Telefónica ve limitado el impacto del Covid-19 en el primer trimestre pero muestra cautela hacia el futuro

Telefónica reportó el primer trimestre del año ingresos por 11.366 millones de euros, una reducción del 1,3 por ciento en términos orgánicos y del 5,1 por ciento reportado, impactado negativamente por el tipo de cambio de divisas, principalmente el real brasileño y el peso chileno. Los ingresos por servicio se reducen un 1,4 por ciento orgánico y la venta de terminales se mantiene en cifras similares al mismo período de 2019. El Oibda del grupo se contrajo un 11,8 por ciento hasta 3.760 millones de euros y los beneficios se reducen en un 56,2 por ciento hasta 406 millones de euros. El impacto negativo se debe a la pérdida por venta de activos (seis millones de euros), gastos de reestructuración (24 millones de euros), entre otros. Además, se encuentra afectado por la plusvalía de venta de activos efectuada en el primer trimestre de 2019.

Pero no todas son malas noticias para la compañía. La deuda se sitúa al cierre de marzo en en 38.233 millones de euros, una reducción del 5,3 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. Así, la compañía asegura tener cubiertos los vencimientos de deuda de los próximos dos años con una liquidez de 22.500 millones de euros, de los cuales 8.700 millones se corresponde con activos líquidos disponibles. Además, acaba de firmar un acuerdo con Liberty Global para fusionar sus negocios en el Reino Unido, lo que le permitirá sumar activos en metálico.

El primer balance del año no se vio tan afectado por el Covid-19. “Telefónica ha registrado efectos positivos y negativos en el negocio, con una mayor presión en el segmento de consumo (prepago móvil, roaming, menores ventas en tiendas) y de empresas (SMEs y administraciones, empresas de sectores más expuestos, actividad comercial) aunque también ha recibido una mayor demanda de servicios, como conectividad y contenidos”, afirma en un comunicado.

Telefónica mantiene estable, no obstante, los ingresos de empresas entre enero y marzo, con un incremento del 18,7 por ciento en los servicios avanzados de cloud, IoT/Big Data y seguridad.

Pero ante un segundo trimestre que, sin duda, verá los efectos del parate por el aislamiento obligatorio y el freno a la economía, Telefónica se muestra cauta con los objetivos financieros fijados para este 2020 y parece alertar que pondrá un freno a la inversión. “La compañía continúa motorizando la evolución del negocio y gestionando la inversión y los gastos, centrándose en la estabilidad del Oibda-Capex. En este contexto actual, la compañía espera un crecimiento orgánico interanual de Oibda-Capex para 2020 de ligeramente negativo a estable”. En el mediano plazo, los objetivos financieros del 2022 se reiteran: crecimiento de ingresos y mejora de dos puntos porcentuales del rato (Oibda-Capex)/ingresos.

Telefónica cerró el año con 342,2 millones de accesos al 30 de marzo. El valor del cliente mejoró con un aumento del ingreso medio por acceso (0,1 por ciento interanual orgánico) y una mejora en los niveles de churn (-0,3 por ciento interanual).

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.