Precios más altos y crecimiento más lento: las expectativas del mercado de smartphones 5G

En 2017 se dio el quiebre. El nuevo iPhone X superó una barrera imaginaria: la de los 1.000 dólares. Luego, otros fabricantes se animaron a seguir el mismo camino y llevar al mercado dispositivos de gama alta cada vez más sofisticados y, por lo tanto, onerosos.

La llegada de las redes 5G demanda nuevos dispositivos capaces de conectarse a estas nuevas redes. Se espera que, como en toda evolución móvil, los primeros dispositivos que salgan al mercado sean los de gama alta —y ya está ocurriendo—. Sin embargo, la expectativa esta vez está puesta por las nubes: IHS Markit calcula que el costo de la primera ola de smartphones 5G excede las expectativas de los usuarios en un 29 por ciento.

El 91 por ciento de los usuarios de los Estados Unidos consultados por IHS Markit señalaron que tienen previsto pagar más por dispositivos 5G que lo que han hecho por dispositivos 4G. Un tercio de éstos estimó que ese porcentaje superior rondaría entre un diez y un 15 por ciento. Esto se condice con un mercado que tiende a aumentar el precio de los dispositivos desde hace, por lo menos, dos años.

Con un precio promedio de venta de teléfonos inteligentes entorno a los 319 dólares, IHS Markit calcula que el precio promedio de los smartphones 5G se elevaría entre 32 dólares y 80 dólares, considerando un aumento entre el 10 y 25 por ciento. “Debido a la naturaleza del diseño 5G, estos smartphones están configurados con una pantalla más grande de lo normal y capacidades extras como cámaras preparadas para habilitar capacidades de realidad aumentada. Todos estos extras contribuyen a un precio de venta minorista mucho mayor desde la perspectiva de consumo”, señala la consultora.

Actualmente existen 25 modelos de teléfonos inteligentes con capacidades 5G de acuerdo con cifras de la Asociación Global de Proveedores (GSA, por sus siglas en inglés). De éstos, algunos están comercialmente disponibles y otros son sólo prototipos.

El análisis de los dispositivos disponibles puede ayudar a entender qué está sucediendo con el precio en las nuevas versiones preparadas para la quinta generación. Por ejemplo, el nuevo teléfono Samsung S10 5G se vende en tiendas de retail a un precio de 1.300 dólares, superior a los cerca de 900 dólares que salía su antecesor, el S9, en su lanzamiento. El nuevo smartphone de la familia Galaxy, el Note 10 5G acaba de salir al mercado con un precio similar, publicó CNet.

IHS señala que el buque insignia de Samung es, además un 335 por ciento superior al precio promedio de los smartphones 4G existentes de la compañía. Si bien puede ser pertinente la comparación es, posiblemente, errónea ya que está comparando un teléfono de gama alta con una amplia propuesta de dispositivos de diferentes gamas de precio y capacidades.

Siguiendo los precios de los teléfonos 5G que ya están disponibles comercialmente, vemos en todos los casos una tendencia a acercarse a los 1.000 dólares. IHS Markit señala que el Huawei Mate 20 X 5G se consigue por 1.200 dólares, mientras que el LG V50 ThinQ 5G ronda los 1.150 dólares en los Estados Unidos.

Algunos teléfonos inteligentes ya están mostrando precios más bajos. El Xiaomi Mi MIX 3 5G se comercializa en España a un precio de 599 euros (664,4 dólares). Aún así representa un precio 100 euros (110 dólares) por encima de la versión 4G, indicó Xataka.

“El mercado 5G tendrá un crecimiento masivo con una nueva tecnología creciendo de forma mucho más rápida que la anterior en los primeros cinco años de despliegue”, señala IHS Markit —nada nuevo en el mercado—. Sin embargo, en temas de ventas de dispositivos, parece ir más lento que la generación anterior ya que la promesa de mayor velocidad no es suficiente para impulsar un mercado en contracción.

De acuerdo con estimaciones de IHS Markit, los envíos globales de teléfonos inteligentes 5G alcanzarán 424,5 millones de unidades en 2023. Sin embargo serán de apenas 9,5 millones en 2019 y 73,7 millones en 2020, un año después del lanzamiento. Las cifras muestran un avance menor a cuando se lanzó LTE una década atrás.

La buena noticia es que se espera que el precio de los dispositivos 5G caiga de forma más rápida que lo que ocurrió con 4G. La consultora señala que esto se debe a que los fabricantes podrán hacer diseños más eficientes y aprovechar los módems multimodo, haciendo que los precios bajen hasta los 700 u 800 dólares —aunque es posible que sea por la incorporación de teléfonos de gamas más bajas y no porque los teléfonos de gama alta han reducido su precio—. La pregunta que queda, y IHS Markit no responde, es si la aparente baja en la demanda de teléfonos 5G tendrá o no un impacto en el precio de los dispositivos.

“La mayoría de los usuarios piensan que 5G se trata únicamente de velocidad de Internet y no son conscientes de otros beneficios de la red”, lo que hace que estén menos dispuestos a pagar un premium por adquirir un nuevo smartphone y contraten un servicio que en los Estados Unidos se está ofreciendo a unos 10 dólares más que 4G.

Probablemente sean los propios operadores los responsables de que los usuarios finales sólo reconozcan a la 5G por ser una mejora en la velocidad. Al fin y al cabo es lo que parece importarle a la gran masa de usuarios. Pero 5G es, en realidad, nichos. Y para esos nichos no se necesitarán smartphones sino otros dispositivos.

Las perspectivas señalan que, si los fabricantes no consiguen innovar, será más difícil vender los nuevos teléfonos, que son más caros pero no ofrecen una ventaja percibida para los usuarios. Cifras de Strategy Analytics señalan que el mercado 5G recién tendría dispositivos baratos en 2023. Mientras tanto, habrá que ver cómo se comportan los usuarios —que por ahora parecen no ser tan elásticos al precio— y cómo se conforma el mercado de cara a la nueva tecnología móvil. Quizás en Estados Unidos, dónde el modelo está más captado por los operadores móviles que ofrecen enormes beneficios para el recambio de dispositivos— el problema no sea tan grande. En América Latina, en cambio, por el alto costo en dólares de los dispositivos, es posible que la llegada de 5G se ralentice si es que no aparecen dispositivos baratos que permitan conectarse a la nueva red móvil.

ESTADÍSTICAS

¿Quieres saber más? Visita nuestra sección Estadísticas

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.