El precio y la falta de adaptación es más enemigo de la TV paga que los OTT

La industria de televisión paga debatió los desafíos que presenta un mercado cada vez más dinámico y con gigantes apareciendo a cada minuto, como en las películas, para involucrarse como protagonistas de los que hasta un rato era su negocio. Una fría Buenos Aires funcionó de contexto para algunas dosis de autocrítica y una certeza: innovar dejó de ser solo una buena idea y ya es obligación para quien quiera seguir siendo parte del mundo de los contenidos.

Los consumidores tienen cada vez menos tiempo y quieren ver lo que quieren, cuando quieren y desde el dispositivo que desean. Bajo esta premisa y con la noción de que buena parte de las empresas involucradas todavía está un paso atrás, inició el evento Nextv Series. Entre los datos iniciales presentados por Dataxis resaltó que Latinoamérica presenta una penetración de TV paga de 39,6 por ciento, apenas por encima de lo registrado un año atrás.

“El crecimiento de la televisión paga tiene que contemplar a los nuevos actores. Sin inversión en OTT te quedas fuera del mercado”, dijo Rodrigo Aliaga, director del proveedor boliviano Digital TV Cable. Su idea tuvo consenso a lo largo de la primera mañana, en la que los operadores se mostraron a favor de cooperar contra lo que, ya a esta altura un tema superado, no se ha podido luchar. Algunos optaron por alianzas con terceros mientras que otros desarrollaron su propia plataforma pero ninguno, o casi, desestima hacer acuerdos.

El que cambia las reglas del juego es Internet. Buena parte de los presentes admitieron que su negocio central ya dejó de ser la televisión paga y es la banda ancha. A partir de ella es que piensan en mejorar sus servicios y ofrecer nuevos, aumentar el ARPU o lograr la calidad que piden quienes están en condiciones de pagar más. Para el resto o para los todavía desatendidos, la premisa es llegar de alguna forma, con inversiones que no rompan la balanza por poco rédito económico.

“El 30 por ciento de nuestros clientes es Premium”, dijo Ariel Hernández, vicepresidente de Andina y puso el foco sobre un tema recurrente en las charlas: el precio. Hay que encontrar un equilibrio entre las inversiones necesarias y el monto que debe pagar el cliente final. Esto fue importante siempre pero lo es más ahora que ya se ha conquistado a buena parte de la población en la región y queda llegar alcanzar hogares que todavía no adquirieron el servicio por, por ejemplo, cuestiones económicas.

Para bajar el precio se necesitan condiciones que lo permitan, deslizó alguno quejándose de las condiciones impositivas que rigen en esta parte del mundo. Otros hablaron de las condiciones locales que dificultan el acceso a licencias para brindar nuevos servicios que permitan ganar clientes y dinero de la mano de la convergencia. También hubo un llamado para que se logre “un mejor trabajo entre programadores y pequeños operadores”, que en casos se ven perjudicados por el precio de los productos que llenan su grilla.

La piratería siempre mete la cola en este tipo de eventos y ésta no fue la excepción. La palabra apareció en casi todas las sesiones y hubo un pedido reiterado a las autoridades para que inicien acciones más eficientes para contrarrestarla. A la fecha seis de cada 10 internautas accede a contenido digital ilegal. Lo peor del caso, esgrimió Víctor Cantero, presidente de la Cámara de Cableoperadores de Paraguay y gerente General de Video Cable, es que “las personas no creen que están cometiendo un delito cuando acceden a contenido pirateado”.

Claro que no todas fueron malas noticias. También hubo consenso en que los pequeños operadores presentan ventajas competitivas frente al resto y la más relevante de ellas es la posibilidad de customización extrema por la cercanía con el cliente. Esto permite, en el mejor de los casos, flexibilizar propuestas y adaptarlas a lo que buscan los consumidores o presentar contenidos locales que no tendrían sentido en otros sitios. La idea de que “mi cliente también es mi vecino” sigue considerada como un factor positivo que no podrá igualar ningún OTT mundial.

Para conocer la realidad propia del mercado uruguayo, TeleSemana.com dialogó con la CEO de Montecable, Fabiana Orloti. “El país tiene un sembrado muy importante de fibra y estamos en el primer puesto de la región en velocidad de conexión, lo que hace que sea un mercado atractivo para el contenido streaming”. La alta penetración de TV paga local, el precio y el desembarco de una gran cantidad de OTT son, para la ejecutiva, los principales desafíos que se presentan en el plano local.

En Bolivia la cosa es distinta, pues hay un 78 por ciento de hogares que no accede a televisión paga. En eso se concentró Aliada, de Digital TV Cable, al hablar de los desafíos de ese mercado. En diálogo con este medio dijo que también hay una necesidad de salto tecnológico que permita que “la gente pase de una experiencia básica a una completa” y consideró que el precio se mantiene como desafío porque, a pesar de un crecimiento macroeconómico local, la mejora todavía no impactó en el bolsillo de todos los consumidores.

“La relación con los OTT es buena, todavía no terminamos la integración porque resulta complejo pero hemos avanzado con ellos”, indicó el ejecutivo. En el mismo sendero se ubicó Orloti. Montecable cuenta con un servicio de VoD y streaming en vivo pero no descarta concretar acuerdos con terceros para robustecer aún más su plataforma: “Quizás es difícil por economía de escala que Netflix se interese en sitios pequeños como Montevideo, pero nosotros estamos abiertos”.

El único que prefirió no referirse todavía a una eventual integración con servicios de terceros es la estatal paraguaya Copaco. Su gerente de Tecnología, Juan Carlos Benítez, señaló a TeleSemana.com que eso se pensará en otra etapa. Ahora el foco está puesto en migrar la red actual a FTTH en el Gran Asunción y utilizar la red existente para ofrecer servicios a hogares de menos recursos. “De nuestro universo hay un sector que le importa mucho el precio. Eso influye en nuestro ARPU pero tenemos una misión social como empresa estatal”, concluyó.

Así las cosas, los operadores de televisión paga parecen tener claro que su deseo es crecer de forma estratégica, con nuevos usuarios que se traduzcan en más ingresos y ofertas alternativas que le permitan hacer más grande el abanico de opciones para quienes lo elijan. Los OTT ya salieron de la lista negra y ahora son evaluados como aliados estratégicos para lograr objetivos. La premisa es innovar o morir pero la inteligencia será sinónimo de permanencia.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.