Latinoamérica: operadores deberán trabajar para maximizar beneficios de 1.000 millones de dispositivos IoT

Internet de las Cosas es un concepto interesante, útil para quien quiera destacarse en alguna charla de amigos. Vistoso. Si fuera una persona sería agradable, vestiría traje y corbata, traería una copa en la mano y las ambiciones de quien se considera emprendedor. Una cartera con pronósticos favorables y un curriculum lleno de futuro completarían su look. Pero es un negocio y por más proyecciones que lo acompañen poco servirá la cantidad si los operadores no encuentran su lugar en el ecosistema.

La realidad IoT aplica a todo el mundo pero Latinoamérica sirve como ejemplo para analizar circunstancias y posible impacto de un término que según la mayoría se ha hecho público por primera vez en 2009. La región terminará el año con 313 millones de dispositivos IoT conectados, indicó 5G Americas con información de Frost & Sullivan. El crecimiento esperado para los próximos años es exponencial pero quizás insuficiente para convertir al concepto en un buen amigo de las finanzas de las empresas de telecomunicaciones.

Una tasa anual compuesta de 26,7 por ciento hará que entre 2017 y 2023 se triplique la cantidad de dispositivos IoT conectados en esta parte del mundo. Habrá 995 millones para cuando al cierre de ese año, lo que en una cuenta simple sería casi el triple que los que se registrarán cuando termine 2018. Pero “para aprovechar sus beneficios las empresas deberán rediseñar por completo su modelo de negocio”, consideró Ignacio Perrone, gerente de Investigación ICT para América Latina y el Caribe de Frost & Sullivan.

Es cierto que las palabras de Perrone son replicables a múltiples negocios en los que los operadores deberán trabajar si le quieren sacar provecho. La monetización de 5G ha sido un tema de debate que todavía no termina ni aquí ni en otras partes del planeta. Pero en el caso particular de IoT el ejecutivo no es el único preocupado por la adaptación de los operadores del sector, el propio GSMA indicó en un informe reciente que si bien “el incremento en la cantidad de dispositivos resulta atractivo, esto no significa una oportunidad de crecimiento económico para los operadores”.

El organismo consideró que para 2025 el valor del mercado IoT será de 1.100 millones de dólares pero la conectividad representará únicamente el cinco por ciento de los ingresos. Los datos que atañen solo a la región son todavía menos optimistas: en siete años IoT generará 47.000 millones de dólares y solo el dos por ciento de los ingresos corresponderá a la conectividad. El resto se dividirá entre aplicaciones, plataformas y servicios (61 por ciento) y servicios profesionales (31 por ciento).

Hay coincidencia en cuáles serán las industrias que liderarán el ranking IoT en algunos años. El puesto de cada vertical varía según el caso que se tome pero parece no haber dudas de que smart cities, agroindustria y salud entrarán en el top cinco. Estos tres fueron reconocidos como los más relevantes en el plan IoT que puso en marcha Brasil y también aparecen como las industrias con más posibilidades de éxito en Colombia. Servicios públicos es otra vertical que aparece casi siempre en las proyecciones.

Otro punto en donde todos están de acuerdo es en que la región debe trabajar en que la regulación favorezca el desarrollo de Internet de las Cosas. En ese punto coincidieron Alejandro Adamowicz (GSMA) y José Otero (5G Americas) en el IoT Latam Summit 2017. También es clave la adjudicación de espectro para satisfacer la demanda creciente de tráfico de datos.

GSMA habla en su último informe de que para 2025 habrá 1.313 millones de conexiones IoT en Latinoamérica frente a las 444 millones informadas al cierre de 2017. Buena parte de las incorporaciones en estos años vendrán de la domótica en el caso del segmento consumidor y de edificios inteligentes, en el plano industrial. ABI Research proyecto, por su parte, que el segmento consumidor representará 6.600 millones de dólares en el mundo para 2023.

En este contexto, se puede concluir que habrá un aumento en el número de conexiones y dispositivos IoT en los próximos años. Será responsabilidad de las autoridades fomentar su desarrollo con un esquema regulatorio adecuado y quedará en los operadores el desafío de ganar cuota en la torta de ingresos, con cada vez más empresas de múltiples rubros involucradas en el ecosistema.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.