Claro también invierte en centro de datos: inaugura uno en Colombia

La noticia se anunció hace cinco meses, horas después de que América Móvil presente ganancias en sus resultados para 2018, pero se concretó en las últimas horas: Claro Colombia tiene un nuevo centro de datos. La empresa invirtió 15 millones de dólares para el edificio que funcionará para soportar servicios en toda la región.

“El Data Center Triara Medellín es de clase mundial para la disposición de plataformas de TI en ambientes de contingencia y producción que demanden altos estándares de seguridad, conectividad, procesos y disponibilidad de servicios”, dijo al respecto el director Ejecutivo de Empresas y Negocios de Claro, Isam Hauchar.

Contará con más de 500 profesionales colombianos que garantizarán su continua operación, las 24 horas de los 365 días. Soportará servicios de continuidad geográfica y será complemento del Data Center Triara en servicios de hosting, profesionales, seguridad y TI, migraciones, actualizaciones y hospedaje de la plataforma SAP, entre otros.

“Entregamos servicios de forma segura. Queremos ir a la misma velocidad en la que se mueven los ataques”, agregó el gerente del data center, Mario Cifuentes. La estructura está montada en un terreno sin historial de inundaciones, fueras de conos de aproximación aérea, en una zona de bajo impacto sísmico, indicó la compañía en declaraciones tomadas por Portafolio.

La inauguración de este edificio da nuevas muestras de en Latinoamérica los operadores siguen apostando a estas estructuras como una de sus herramientas para atender la demanda. A fines de marzo Millicom lo expuso con la apertura de su décimo centro, siete de los cuales fueron construidos con sus manos y otros tres adquiridos por la fusión con Cable Onda, en Panamá.

En el mismo sentido fue Century Link, que anunció a mediados de mayo la expansión de su centro de datos en Rio de Janeiro, Brasil, para responder a la demanda regional en servicios como hosting, computación en la nube y seguridad. Antes de eso había inaugurado un data center en Quito, Ecuador, y ampliado sus instalaciones en el de Santiago de Chile.

Quien se mostró a contramano de este patrón fue Telefónica, que vendió 11 centros de datos instalados en siete países a Asteron Industrial Partners. Su decisión fue más afín a lo observado en otras latitudes, como con AT&T o Verizon, y respondió principalmente al objetivo de reducir deuda. Sin embargo, y en sintonía con lo hecho por otros, la firma acordó con el comprador continuar prestando ciertos servicios utilizando estos activos.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.