La señalización 4G “hará aguas” con la simultaneidad de dispositivos IoT conectados

La 5G es esa meta que toda la industria se ha autoimpuesto para mejorar las tasas de latencia, ofrecer mayor velocidad de acceso y generar nuevos negocios. Y por eso, aún antes que se defina el estándar, los operadores se apuran para probar prototipos de lo que será la próxima generación móvil.

Esta semana fue el caso de Movistar Argentina y Ericsson, que realizaron la primera prueba pre5G en el país y una de las pocas que se han hecho de la tecnología en América Latina. El fabricante ya había realizado testeos de la tecnología en Brasil, con América Móvil, y algunas pruebas internas en otra ciudad latinoamericana —que no fue publicitada—. El plan es continuar realizando pruebas similares en la región con algunos de sus clientes.

La experiencia realizada hoy es importante porque se alcanzó un récord de velocidad: 22 Gbps en una red de 28 GHz con un ancho de 800 MHz —mucha más cantidad de espectro que lo que hoy tienen asignados los operadores para todas sus redes y servicios móviles—. “Es importante esta prueba porque el gran desafío son las banda altas. En 28 GHz, hasta la hoja de un árbol puede hacer interferencia”, indicó a la prensa Adrián Di Meo, CTO de Telefónica. Quizás por eso es que la prueba de 5G realizada en Argentina se focalizó en el uso de beamforming, una característica de la nueva red de radio que permitirá mejorar la dirección de los haces de señal según el movimiento del dispositivo, reduciendo así la interferencia.

“Es importante probar ahora la tecnología para poder estar preparados para la estandarización”, resaltó el ejecutivo. Telefónica instalará, junto con Ericsson, un laboratorio 5G permanente para probar la tecnología y distintos casos de uso en conjunto con desarrolladores. Las compañías aseguran que será el primer laboratorio de su tipo en la región.

Di Meo asegura que 5G demandará portadoras de 100 MHz continuos, por lo que la disponibilidad de espectro será fundamental para el éxito de la tecnología. “Por eso es que se piensa en bandas altas, porque son las que tienen más posibilidades de asignar más cantidad de MHz continuos”, alertó. El uso de 800 MHz de espectro para la prueba llamó la atención del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, que aprovechó para señalar que su gestión trabajará para “disponibilizar todo el espectro que sea necesario y generar condiciones para invertir”. Sin embargo, prefirió no dar detalles sobre futuras licitaciones de espectro o cambios en la regulación —se esperan nuevos decretos para el sector antes de la sanción de una nueva Ley Convergente—.

El espectro es uno de los impulsores de 5G, pero también lo es generar el ecosistema. Di Meo considera que la 5G será viable cuando aparezca el ecosistema y los casos de uso que impulsen las inversiones en tecnología. “La 5G no es solo smartphone y más capacidad”, señaló. Al respecto, Eduardo Castañón, director de Redes de Ericsson para América Latina, afirmó que ya se están haciendo pruebas en segmentos como agricultura o servicios públicos, entre otros.

Lo que toda la industria coincide es que 5G es posiblemente la red que vaya a dar vida al Internet de las Cosas (IoT), que de todas maneras no es otra cosa demasiado distinta a lo que existe en 2G —como M2M—, en 3G y en 4G —con la modalidad LTE-M o NB-IoT—. Sin embargo, 5G podrá aportar un valor adicional, al permitir mejorar la administración de los dispositivos conectados a la red de manera simultánea, que se esperan se multipliquen exponencialmente en el futuro. “Al momento de manejar la simultaneidad de la señalización es cuando 4G va a empezar a hacer agua”, explicó Di Meo. “Es lo mismo que pasó cuando salió el smartphone y las redes 3G empezaron a tener problemas de señalización y congestión”, agregó. “Supongamos que 150 millones de dispositivos quieren registrarse a la vez para un upgrade de software. Necesitamos una arquitectura que te proteja de esa situación. Esa es la idea de la 5G”, añadió el CTO de Movistar.

Curiosamente, en la prueba no se habló de latencia, una de las principales características de la futura red 5G. Di Meo, en diálogo con TeleSemana.com, explicó que las tasas de latencia tendrán mejoras con el nuevo radio 5G, pero afirmó que el verdadero cambio se dará con el Edge Computing, es decir, con la posibilidad de hacer el procesamiento en el borde de la red.

Telefónica aseguró que en Argentina el 80 por ciento de sus radiobases están hoy conectadas a fibra óptica, y ese mismo 80 por ciento tiene el RAN centralizado. Esto le permitirá a la compañía poder hacer un despliegue mas rápido y menos oneroso de la futura red 5G, ni bien la estandarización esté disponible.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.