Red Compartida supera el 30% de cobertura dos meses antes de lo previsto

La red mayorista sobre 700 MHz tendrá que entrar en operaciones a más tardar el 31 de marzo de 2018 con una cobertura del 30 por ciento de la población mexicana. A 65 días de la fecha, el adjudicatario del proyecto, Altán, anunció que alcanzó su primera meta y superó el 30 por ciento de la población local con la instalación de más de 2.500 sitios con antenas, incluyendo a 36 pueblos mágicos y 7,8 millones de personas en localidades de menos de 10.000 habitantes. Esto es posible por la utilización de infraestructura de Telcel.

De cara al inicio de operaciones de la Red Compartida, Altan invirtió más de 4.500 millones de pesos (241,9 millones de dólares) en el despliegue en sitios en Toluca y la zona metropolitana del Estado de México. En esta última, la construcción implicó más de 2.500 kilómetros de fibra óptica, la instalación de 885 sitios en 92 municipios de la entidad federativa y la incorporación de un centro de datos. El proyecto beneficiará a un total de 13,8 millones de habitantes del Estado de México.

Bernardo Sepúlveda, presidente del consejo de Administración de la empresa, dijo, en diálogo con El Economista, que “vamos a continuar el despliegue a la mayor velocidad posible para llegar como mínimo al 92 por ciento de la población”. Ese es el porcentaje que había propuesto el consorcio en el proceso licitatorio.

Uno de los más resonantes sobre el futuro de la red es si hay suficientes celulares compatibles con esa banda. The-CIU advierte que, hasta el momento, la respuesta es “no”. En este contexto, Sepulveda señaló que Altan está en proceso de homologar equipos que soporten 700 MHz y agregó que en un primer catálogo habrá seis dispositivos compatibles que se comercializarán a menos de 2.500 pesos (134 dólares), 30 por ciento debajo del costo promedio de un smartphone en el país. La idea es que esa oferta se amplíe y haya 25 por ciento más de modelos 4G en esta gama de precios.

El tres de abril próximo entrará en vigencia la disposición del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que establece que todos los teléfonos 4G que se comercialicen en el país deberán soportar la banda de 700 MHz, justamente para evitar que cuestiones técnicas afecten el desarrollo de la Red Compartida.

Entre sus objetivos, la Red Compartida prevé llevar cobertura a sitios aislados, mejorar la calidad de servicios, reducir precios, promover la competencia y fomentar la innovación en los servicios digitales. La iniciativa demandará una inversión estimada en 7.000 millones de dólares.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.