BT lanzará su red móvil LTE ignorando la infraestructura de macro cells

BT tiene todo el derecho a sacar pecho de su pasado innovador. Durante más de 100 años ha permitido las comunicaciones y, prueba de ello, son sus fotos de archivo en blanco y negro que atestiguan cómo a finales del siglo XIX ya ofrecía soluciones que, para la época, equivaldrían al lanzamiento del primer iPhone en 2007. Más de 100 años de innovación dan para mucho, y no todo es positivo.

En el año 2002, el operador dio un paso atrás al vender su unidad de negocio de telefonía móvil O2. Según Clive Selley, gerente ejecutivo de Innovación y Diseño de BT‏, esta venta de produjo porque el operador se encontraba “en un momento de bajón”. Ese paso atrás, de todas formas, es el que ahora le va a permitir volver a innovar como pocos podrían hacerlo.

Su vuelta al mundo móvil se inició en febrero del año pasado, cuando obtuvo espectro en la banda 2,6 GHz para el lanzamiento de una red LTE. Una vez obtenido este preciado bien, sus planes son retar al modelo tradicional de despliegue de una red. Su propuesta es que el componente de macro cells pasa a ser secundario, y las small cells y Wi-Fi, el plato principal.

Selley detalló durante el congreso Genband Perspectives 2014 lo que va a ser la estrategia de BT en su nueva apuesta por el negocio de telefonía móvil. Aparte de sus importantes activos MPLS, su foco principal en materia de inversiones se ha centrado en desarrollar una red de fibra óptica en el Reino Unido, con la que esperan tener el 90 por ciento de los hogares cubiertos con esta infraestructura en los próximos años. Y esta red de fibra, junto con sus más de cinco millones de hotspots Wi-Fi, es la clave para su entrada en el negocio móvil.

Selley dice que en BT han estado estudiando como los operadores del Reino Unido han lanzado sus redes LTE y los retos que están enfrentando, como la velocidad de adopción de la nueva tecnología y el rápido aumento en el consumo de datos, lo que les obliga a invertir mucho dinero en sus redes core y de backhaul.

Revisando sus propios activos de red, BT entendió que tenía ciertas ventajas competitivas, aunque también tenían desventajas, como tener que construir una red macro greenfield o, peor aún, comprar a un operador existente. Ambas opciones fueron rechazadas por lo que suponían en materia de inversión.

Así que el operador descartó la macro red para centrarse en el despliegue de small cells LTE, apoyándose en Self Organizing Networks (SON) para su gestión. De esta forma BT  podrá ofrecer el mejor servicio en aquellos lugares donde se hace mayor uso de los servicios de datos y donde tradicionalmente los operadores suelen tener peor cobertura: en interiores —donde se consume el 90 por ciento del tráfico de datos en el Reino Unido, según la compañía—.

Ni falta hace decir que sus activos MPLS, de fibra y su red core ya tienen el tamaño necesario para acomodar un amplio volumen de tráfico. No en vano son proveedores de backhaul para los operadores móviles de ese mercado.

BT firmará un acuerdo de MVNO con alguno de los operadores existentes para que sus usuarios puedan tener cobertura fuera de los espacios interiores, donde sus small cells y Wi-Fi ofrecerán una conexión robusta gracias a su backhaul de fibra.

Esta estrategia, que parece completamente nueva, no lo es. En Estados Unidos, dos MVNOs, Scratch Wireless y Republic Wireless, proponen pensar en las redes desde el dispositivo hacia el core y no al revés. Por eso, ofrecen un servicio basado en el acceso Wi-Fi como principal punto de conexión y sólo prevén que sus usuarios se conecten a la red macro en caso de que no exista un hotspot o una conexión Wi-Fi en su rango de cobertura. El mérito de estos dos MVNOs es que no cuentan con una red física como BT para el backhaul.

Rafael A. Junquera
Cuenta con más de 16 años de experiencia cubriendo el sector de las telecomunicaciones para América Latina. El Sr. Junquera ha viajado constantemente alrededor del mundo cubriendo los eventos de mayor relevancia para la industria en América, Europa y Asia. Su experiencia académica incluye un BA en periodismo escrito por la Universidad de Suffolk en Boston, MA, y un Master en Economía Internacional en la misma institución.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.