“Esperamos que Chile alcance un 20% de hogares rurales conectados en cuatro años”

Gonzalo Veas, Gerente del proyecto Todo Chile Conectado de Entel

En este mes de septiembre se inaugura la primera etapa del proyecto Todo Chile Conectado, una iniciativa público-privada que busca ampliar la cobertura de servicios móviles de telefonía y acceso a Internet a localidades rurales y fue catalogada como el mayor proyecto de su clase en 20 años en el país. Entel es el operador que desarrolla el proyecto, con el apoyo del Fondo de Desarrollo de Telecomunicaciones. Gonzalo Veas, gerente del proyecto Todo Chile Conectado de Entel, conversó con TeleSemana.com acerca de los detalles de esta iniciativa.

¿Cómo surgió el proyecto Todo Chile Conectado? El Gobierno de Chile creó, hace diez años atrás, aproximadamente, el Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones. El objetivo de este fondo es realizar inversiones público-privadas en distintos ámbitos. Gran parte de este fondo se pensó destinar para un proyecto que ayudara a la sociedad chilena a disminuir la brecha digital. Este proyecto se licitó, y las bases contemplaban una tarifa especial, regulada; unas características técnicas también reguladas; y una obligatoriedad sobre el concurso de diez años; y se lo adjudicaba al concursante que ofreciera el menor costo de subsidio dentro de los plazos y alcanzando todas las localidades que la autoridad había señalado.

Este proyecto busca mejorar la calidad de vida de las personas, a través de la educación, proveyendo de conectividad a escuelas rurales, y también identificando zonas productivas o potencialmente productivas que hoy están aisladas, atrayendo inversiones para desarrollar agroindustrias.

¿Cómo se vinculó Entel a este proyecto? Entel PCS participó del concurso, y luego de una larga etapa, donde un oferente pasó y luego desistió, quedamos como mejor postor. La inversión total es de alrededor de 112 millones de dólares, de los cuales cerca del 40 por ciento proviene del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones, aportado en partes iguales por el Gobierno Nacional y por los Gobiernos regionales.

El proyecto abarca 1.474 localidades, de las cuales el 68 por ciento tiene menos de 1.000 habitantes, y un 28 por ciento tiene entre 1.000 y 10.000 habitantes, por lo cual es marcadamente rural. Se estructuró en tres etapas. La primera etapa es la que estamos concluyendo ahora, y contempla 451 localidades. La segunda fase que se inicia entre marzo y junio del próximo año, contempla 596 localidades adicionales, y finalmente la tercera etapa, entre diciembre de 2011 y febrero de 2012, con 427 localidades. En total, se beneficiará a más de tres millones de habitantes.

¿Cuáles son las características del servicio que se va a ofrecer? Tenemos una obligatoriedad de servicio por diez años, pero nuestra apuesta es quedarnos más tiempo. Estamos instalando, junto a Ericsson, la última tecnología disponible en el mercado para ofrecer servicios móviles de telefonía y acceso a Internet. Se trata de una red de 3G, y cualquier mejora que hagamos en nuestra red en las zonas urbanas, se va a ver inmediatamente reflejada en las zonas rurales. Está estipulado en las bases que el servicio es de 1 Mbps de bajada, con una subida de 256 Kbps en los dos primeros años, y luego se sube a 512 Kbps.

Dentro de este proyecto, ¿cuántas radiobases se van a instalar? Alrededor de 1.200 estaciones base HSPA, para cubrir las 1.474 localidades contempladas en el proyecto.

Este proyecto demanda también un incremento en la demanda de transporte. En este sentido, ¿qué porcentaje de la inversión se destinará al transporte? El grueso de la inversión está en el despliegue de las estaciones base. Pero también tenemos inversiones fuertes en infraestructura. Alrededor de un 15 por ciento se destina a la red de transporte.

¿Cuáles son los mecanismos de control de la calidad de servicio por parte de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel)? Un mecanismo de control es el del fiscalizador, que tiene equipamiento para controlar en cualquier momento el servicio. Y existe también el servicio de Defensa al Consumidor, que puede ser accedido por cualquier cliente con su reclamo. Otro mecanismo que contempla este proyecto son los reportes estadísticos que de manera periódica estamos enviando a la autoridad, para dar fe de que cumplimos con la calidad del servicio, calidad y disponibilidad de red.

Al margen del total de población beneficiada, ¿cuántos suscriptores estiman que se sumarán al servicio a partir de este proyecto? No podemos arriesgar una cifra concreta. Sin embargo, apostamos al crecimiento de la industria móvil en general. Nosotros en el año 2009, como industria, del total de conexiones de banda ancha en Chile cerca del 29 por ciento fueron a través de dispositivos móviles. Este año esperamos llegar al 40 por ciento de las conexiones de Internet a través de equipos móviles. En esta proyección, lo que vemos es que la penetración que hemos tenido en las zonas urbanas ha sido mayor incluso a lo que habíamos esperado. Para 2011, esperamos que las conexiones móviles superen a las fijas.

En el marco de este proyecto, me ha tocado visitar muchas comunidades rurales donde converso con la gente y ellos no ven una necesidad real del proyecto al principio. Pero cuando les empezamos a contar que, por ejemplo, un ganadero podría saber el precio al que se comercia la carne en la zona urbana, empieza a haber intereses. O que sus hijos puedan hacer sus tareas con la ayuda de Internet. Allí, las cosas comienzan a cobrar sentido. Entonces, si se hace un sondeo, obviamente el interés es muy bajo; pero cuando ven el valor, el panorama es diferente.

¿Cuál es el principal desafío para este proyecto? Tal vez lo más importante esté vinculado a que éste es el proyecto público-privado más grande de los últimos 20 años en telecomunicaciones en el país. El desafío más grande es, en este sentido, quebrar o reducir la brecha digital que existe en los lugares alejados, más que los desafíos técnicos que tienen que ver con el despligue de la red.

¿Qué porcentaje de Chile, en términos geográficos o de población, actualmente no cuenta con ningún tipo de servicio de Internet? Tengo un dato de hogares que es de 2009. En Chile, el 63 por ciento de los hogares urbanos tiene telefonía fija, y en el mundo rural, este porcentaje llega al seis por ciento. En telefonía móvil, el 88 por ciento de los hogares urbanos tienen al menos un teléfono móvil, mientras que en el segmento rural este porcentaje llega al 96 por ciento. Si lo vemos desde el punto de vista de Internet, Chile tiene una penetración en hogares del 28 por ciento en zonas urbanas, y en el mundo rural, el uno por ciento de los hogares tiene una conexión a Internet. Lo que esperamos en los próximos cuatro años es lograr tasas de cerca del 20 por ciento de Internet en hogares rurales, como industria.

TeleSemana
TeleSemana es la publicación online de telecomunicaciones líder de America Latina, ofreciendo información estratégica a más de 16.000 profesionales de la industria. Más de 200 operadores móviles, fijos, satelitales y cable operadores, y más de 60 agencias reguladoras y gubernamentales de 23 países diferentes de la región acceden a TeleSemana.com diariamente.TeleSemana.com es reconocida por la calidad de sus contenidos, sus análisis y su valor estratégico.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.