Con la entrada de Bitel se intensifica la competencia por el hogar peruano

Los cuatro operadores que tienen adjudicado y prestan servicios móviles en Perú competirán también en el hogar. Ya lo hacen tres de ellos y al listado se suma la vietnamita Bitel, que se prepara para embarcarse en su proyecto de triple play para residencias luego de casi cinco años de presencia en el mundo móvil. La distancia que presenta Telefónica en el segmento fijo hace un verdadero desafío pero, igualmente, todos confían en que todavía hay mercado esperando ser atendido.

El objetivo de Bitel en Perú es expandirse. Esa es la premisa que persigue en el plano móvil, en el que a pesar de sus pocos años de vida lidera en número de antenas instaladas de 4G y tiene mejor cobertura geográfica que cualquier otro. En lo fijo en tanto, se propone ingresar de lleno a competir en los hogares con Internet fijo, telefonía y televisión. Según se aprecia en su página oficial, el operador ya ofrece banda ancha vía fibra óptica.

Su gerente General, Phan Hoang Viet, amplió en declaraciones tomadas por El Comercio que actualmente tienen unos 34.600 kilómetros de fibra desplegados —casi el doble de las registradas al cierre de 2016—, con los que este año podrán llegar al 25 por ciento de distritos del país. Si bien se están haciendo pruebas en algunas provincias, los servicios llegarán primero a Lima y otras ciudades.

El ejecutivo planteó que solo un 35 por ciento de los hogares de Perú cuentan con Internet, mientras que en Latinoamérica la cifra asciende al 60 por ciento. “Hay un espacio de casi 30 por ciento de Internet como oportunidad para nosotros”, agregó. Sus declaraciones bien encajan en la idea planteada por Claro cuando hace unos días anunció la ampliación de su red de fibra óptica para ganar terreno en el interior del país.

Las buenas intenciones de estos operadores se toparán con la hegemonía de Telefónica en Internet fijo. La española atiende a 1,9 millones a abonados o lo equivalente a casi el 75 del total gracias a un crecimiento en el número de suscriptores en el orden del 10 por ciento interanual a septiembre de 2018. Lo sigue de lejos América Móvil con 460.263 y Entel, el cuarto, con casi 129.000..

A la idea de los competidores de que hay mercado para ganar se suman los detalles de tecnologías de acceso en Perú. Solo 51.000 de los clientes de Internet fijo de Telefónica son de “otras tecnologías”, listado en el que el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) todavía usa para englobar accesos satelitales o de fibra óptica. Quizás el salto tecnológico le permita a la competencia mejorar sus ofertas y ganar más que terreno todavía no explorado.

En televisión, que también pronto estará atendido por todos los mencionados, la situación no es muy distinta. Telefónica concentra 1,4 millones de los 2,1 millones de accesos totales. Queda para el resto una pequeña porción en las que aparece América Móvil como segundo en la lista y Directv, tercero. Aquí también la española ganó terreno en el último año, pues al considerar la presentación de resultados aumentó su base un 13 por ciento interanual al tercer trimestre de 2018.

Telefonía fija es el que cierra el circuito hogar. Si adivinaron no habrá premio, pues aquí también el líder es el mismo. Tiene 2,1 millones de usuarios, casi tres veces más que su inmediato perseguidor Claro y también más que los 62.000 que contratan Entel.

Fuera del hogar, la discusión más fuerte en Perú de los últimos tiempos ha sido en el plano móvil. La particularidad del mercado en términos de share llama la atención de una región que parece encontrar en tres el número apropiado para mantener equilibrado el mercado celular. En Perú Telefónica es líder y Claro lo sigue. Mucho después aparece Entel y Bitel, en competencias que parecen aisladas. Pronto se sumará Dolphin al listado de MVNOs de la que hasta ahora, tras la salida de Virgin Mobile, solo participa un golpeado Incacel.

Sobre la competencia móvil, Hoang Viet, señaló que Bitel pasó de una cuota de participación de seis a 11 por ciento en Lima. Pretende alcanzar el 19 por ciento de los usuarios a escala nacional para el cierre de 2019 y, para lograrlo, reforzará su cobertura 3G y 4G, dijo. Si el mercado se comportara igual que el último año habrá unos 43 millones de líneas móviles cuando termine el año y Bitel deberá tener más de ocho millones para cumplir su objetivo, algo difícil teniendo en cuenta que tiene 5,4 millones.

Así las cosas, la competencia en el mundo móvil peruano parece replicarse en el hogar, quizás porque un 130 por ciento de penetración móvil y una baja en la facturación móvil —cayó cinco por ciento en el último año— obligó a todos a meterse más de lleno en otros negocios.Telefónica es dueño del mercado. El resto quiere hacerle fuerza con la fibra óptica como diferencial para conquistar a eventuales clientes. Los deseos de unos y otros se medirán en un escenario compuesto por más de 31 millones de viviendas, según los últimos datos oficiales disponibles.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.