Ifetel recrudece medidas contra América Móvil y pide separación del grupo

La confianza del regulador mexicano sobre los beneficios que había traído la declaración de América Móvil como agente preponderante —entre los que se destacaba la caída de precios por mayor competitividad— parece esfumarse al ver la última decisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) en su evaluación bienal sobre las medidas asimétricas impuestas en marzo de 2014 a Telcel, Telmex y Telnor.

A pesar de las medidas asimétricas establecidas hace casi tres años, la estructura de mercado en México no ha cambiado, excepto por la aparición de AT&T y la fusión entre Alestra y Axtel. Telcel hoy sigue dominando el mercado móvil y Telmex, el fijo. Y las esperanzas de un mercado más equilibrado, que aparecían en los años que se discutía la Reforma de Telecomunicaciones, no se han materializado.

La última decisión del regulador, confirmada por América Móvil en una nota a sus accionistas, parece querer revertir los errores del pasado —debe ser una tendencia ya que recientemente Ifetel dio marcha atrás con otra decisión, en este caso sobre Televisa, con el objetivo de enmendar el mercado de TV paga— y empujar finalmente la compartición de infraestructura de América Móvil.

En concreto, Ifetel determinó la inclusión de los principios de equivalencia de insumos y replicabilidad técnica a los términos bajo los cuales se prestan los servicios mayoristas regulados móviles de comercialización de servicios móviles para operadores móviles virtuales (MVNO) y para el servicio mayorista de usuario visitante (roaming). En el área fija, se añaden los mismos principios y se agrega la replicabilidad económica para servicios mayoristas regulados, incluyendo la compartición de infraestructura pasiva y desagregación de red local. Además, en ambos casos, se incluye una regulación expost para que Ifetel revise este tema.

Adicionalmente, Ifetel modificó la metodología de costos para la determinación de las tarifas mayoristas de servicios fijos al pasar de una metodología de costos evitados a una basada en costos incrementales promedio de largo plazo.

También se refuerzan las medidas para garantizar el acceso a la información de infraestructura y servicios relacionados a servicios mayoristas regulados.

Pero la gran noticia está en la orden de separación funcional de la provisión de servicios mayoristas fijos regulados. De esta manera, el Ifetel determinó la constitución de una persona moral independiente a Telmex-Telnor que preste exclusivamente servicios mayoristas relacionados con el acceso local, así como la compartición de infraestructura pasiva. Esta empresa debe ser distinta a la que ofrece servicios de telecomunicaciones a usuarios finales.

La medida parecería tener como único objetivo promover la compartición de infraestructura, lo que redundaría, a largo plazo, en mayor cobertura de sus competidores y un mercado más balanceado y competitivo. En solitario, una separación del grupo en servicios tradicionales de telecomunicaciones y servicios mayoristas no parece ser, inmediatamente, un beneficio para el mercado, sino más bien una complicación para el operador que deberá montar una nueva estructura. La compartición de activos podría darse siendo una única empresa de telecomunicaciones y servicios mayoristas, pero Ifetel debe haber considerado que si hasta ahora eso no ocurrió, lo mejor es separar la compañía para que haya un área exclusivamente dedicada a promover este negocio.

A partir de la resolución del Ifetel, Telmex-Telnor deberá presentar un plan de separación que será analizado y aprobado por el regulador. América Móvil ya avisó que no está de acuerdo con la decisión —¿cómo podría estarlo?— y considera que la resolución de Ifetel “no está basada en una evaluación integral en términos de competencia ni considera los profundos cambios ocurridos en el sector de las telecomunicaciones a tres años de la imposición de medidas asimétricas”. Cabe preguntarse si estos cambios —que, repetimos, tienen que ver más con mayor competitividad y caída de precios— son por las medidas asimétricas o más bien por una regulación en telecomunicaciones más abierta a las inversiones extranjeras, lo que permitió la entrada de AT&T.

América Móvil apuntó que la modificaciones y adiciones a las medidas notificadas “son violatorias de los títulos de concesión y confirman la falta de certeza jurídica y predictibilidad regulatoria en el sector”, por lo que ya advirtió que impugnará la resolución.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros