México promete aumentar ochos puntos hasta el 95% la cobertura de Internet para 2024

El presidente Andrés Manuel López Obrador cumplió con lo previsto por la ley y entregó al Congreso el Plan Nacional de Desarrollo con detalles de la agenda que tendrá México hasta 2024. El funcionario valoró que en esta oportunidad se presentó un proyecto “a partir de nuestra realidad, que no se ajusta a los dictados de organismos internacionales o gobiernos extranjeros”. Entre los objetivos planteados hay varios que rozan al sector y algunos que lo involucran directamente, como el desafío de ganar ocho puntos en la cobertura a Internet en seis años.

Generar empleo, promover la innovación, desarrollar el sistema financiero, facilitar el acceso a las comunicaciones y el transporte y empujar el crecimiento de sectores como el agropecuario o el turismo se leen como metas en el resumen del proyecto que cuenta con 64 hojas y un sinfín de premisas como el cierre de las brechas de pobreza y desigualdad o el restablecimiento de un Estado de derecho cono la justicia. “El fortalecimiento de los principios éticos irá acompañado de un desarrollo económico que habrá alcanzado para 2024 una tasa de crecimiento de seis por ciento”, anunció el gobierno de López Obrador.

Las telecomunicaciones tuvieron un lugar importante en sus primeros pasos como presidente, además de que el sector ocupó un buen lugar en las páginas de promesas en época de campaña. Al asumir se propuso conectar a todos los mexicanos sin acceso a Internet y modificó el proyecto de Red Troncal de Fibra Óptica, iniciado por la gestión anterior. Se esperan más detalles de su contrapropuesta para buscar a un socio privado que se ocupe del despliegue y operación del tendido. En plan original hablaba de 25.000 kilómetros pero la administración actual cree que pueden ser 50.000 kilómetros, lo que resulta al menos desde los ejemplos internacionales demasiado optimista.

En su proyecto para el sextenio México se propone hacer uso de las nuevas tecnologías como un habilitador del desarrollo económico y social de la población, una idea que podría encontrarse, o debería, en la hoja de ruta de cualquier país del mundo. El documento habla de eficiencia y también de respeto a los organismos autónomos, lo que podría tomarse como buena noticia para un Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que todavía se queja de la reducción de presupuesto por las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno entrante.

“La política de gobierno de México estará orientada a desarrollar de manera eficiente las telecomunicaciones y la radiodifusión para el beneficio de los usuarios a nivel nacional, manteniendo las condiciones de competencia, certidumbre a la inversión, marco institucional eficaz y una regulación oportuna, moderna y pertinente”, dice el plan es su versión extendida a la que tuvo acceso El Economista.

En la semana que se conoció que Altán Redes cumplirá en octubre con el hito de cubrir al 50 por ciento de la población con la Red Compartida, el equipo del presidente diagnosticó que el 39 por ciento de los habitantes de las zonas rurales del país no cuentan con acceso a banda ancha. La carencia es todavía peor en Chiapas (24 por ciento), Guerrero (27 por ciento), Veracruz (33 por ciento) y Zacatecas (35 por ciento). El 70 por ciento de los desconectados en sitios rurales corresponden al estrato socioeconómico más bajo, añade el documento.

En términos de cobertura, López Obrador prometió que en septiembre de 2024 habrá 95 por ciento de cobertura de Internet en México. La cifra es ocho puntos más alta que el nivel de alcance que heredó de la gestión anterior y todo un desafío si se tiene en cuenta que ya están iluminados los sitios más poblados o que presentan facilidades para la instalación de cualquier tipo de tecnología. En 2012, cuando Peña Nieto presentó su propuesta para el sextenio, el porcentaje era de apenas el 46 por ciento.

“Al promover el acceso a la banda ancha se fortalece la competitividad de las empresas y eleva la productividad de los trabajadores. Será necesario dar especial atención al desarrollo del comercio electrónico y de ciberseguridad, así como al uso de productos financieros asociados al Internet. La economía digital abre una enorme oportunidad para desarrollar nuevos esquemas de negocio y formas alternativas de interacción, consumo y producción para impulsar el desarrollo económico; disminuye la necesidad de intermediarios y facilita el acceso a los mercados globales”, cierra la propuesta.

Fuera de sus metas, el gobierno deberá trabajar en resolver los pedidos de la industria entre los que destaca aplicar un esquema de contraprestaciones y enfoque recaudatorio en las concesiones de espectro y la eliminación de barreras para el despliegue de infraestructura, entre otros. También deberá generar condiciones apropiadas para el desarrollo de 5G, un punto en el que trabaja con estudios a cargo del regulador local.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.