Operadores chilenos ganan tiempo en la puja por espectro

Incertidumbre es una palabra que a ningún mercado le gusta porque, se sabe, espanta a los inversores. Y, curiosamente, la palabra está apareciendo muy a menudo en las noticias relacionadas con las telecomunicaciones. Desde las dificultades para determinar cuál será el modelo de negocio de la 5G hasta la guerra con el proveedor de equipamiento Huawei y la judicialidad en Chile, la incertidumbre parece reinar.

Los operadores chilenos acaban de ganar algo de tiempo pero quizás no suficiente como para dar por ganada la batalla. Y aunque seguramente pudieran celebrar luego de un revés que les costó más que una desilusión, la realidad es que todavía no están dadas las condiciones para que puedan volver a sonreír.

Para poder entender lo que está sucediendo esta semana hay que ir un poco para atrás en el tiempo y entender que se trata de una batalla que se dirime en los juzgados y dónde se mide, fundamentalmente, la cintura de los abogados de cada parte. Y es una batalla que tiene mucho en juego: nada más y nada menos que el espectro en la banda de 700 MHz, asignado a los tres principales operadores. Un espectro que ya está siendo utilizado y que, además, se muestra como clave tanto para servicios 4G como para futuros 5G.

Cuando la Corte Suprema de Chile determinó que estaba vigente el límite de 60 MHz al momento de realizar la licitación, estableció que los operadores deberían devolver espectro pero, al mismo tiempo, que la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) tendría la facultad de elevar los topes de acumulación de espectro y, además, hacer cumplir el fallo. El fallo, que algunos interpretamos como una oportunidad para reorganizar el espectro, no fue entendido por todas las partes por igual. Y en vez de provocar que la Subtel actúe como un líder para generar un acuerdo de industria, lo que finalmente ocurrió es que los diferentes actores involucrados llevaron cada punto y coma a la justicia, logrando amontonar cada vez más papeles en los escritorios.

En este nuevo capítulo de la serie jurídica, el Tribunal Constitucional (TC) de Chile acogió un pedido de los operadores para revisar un artículo de una ley por el cual el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) determinó que no había posibilidad de apelar su decisión de devolver espectro inmediatamente. Se trata de una jugada maestra por parte de los operadores ya que, mientras se mantiene la revisión en el TC, se suspende cualquier otra causa en el TDLC. Esto les hace ganar tiempo y evitar devolver el espectro en el corto plazo. “Entel, Movistar y Claro están procurando por todos los medios a su alcance no cumplir el fallo de la Corte Suprema”, afirma una persona conocedora de la situación. Y lo logran, porque la decisión del TC les da tiempo para fortalecer sus argumentos y esperar que el tema decante mientras pueden seguir conservando el espectro por el que pagaron.

La cuestión de fondo —si es que existe una única cuestión de fondo— es si, habiendo un trámite iniciado por Subtel para incrementar los topes de acumulación de frecuencias, los operadores deben o no devolver el espectro en disputa. “La consulta ante TDLC que fijará nuevo límite de espectro no se suspende con esta resolución del TC, aunque podría afectar su resultado”, afirmó a TeleSemana.com Pedro Huichalaf, exsubsecretario de Telecomunicaciones de Chile.

Lo cierto es que, mientras se dirimen las cuestiones en la justicia, tanto de un lado como del otro parecen coincidir que en Chile falta decisión política y sobra decisión jurídica. “Esto se produce por la absoluta incertidumbre jurídica que existe y parte de la culpa la tiene Subtel por no tener un rol de decidir qué hacer en forma clara y precisa”. Las palabras son de Huichalaf pero podrían también adjudicarse a otros actores que conocen de cerca el conflicto.

La incertidumbre se ha vuelto moneda corriente en Chile y alguien deberá reaccionar a tiempo para que la judicialidad no se vuelva una bola imparable. “La suspensión afecta al llamado que hace el gobierno a que las empresas inviertan en telecomunicaciones porque ninguna querrá hacerlo hasta que no se resuelva el fondo”, apuntó Huichalaf.

Uno puede suponer que la falta de inversiones por parte de Entel, Movistar y Claro tiene lógica pero es que la situación influye incluso entre quienes ven el partido desde el banco de suplentes. Wom había solicitado que los operadores devuelvan el espectro y definiciones sobre las bandas a devolver, con la esperanza de que el espectro resultante pueda repartise entre el resto de los jugadores. Pero la realidad es que, si esto ocurriera, la judicialidad existente y la falta de planes concretos sobre cómo administrar los recursos tampoco parece garantizarle a Wom acceder al espectro que desea para mejorar sus servicios 4G.

Existen otras cuestiones, como la liberación del espectro que alguna vez había sido reservado para redes de emergencia, que parecen avanzar a paso lento pero que, seguramente, tampoco tendrán una resolución favorable hasta tanto se conozca cuáles serán los nuevos topes de acumulación de frecuencias y cómo, finalmente, estará compuesto el mapa de espectro.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.