El sector móvil se perfila para un año de alta competencia

Una de las noticias de la semana es que Entel le ha entablado una batalla a Claro en el frente del marketing. La agencia publicitaria McCann-Erickson, que tiene como cliente a la compañía de telecomunicaciones chilena, presentó un reclamo ante el  Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar) en contra de la firma de origen mexicano, por supuesto uso de publicidad engañosa en una campaña relacionada con la 4G, de acuerdo con el diario chileno El Mercurio. Según el artículo, la empresa de publicidad objetaría la mención de la tecnología que aún no está presente en el mercado chileno.

Esta disputa reaviva una vieja polémica acerca del uso de los nombres comerciales de las tecnologías de telecomunicaciones, algo que se viene observando desde antes del lanzamiento de la 3G y que parecía que iba a quedar en el pasado, después de que a fines de 2010, la misma Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) avalara un uso más laxo de los nombres con fines publicitarios. Así, el máximo organismo internacional del sector daba luz verde para el uso de la sigla 4G —que en un principio parecía que estaría restringida a las evoluciones de LTE y WiMAX, ya que incluso estas tecnologías en sus primeras versiones tampoco calificaban como 4G— con tecnologías como HSPA+.

De todos modos, se espera que la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) subaste espectro en la banda de 2,6 GHz, apto para 4G LTE, durante este año. El proceso de apertura de sobres podría tener lugar incluso en abril próximo.

Pero más allá de este enfrentamiento superficial, el mercado móvil chileno se encuentra en un momento bastante particular. A algo más ya de un mes de la implementación de la portabilidad numérica y con unos 60.000 números portados, Claro fue el operador más favorecido, al obtener un saldo positivo de casi 12.000 usuarios. Entel también obtuvo una diferencia positiva, de aproximadamente 3.000 usuarios, y Movistar mostró una fuga de aproximadamente 15.000 usuarios. Desde ya que estos números son absolutamente marginales en relación a los volúmenes del mercado, pero no por ello los operadores dejarán de echarle un ojo al comportamiento de los usuarios a partir de la portabilidad. Y más aún teniendo en cuenta que otra de las vallas del jardín se ha caído: desde el 01 de enero de este año, comenzó a regir el desbloqueo de celulares. Teléfonos y números libres de ir de una red a otra.

Además, en enero el Poder Legislativo aprobó la nueva legislación para antenas de telefonía móvil, que aumenta las exigencias relacionadas con la salud, el impacto urbanístico y la ubicación de las radiobases celulares. Claro que la nueva ley, que podría ser promulgada entre marzo y abril de este año, también favorece también la compartición de Infraestructura o co-localización, la mimetización de los soportes, la instalación de antenas de menor tamaño, medidas de mitigación urbana y compensaciones para resguardar la plusvalía de los barrios con retasación de contribuciones. Pero el principal impacto para los operadores es que deberán relocalizar antenas ya instaladas, como aquellas que se encuentren cercanas a colegios, hospitales e instituciones similares. Las empresas del sector están evaluando la posibilidad de presentar una impugnación conjunta a la legislación, de la que participarían en principio Movistar, Entel, Claro y Nextel, de acuerdo con el Diario Financiero. En este caso, el sector privado se uniría para presentar su reclamo a las autoridades.

Como para aumentar la movilización del sector, no hay que olvidar que este año se duplicará —como mínimo— la cantidad de operadores móviles en el país. Ingresarán dos operadores tradicionales, es decir, operadores con red propia, que serán Nextel (propiedad de NII Holdings) y el cableoperador chileno VTR. A estos dos jugadores se sumará Virgin Mobile en calidad de operador virtual (MVNO, Mobile Virtual Network Operator). El arribo de más operadores incrementará la competencia, aunque los entrantes no lo tendrán fácil para hacer frente a los operadores establecidos.

Lucas Ledesma es un periodista que cubre el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información desde 2004. Ha trabajado y colaborado en diversos medios digitales e impresos relacionados con estos sectores. En abril de 2007, se unió a Tele-Medios como editor de TeleSemana.com. Su formación académica incluye la licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina) y un posgrado en Gestión Estratégica de las Comunicaciones en la Universidad de Belgrano (Ciudad de Buenos Aires, Argentina).

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.