2020: la hora de la verdad

“El modelo se agotó”. Los que siguen a TeleSemana.com saben que esa frase —que ya hemos utilizado en más de un contenido— corresponde a José María Álvarez Pallete, CEO de Telefónica. La dijo en el mismo momento que anunciaba una reestructuración de la compañía y un spin off de sus operaciones en América Latina.

Está claro que Álvarez Pallete no ha dicho nada novedoso ni plausible de ser enmarcado para la eternidad. Es, más bien, algo que ya se venía alertando en la industria. Pero comenzamos esta nota y otros contenidos con esa frase porque el hecho de que el CEO de una de las compañías más grandes del planeta se pare frente a sus inversores y reconozca que el modelo con el cual ha sobrevivido la industria en los últimos años ha caducado es, sin duda, un tema para destacar. Y lo es porque sus palabras, sencillamente, parecen mostrar un sentimiento de época: el fin de una era.

El modelo de telecomunicaciones se agotó, el tiempo se acabó y las promesas deben empezar a cumplirse. Y esto no rige sólo para Telefónica. Este 2019 hemos visto los primeros movimientos de recomposición en el mercado. Los operadores están comprando y vendiendo distintos activos con el objetivo de preparar la estrategia para la próxima generación móvil. En 2020 deberán empezar a mostrar sus cartas.

El próximo año, posiblemente, asistamos a una reconfiguración de la industria y de los modelos en los que, hasta ahora, mantuvieron a las telefónica —o, por lo menos, veremos los inicios de esta reconfiguración—. Ya el 2019 nos dio algunas pistas de cuál será la estrategia: los operadores están tomando movimientos defensivos mientras ven en los servicios de tecnología, más relacionados con una propuesta B2B, el espacio para crecer. Las empresas empiezan a ser clientes más valorados por operadores que tradicionalmente se centraban en el usuario final.

La 5G empezó a ser una realidad en algunos mercados, pero todavía sin el impacto que se espera llegará a tener, y que vendrá de la mano con el desarrollo de negocios B2B, IoT y edge computing, entre otros, a los que todavía les queda camino por recorrer. Mientras tanto, en aquellos mercados en los que se ha lanzado, la nueva tecnología móvil aparece apenas como una evolución de la anterior, sin provocar la ansiada revolución. En la mayoría de los mercados dónde se ha lanzado 5G ni siquiera se han modificado los modelos de comercialización de la tecnología.

Con la puesta en marcha de redes sobre bandas de espectro milimétricas —que acaban de identificarse para IMT en la última Conferencia Mundial de Radio—, recién estaremos en condiciones de poder empezar a entender cuánto tendrá para ofrecer la nueva tecnología móvil.

En el terreno fijo, se está viendo una consolidación vertical entre compañías que ofrecen servicios de banda ancha y TV paga con productores de contenidos. Este paso lo vimos con AT&T y Time Warner, pero también se ve en Europa. El contenido audiovisual original está tomando protagonismo y quienes no tienen la opción de tener su propio estudio de producción de contenidos —o al menos, no en la misma escala que AT&T con Time Warner— están llegando a acuerdos con múltiples compañías para comercializar sus servicios. El proveedor de servicios de telecomunicaciones en el hogar busca ser no sólo una tubería tonta sino un canal valorado por los creadores de contenidos para distribuir sus productos.

El 2019 fue un año de anuncios que demuestran hacia dónde están poniendo foco los operadores, en un contexto en que se ven presionados de todos lados: los inversores reclaman dividendos en un contexto de alto endeudamiento; los usuarios, mayores inversiones y nuevos servicios; los gobiernos, dinero por la adquisición de espectro e inversiones en nuevas tecnologías y el mercado, ser ágiles y eficientes para poder competir con servicios digitales. En medio, las batallas geopolíticas ensombrecen el mercado y las decisiones sobre los proveedores de las nuevas redes móviles se ven teñidas de sospechas de espionaje. El 2020, Estados Unidos deberá finalmente decidir sobre Huawei, luego de un 2019 de acusaciones, pedidos de compañías norteamericanas para seguir comercializando con la empresa china y sucesivas prórrogas.

Está claro que el 2020 llega en un momento en el que es imposible seguir estirando la toma de decisiones porque el elástico está por romperse. Por eso, Telefónica apuró su reconversión y Orange plantea también una reconfiguración de sus negocios. El 2020 será la hora de la verdad, cuando los nuevos modelos deberán empezar a desplazar a los viejos. Aquellos que logren entender la transformación son los que subsistirán.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.