Hay quienes piensan que 5G destronará a Wi-Fi pero 9.000 millones de dispositivos dicen lo contrario

¿Puede Wi-Fi descansar en su ecosistema para mantenerse relevante con la llegada de la 5G? El reporte anual de Wireless Broadband Alliance (WBA) muestra que Wi-Fi es una tecnología todavía en crecimiento. Y no es de extrañar porque según la organización, Wi-Fi genera confianza en la industria, con un 84 por ciento de los encuestados confiados en invertir en la tecnología. Incluso, un 51 por ciento dijo sentirse más confiado que el año pasado. Así, por el lado del Wi-Fi no parece que haya dudas sobre su viabilidad a futuro.

Pero antes este escenario ¿se atrevería alguien a argumentar que Wi-Fi podría tener los días contados debido a la llegada de la 5G? Sabemos que por lo menos, nada más y nada menos que el CTO del regulador británico Ofcom, Mansoor Hanif, no sólo está dispuesto a defender esta tesis, sino que además se atreve a hacerlo delante de una audiencia pro Wi-Fi. Según el funcionario, 5G llegaría para poner en jaque el ecosistema de Wi-Fi, ya que, por primera vez, las tecnologías móviles serán capaces de penetrar en los hogares y los edificios comerciales, dos de los reinos indiscutidos de Wi-Fi.

Esto no es porque las redes móviles de próxima generación tendrán mejor cobertura sino por una capacidad que ya aparece como el principal beneficio de 5G: network slicing o, mejor dicho, la posibilidad de entregar los diversos requerimientos de la empresa de una forma costo efectiva, algo en lo que Wi-Fi parece que ha fallado, dice Hanif.

Los dichos del CEO de Ofcom ocurrieron durante el último evento de la WBA, lo que los medios tomaron como una provocación. Pero al leer entre líneas, la realidad es que Hanif parecía intentar despertar a un auditorio quizás demasiado confiado de la penetración que logró conseguir Wi-Fi.

Hanif asegura que la 5G no reemplazaría a Wi-Fi sino que, en realidad, convergerán. Esto sucede porque los fabricantes llegarán con SoCs capaces de soportar tanto Wi-Fi y conectividad celular, relegando así la conectividad Wi-Fi y convirtiéndolo en una “tubería tonta” —¿aunque, en realidad, qué red de acceso no tiene esa amenaza latente?—.

Wi-Fi confía en que los cerca de 9.000 millones de dispositivos con capacidad de conectarse a la red —muchos más que 5G, que recién tendrá los primeros terminales para 2019— y la experiencia del usuario con la tecnología sean suficientes para garantizar su reinado. La organización confía que el avance de Wi-Fi 6 (802.11ax) permitirá avanzar en nuevas áreas como casos de uso IoT e integración con 5G. De hecho, las encuestas realizadas por TeleSemana.com a operadores en América Latina muestran una buena predisposición hacia Wi-Fi Halow como alternativa para IoT, lo que significa que, a pesar del barullo sobre 5G y sus beneficios para conectar las cosas, todavía Wi-Fi aparece como una tecnología más que interesante para el mercado.

El problema para Wi-Fi es que busca entrar en el mismo territorio que la 5G: banda ancha fija inalámbrica como una alternativa para fibra, con el uso de banda milimétrica y WiGig en la banda de 60 MHz. Esta banda es la que busca aprovechar, además, Telecom Infra Project con su tecnología Terragraph.

La nueva versión de Wi-Fi recién estará lista a finales de 2019 y WBA confía en que sea aprovechada por los operadores para complementar 5G. De hecho, Korea Telecom ya ha demostrado sus planes de desplegarla comercialmente.

La realidad es que existen algunos despliegues de Wi-Fi por parte de los operadores. Los hotspots de nueva generación (NGH) y la solución Passpoint es apoyada por operadores de la talla de AT&T. La solución permite proveer acceso “sin fisuras” entre Wi-Fi y las redes licenciadas, mejorar la calidad de experiencia y reducir el churn, además de realizar offload de redes celulares para evitar la congestión, según la propia WBA.

Las cartas están sobre la mesa y sólo quedará ver si los beneficios que propone la nueva versión de Wi-Fi —que incluye, además, mejoras en la seguridad— serán suficientes para que la tecnología despierte mayor interés o si, como dice Hanif, terminará relegada por la 5G. En cuanto a promesas tecnológicas, la 5G parece tener todos los ases mientras que Wi-Fi tiene una escala real en materia de dispositivos. El problema es que, así como en el póker, en telecomunicaciones no siempre las cartas en la mano aseguran ganar la partida.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: leticia.pautasio@telesemana.com

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.