El 58% de los estadounidenses no saben qué es 5G y quizás no haga ni falta que lo sepan

Un nuevo reporte financiado por Intel indicó que el 58 por ciento de los estadounidenses no tienen conocimiento sobre 5G e, incluso, hubo quienes afirmaron que nunca escucharon hablar de la tecnología a pesar de la carrera que están corriendo los operadores móviles de ese país y que, parece, atañe únicamente a los que seguimos el sector de telecomunicaciones.

Aunque la encuesta de Intel muestra algunos signos de entusiasmo por la nueva tecnología móvil —probablemente influenciado por el tipo de preguntas que se hicieron—, la realidad es que existe una brecha de conocimiento entre el usuario final y el discurso de los operadores.

El reporte señala que cerca de la mitad de los encuestados asegura querer pasarse a 5G para mejorar sus servicios de conectividad en el hogar —parece que los humanos igualmente entienden que 5G será mejor que 4G y por eso esperan subirse a la ola en cuanto esté disponible— y que parte del “entusiasmo” por la nueva tecnología tiene que ver con mejorar la velocidad (64 por ciento), la confiabilidad (43 por ciento) y la respuesta de la red (36 por ciento). Es decir, los usuarios esperan de la próxima tecnología móvil lo mismo que esperaron de generaciones anteriores.

Aunque el optimismo del reporte indica que los clientes finales esperan que 5G ofrezca mejoras en sus servicios de televisión, realidad aumentada y experiencias inmersivas —y hasta están dispuestos a pagar hasta 20 dólares mensuales más por ello— nada opaca que más de la mitad de los clientes finales no tienen ni idea qué es y cuáles son las ventajas de la 5G. Y este hecho no necesariamente sea una mala noticia.

Nada de esto debería preocupar a los operadores porque la 5G no debería pensarse para el usuario final, aunque el usuario final luego se beneficie de ella —y genere nuevos ingresos en el sector—. La 5G debe ser pensada para el ámbito corporativo, porque allí es dónde se le podrá extraer el mayor valor, especialmente en América Latina.

“A 5G la vemos como soluciones para el sector empresarial” repetía Sebastián Cabello, el director de GSMA para América Latina, durante el Mobile 360 América Latina que se realizó la semana pasada en Buenos Aires. No fue el primero ni el único ejecutivo al que se lo escuchó decir esta frase. La 5G aparece íntimamente relacionada en todas las presentaciones con IoT y con las posibildades de ofrecer soluciones a los distintos verticales de negocio.

En un evento teñido por una cierta desconfianza de los operadores por la 5G, la única luz en el camino parecía ser el sector corporativo, que es aquél que podría aprovechar más las capacidades de “conectividad inteligente” —así lo llama la GSMA— que integra 5G, Internet de las Cosas (IoT) e Inteligencia Artificial (IA). La realidad es que, para los operadores, el verdadero valor de la 5G no está en la velocidad sino en la posibilidad de ofrecer comunicaciones de misión crítica, servicios de baja latencia y network slicing. Es precisamente en estas capacidades de la red dónde se está poniendo el foco para determinar el caso de negocio de la 5G, una tarea que todavía no está completa y que es la principal preocupación de la industria, que se tira la pelota a la hora de definir cómo se monetizará 5G.

En la industria se ve a 4G como la tecnología que va a masificar la banda ancha móvil y se pone paños fríos a la 5G, especialmente en América Latina, porque su despliegue será caro y no fácilmente monetizable. “Habrá smartphones 5G pero los despliegues serán focalizados”, explicaban desde el organismo que integra a los principales operadores móviles del mundo. La excepción que confirma esta regla es Corea del Sur o los Estados Unidos, dónde 5G sí parece estar desplegándose de forma más masiva. Y la excepción en América Latina podría estar en algunos sitios desconectados, dónde la nueva tecnología móvil se utilizará para dar banda ancha fija al hogar como reemplazo del cobre.

Las cifras de estudios sobre 5G traen buenas noticias para el sector. A pesar de que existe un limbo sobre cómo se monetizará, se cree que finalmente se encontrará el modelo que permita generar ingresos. Además, a nivel global se estima que habrá 500 millones de suscripciones 5G para 2022, lo que representa el 15 por ciento de la población mundial —seguimos midiendo las conexiones por personas cuando en realidad 5G se trata de IoT—, de acuerdo a un informe de Accenture.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.