Argentina presenta baja en venta de celulares por problemas propios y coyunturales

El que acaba de terminar ha sido de los peores años para los fabricantes de celulares en Argentina. Despacharon 8,5 millones de aparatos en 2018, menos que cada uno de los 13 años anteriores. La última cifra más baja es de 2004, cuando se vendieron 7,4 millones. Pero por entonces el mercado móvil estaba compuesto por 13,5 millones de líneas, tres veces menos que en la actualidad.

“Las condiciones del mercado y las reacciones de cada uno de los actores determinaron que haya quedado concentrado en Samsung y Motorola, que entre ambos se quedaron con las tres cuartas partes de participación. LG y Huawei entraron en un proceso de reorganización interna luego de alcanzar una cuota por debajo de la que tuvo alguna vez, en el primer caso, y menor de lo esperado, en el segundo”, indicó el informe de Carrier y Asociados relevado por iProfesional.

La situación a la que llegó Argentina responde a cuestiones propias y coyunturales. Jorge Giordano, gerente de la Cámara de Agente de Telecomunicaciones Móviles en Argentina, ya indicaba a TeleSemana.com que el precio de los celulares es un factor que altera los planes de los consumidores. Si esa realidad servía como contexto hace algunos meses la idea parece ganar todavía más fuerza si se tiene en cuenta las serias dificultades económicas que está atravesando el país, con una devaluación e inflación anual de las peores de las últimas décadas.

Otro punto a considerar es el crecimiento que ha tenido en los últimos años el mercado ilegal, punto que ya fue foco de críticas de los fabricantes a las autoridades nacionales. Sin embargo, el estudio indica que el contrabando también se vio alcanzado por el mal contexto y se estima que en 2018 ha caído un 50 por ciento para ubicarse en 1,4 millones de unidades.

Aunque todavía no hay cifras definitivas para la región en 2018, un estudio de CounterPoint ya registraba una caída del siete por ciento anual en las ventas de smartphones en el segundo trimestre. La compleja situación que atraviesa la economía latinoamericana fue uno de los factores mencionados por el estudio, que también ponía entre los puntos a considerar que en año de elecciones en países clave como Brasil y Colombia generó que los consumidores modifiquen su comportamiento de compra.

El costo para adquirir un nuevo smartphone es cada vez una mayor para los consumidores por la baja en el poder adquisitivo en los países de la región, que en varios casos se suma a un aumento en el precio de los celulares. Esto añadido a que cada vez más utilizan la opción de comprar en cuotas genera que la tasa de sustitución de los equipos se de en plazos más extensos, lo que tampoco juega a favor de los números de venta en esta parte del mundo.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.