5G tiene potencial pero la región debe acompañar las decisiones correctas para no perderse sus beneficios

Más de 220 operadores del mundo están invirtiendo actualmente en algunas de las etapas de 5G. Latinoamérica no escapa a la tendencia y buena parte de las empresas de la región han anunciado pruebas para subirse a tiempo al tren que lleva a lo que parece el futuro pero está cada vez un poco más cerca. El espectro es una de los catalizadores claves para aprovechar los beneficios de la próxima generación y fallas en las determinaciones sobre este punto podrían echar el trabajo a perder.

Latinoamérica podría perder un crecimiento de 21.000 millones de dólares en Producto Bruto Interno (PBI) hacia 2034 si no se identifica el espectro adecuado para 5G, indicó GSMA como introducción a un estudio en el que advierte el precio que podrían costar eventuales malas decisiones. Los servicios 5G innovadores, en tanto, servirán para expandir la economía en 565.000 millones en todo el planeta o lo equivalente al 2,9 por ciento del PBI global para ese año, según las previsiones.

El impacto de 5G será, ya se dijo, mayor que el de otros cambios tecnológicos pero “sin el apoyo necesario ese impacto podría retrasarse e incluso perderse”, indicó la entidad y luego hizo referencia a la importancia de la disponibilidad de bandas milimétricas, que permiten altas velocidades y baja latencia. Esto considerando no solo factores económicos, pues la nueva generación también traerá beneficios directos en conceptos sociales, como la educación o mejoras en el transporte.

Este llamado a entender las prioridades que hace GSMA gana relevancia en el contexto en que se producen. Se da a pocas semanas de que se desarrolle la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CRM 19), que tendrá lugar en Egipto entre el 28 de octubre y el 22 de noviembre. Allí será identificado el espectro para 5G en bandas milimétricas y los votos de cada país cuentan, por lo que el respaldo de los mercados latinoamericanos será fundamental, consideró la entidad en un comunicado.

Por otra parte, otro punto clave es llegar a un consenso con la industria satelital, cuyos operadores “están decididos a limitar el uso de bandas por parte de la industria móvil debido a alegaciones sobre potenciales interferencias con los servicios satelitales”. Algunos países de Latinoamérica, como Brasil, ya funcionaron como escenario de ejemplo sobre esta cuestión. GSMA responde a esto que “estudios independientes demostraron que 5G puede coexistir de manera segura y eficiente” con otros servicios.

Si bien hay un margen considerable para que las conexiones 4G crezcan en Latinoamérica, el momento de trabajar para asegurar el futuro de la 5G es ahora”, cerró Lucas Gallitto, director de Políticas Públicas de la entidad. Algunos reportes respaldan sus dichos: en la región 4G pasó a ser la tecnología dominante el año pasado y este año representará, recién, el 45 por ciento de las conexiones móviles registradas.

En cuanto a 5G, casi todos los países de la región presentaron su hoja de ruta para mostrarse a tono con lo que viene, de hecho autoridades de Brasil, Chile y Ecuador ya han puesto fechas tentativas de asignaciones de espectro compatible con 5G y Uruguay presentó el servicio aunque de forma limitada. Se espera que México experimente la más rápida adopción de la tecnología, con un 14 por ciento del total de conexiones para 2025, seguido de Brasil (11 por ciento) y Perú (10 por ciento).

Al margen de que más espectro no siempre es sinónimo de mayor calidad, este activo es indispensable pero no suficiente para lograr los desafíos que propone la 5G. Brasil hizo un estudio sobre el tema y alertó que también debe avanzarse en otras cuestiones como identificación de verticales, regulación, promover la investigación y fortalecer la seguridad. Avanzar en la cuestión, entonces, es fundamental para poder avanzar en todos los órdenes en un camino ordenado a la 5G, que está a la vuelta de la esquina.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.