorando la penetración indoor en las principales ciudades, las que tienen mayor tráfico. También utilizaremos la red 3G como medio de acceso en los sectores urbanos marginales donde no se justifica hacer un despliegue de red tradicional. Hicimos un estudio preliminar de los planes de inversión de CNT sola y con la red 3G tenemos ahorros de inversión de cerca de 40 millones de dólares.

¿Cuál será el impacto para CNT por la absorción de Telecsa? No tenemos una cifra exacta. Telecsa como modelo de negocios independiente, tendría un EBITDA positivo recién en 2014, lo que la hace inviable como empresa separada. En cambio con CNT, esperamos que los resultados de este año sean mucho mejores a los que teníamos proyectados sólo como CNT. Esperamos que ya este año tengamos resultados positivos, o por lo menos, iguales, es decir que no nos afecte mantener la operación móvil separada.

Hicimos un análisis, y nos afectaría inicialmente en 2,5 millones de dólares al patrimonio de la CNT, un patrimonio de más de 1.000 millones de dólares, es decir, un impacto patrimonial insignificante. Y en resultados, al ser CNT accionista en un cien por ciento, las pérdidas las absorbíamos totalmente en nuestro estado de resultados, por lo que creemos que con la fusión tendremos resultados positivos.

En términos de clientes, ¿han fijado alguna meta? Tenemos una perspectiva. Queremos llegar a entre un ocho y diez por ciento de participación de mercado para 2014. Pero nuestro foco no es entrar agresivamente a la competencia en voz, queremos orientarnos a Internet. Queremos ser líderes, tanto en fija como móviles.



TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente. TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.