La transformación del negocio pasa por el uso de los datos en los operadores

Seguimos con nuestra particular exploración sobre que  el Big Data y qué significa para los operadores móviles y fijos de Latinoamérica —en realidad de todo el mundo—. Para ello, nos estamos embarcando en una serie de entrevistas para complementar la información que obtuvimos del evento de Telco Big Data que se celebró en noviembre y del cual ya les he hablado en anteriores artículos. En esta ocasión tuve la oportunidad de hablar con Anthony Behan, ejecutivo de telecomunicaciones en IBM, sobre cómo ve esta empresa el fenómeno Big Data, teniendo en cuenta que ellos son una empresa que habilita a otras empresas a sacar partido de sus datos.

De anteriores presentaciones y conversaciones nos quedaron ciertas dudas que podrían despejarse a medida que tenemos acceso a tratar este tema con más proveedores de este tipo de soluciones. En resumen, conversando con Behan queda claro algo que el Big Data, como su nombre indica, no es menor y que, además, se enlaza con todos los asuntos “calientes” que se discuten en el sector. Se habla de los proveedores over the top (OTT), de nuevas arquitecturas como SDN y NFV, y constantemente de transformación. Pues bien, la transformación que se antoja necesaria para los operadores, se resume en el concepto del Big Data.

Alguno, con sorpresa, estará diciendo: Rafa, ¡haberlo dicho antes! No nos precipitemos. El proceso de transformación del negocio, y que a su vez debe redundar en una transformación de procesos, no será automático ni realizable simplemente por instalar una arquitectura de Big Data. Ahí es donde separamos el concepto del hype o la exageración. Este último parámetro, se define, bajo el prisma de Behan como aquella definición que pone al Big Data y a los operadores en directa competencia contra Google y Facebook en su terreno: el mundo digital y la publicidad. Este aspecto llegará a producirse, pero será prácticamente el último eslabón en la evolución de los operadores. Si giramos la vista a una nota de esta misma semana, donde mencionábamos el barómetro del hype de Gartner, esta última fase podría estar incluso a una década de distancia.

El Big Data simboliza esta necesidad de que los operadores sean más conscientes de los datos que tienen en su red y cómo pueden ser utilizados para una gran variedad de actividades, empezando, como ya hemos mencionado en anteriores notas, por programas relacionados con mejorar la relación entre el operador y sus clientes para evitar el churn y aumentar el consumo mediante ofertas relevantes a las necesidades de cada usuario. A partir de contar con una estrategia donde los datos sean una parte central de la operación, es cuando los conceptos de construir una red más inteligente a través de SDN y NFV, así como el lanzamiento de servicios más complejos, como los alojados en la nube, M2M o la movilidad del enterprise tienen mayor sentido.

Pero como en todo negocio, y toda inversión en tecnología, hay jerarquías establecidas dentro de las organizaciones que no siempre se alinean con la necesidad global, costos y retorno sobre la inversión que deben ir en una misma dirección dentro de los operadores para que se cambie la filosofía de trabajo. En este sentido, Behan quiere aprovechar la charla para intentar convencerme que una infraestructura de Big Data no es tan cara como el nombre podría indicar. El precio de almacenaje, dice, cada día es menor, y pone como ejemplo ilustrativo las propias PCs de los usuarios y cómo su capacidad ha aumentado mientras los precios decrecían. El costo más elevado, dice, es el relacionado con los procesos de negocio y como se confecciona la arquitectura del Big Data en cada organización. Y esta arquitectura en los operadores se resume en lo que se conoce como las 4V: volumen, variedad, veracidad y velocidad.

Incluso, cuando se le desafía con respecto a la viabilidad de la arquitectura de Big Data para operadores Tier 2 y 3 en mercados emergentes, Behan menciona que son, a su parecer, los operadores en mercados emergentes muy competitivos —menciona el caso de Filipinas— donde la arquitectura de Big Data se está desarrollando a mayor velocidad. En su opinión en la actualidad son los mercados emergentes los más creativos y propulsores del Big Data.

Y aquí llegamos, quizá, a otro de los aspectos que pueden confundir cuando tratamos el tema del Big Data —por lo menos a mi me traía un poco de cabeza—. Como ya sabemos, los operadores en la actualidad operan en silos, cada departamento gestiona su plaza y son pocas las veces que hay un cruce entre departamentos, a pesar de que por ejemplo el Big Data, puede beneficiar tanto a marketing como al departamento de operación y gestión de la red. Cuando se habla de Big Data pareciera que de salida, todos los departamentos debieran eliminar el muro que les separa, y, por supuesto, hacer algo así de una tacada supone una inversión demasiado elevada, porque implica desmantelar la estructura actual de una sola vez.

Por ello, el Big Data se puede construir en departamentos estancos. Casi siempre, dice Behan, empieza marketing utilizando este tipo de infraestructura para crear productos y servicios personalizados, donde la respuesta de los usuarios aumenta considerablemente. Una vez marketing empieza a reclamar poder ver datos de otros departamentos para mejorar su ataque, son los otros departamentos los que empiezan a ver cómo sus datos se utilizan y perciben que ellos mismos pueden sacar partido de ellos. De esta forma, el proceso de creación de una infraestructura de Big Data se va generando a pasos, derribando las barreras entre departamentos, según las aplicaciones que cada departamento empieza a encontrar beneficiosas.

Por último, y siguiendo con la pregunta sobre la diferencia entre Big Data y Analytics que les plateaba al final de la semana pasada, Behan considera que Analytics es parte del proceso del Big Data. Veremos que me dicen el resto de empresas.

Continuará …

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.