¿Está el modelo de negocio maduro para que FTTH sea una realidad a nivel masivo?

FTTH LATAM Conference – Las cifras de FTTH no son alentadoras, la tecnología está todavía en un estado incipiente y a pesar de esfuerzos aislados, no parece que, en el corto plazo, sea una alternativa viable.

Y es que montar un despliegue de fibra óptica es mucho más que una inversión de 350 dólares por hogar —esa es la cifra que calcula la industria, aunque hay quienes aseguran que con escala suficiente se pueden conseguir precios más económicos—, sino que es lidiar también con municipalidades y regulaciones de acceso y uso de postes que complican los proyectos. “La construcción es difícil, lenta y cara”, sintetizó John Burchett, jefe de Asuntos Exteriores y Política Pública de Google Fiber.

La industria ha escrito páginas enteras señalando la necesidad de fibra —y especialmente al hogar— por el incremento de la demanda. Y nadie discute que la próxima generación móvil, la 5G, demandará mucha más fibra. Sin embargo, ¿debe ser esta fibra al hogar?

Google Fiber comentó que recientemente han decidido poner “en pausa” por un año la extensión de su red de fibra óptica al hogar y afirmó que están buscando alternativas, entre las que señalan nuevas tecnologías —¿a qué no adivinan?— inalámbricas. Además, indicó que ha llegado a acuerdos con ciudades para que sean ellas quienes desplieguen la red de fibra, porque calculan que se reduce hasta un cuarto el tiempo de despliegue gracias al uso de infraestructura propia de entidades públicas. Porque la peor batalla, afirma, está en la negociación con incumbentes para el uso de los postes.

Si Google tiene estos problemas en Estados Unidos, difícil es imaginar estos proyectos en Latinoamérica. En Argentina muchos operadores del interior se han embarcado en proyectos de fibra, con resultados bien distintos. Dos ejemplos pioneros son los de Internet Services y Wiltel, dos operadores del interior del país.

Internet Services ha desplegado fibra al hogar en dos ciudades, y evalúa hacerlo en una tercera. Sin embargo, el camino no fue fácil. “Empezamos desplegando en el centro de la ciudad en vez de la periferia, pero allí hay mucha competencia. Pensábamos ganar 100 clientes por mes y estamos ganando solo 50. Eso extiende mucho los plazos de retorno de inversión”, señaló Patricio Seoane, presidente de la compañía y vicepresidente de la Cámara de Internet (Cabase). “En la periferia de las ciudades el ROI es más rápido, pero no se llega a usar toda la capacidad de la red”, afirmó.

En tanto, Carlos Wilson, presidente de Witel, indicó que en su caso comenzaron a desplegar la tecnología con el objetivo de migrar a sus clientes DSL, cuya red había llegado a tope en 2009. “Vendiendo solo banda ancha no se paga FTTH. Solo con Triple Play se amortiza la inversión”, señaló el ejecutivo. El problema, en este caso, es que el modelo de negocio de la televisión es difícil de negociar para un operador pyme, que requiere de grandes inversiones para la compra de contenidos. “Podemos sobrevivir si logramos escala de negocio”, indicó.

El retorno de inversión en este tipo de proyectos es clave, y no se trata de un problema que solo preocupe a las cooperativas y operadores pymes. También los grandes aseguran que deben darse las condiciones para poder presentar un proyecto viable económicamente para que las casas matrices les bajen los fondos para inversiones. Los grandes jugadores del negocio móvil se quejan principalmente de la regulación, que aseguran no es clara.

La posibilidad de dar servicios de video y la exclusividad por 15 años para el uso de la fibra que se despliegue en tres de las principales ciudades del país no parece ser suficiente incentivo a la inversión porque la incertidumbre regulatoria es mucho más importante. Además, algunos expertos aseguran que es mucho mejor promover la compartición de fibra, para evitar duplicar inversiones.

Los operadores coinciden, en general, con que la compartición puede ser efectiva. Adrián Di Meo, CTO de Telefónica, aseguró que el 25 por ciento de la red está compartida. En fibra, serán unos 3.000 kilómetros, casi el 10 por ciento de la extensión de la infraestructura. “Compartimos mástiles y fibra óptica de larga distancia. No veo el impedimento para compartir también el acceso”, indicó Martin Wessel, gerente de Evolución Tecnológica de Telecom Argentina. En conversaciones anteriores con ejecutivos de Claro, también se mostraron a favor de compartir el acceso de fibra.

No obstante, para compartir acceso primero se requiere que alguien despliegue, y por lo que señala Seoane —y por como se estructura la fibra a lo largo de Latinoamérica—, parecería que los despliegues se realizan en sitios donde existe un operador monopólico o hay un oligopolio. En donde hay competencia —y esto fue señalado específicamente por Seoane—, el modelo de negocio no está tan claro.

“Creemos en el backbone de fibra”, apuntó John Burchett, de Google Fiber, declaración que nos deja pensando si de verdad cree en un acceso de fibra. La decisión de evaluar tecnologías inalámbricas refuerza la idea de que la fibra irá cada vez más cerca del hogar, pero posiblemente, no siempre hasta el hogar: los operadores de televisión tradicional llegarán al hogar con última milla de cable coaxial, mientras que los operadores móviles lo harán con 4G o 5G. El modelo de negocio hoy no parece estar tan claro como para justificar un despliegue de FTTH, aunque sí para colocar fibra que soporte la densificación de las redes móviles. Quizás es por eso que el FTTH Council haya cambiado su nombre a Fiber Broadband Association.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.