A pesar de baja en TV paga, Vivo mantuvo clientes de la integración con GTV

El registro de noviembre fue el peor de los primeros 11 meses de 2018 para la televisión paga en Brasil. Ya resulta habitual hablar de caída en ese segmento pero en ninguno de los informes mensuales de ese año se habían dado de baja 119.300 clientes en solo 30 días. Los 17,5 millones de abonados informados por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) en esa última medición contrastan fuertemente con el récord de 19,8 millones de accesos que había en noviembre de 2014. La reducción entre una y otra fecha fue de 2,3 millones pero no todos los operadores perdieron.

Oi y Vivo fueron las dos empresas que tienen hoy una base más robusta que hace cuatro años, al menos entre los cinco operadores líderes del mercado, pues el resto quedó dentro del segmento “otros”, que registra una caída de 144.300 suscriptores en el período analizado. La construcción de paquetes, sobre todo en sitios donde no tenía competencia, y la agregación de canales a su oferta pueden explicar por qué Oi amplió su base en 364.600 abonados. Pero, ¿qué hizo Vivo para sumar más de dos veces esa cantidad en un contexto de retracción?

Antes de poner foco en la estrategia de la filial local de Telefónica debe indicarse que más que aumentar debería hablarse en este caso de mantener, ya que la empresa sumó automáticamente 870.980 clientes cuando completó la compra de GTV en 2015. Esa compra es la que hoy la pone en la discusión por el segundo puesto con Oi, que todavía mantiene la posición de escolta con unos 25.000 clientes más que su competidor directo. Claro ni está en la discusión ya que todavía concentra prácticamente la mitad de los suscriptores.

Vivo logró su posición actual gracias a un cambio de estrategia tras la mencionada adquisición por la que pagó a Vivendi 4.663 millones de euros. La firma se concentró en la distribución por fibra óptica y dejó de lado la tecnología DTH. La decisión no es secreta ni su mención fruto de la especulación, sus propias autoridades lo dejaron claro en las últimas presentaciones de resultado en las que hablaron de “dejar de priorizar DTH”. Mientras tanto, siguió sumando canales a su oferta y robusteciendo su servicio Vivo Play.

Hace ya varios meses la empresa apuntó directamente a IPTV como una de sus dos metas operativas, compartiendo el objetivo con el crecimiento sostenido del segmento pospago en la división móvil. “Trae más ingresos, vamos a implementarlo en más ciudades. Lo llevaremos a todos los municipios con fibra óptica al cierre de 2018”, dijo su COO, Christian Gebara, a mitad de 2017. Luego la compañía anunció que invertiría 2.500 millones de reales (677 millones de dólares) en fibra en el trienio 2018-2020 con la idea de cerrar la década con 15 millones de hogares pasados con FTTH.

Claro, por su parte, fue el menos beneficiado por el paso del tiempo. Los 10,5 millones de usuarios de televisión paga que tenía en noviembre de 2014 se convirtieron en 8,6 millones, cifra que igualmente le permite seguir primero cómodo entre los proveedores. El medio Teletime explica que una de los motivos de la baja es el mismo que lo llevó a crecer años atrás: la empresa logró quedarse con buena parte de los hogares de nivel socioeconómico medio y bajo que se incorporaron como clientes hace unos años y que optaron por no mantener el servicio ante un peor contexto económico. Desde la empresa argumentaron que la baja, en tanto, se debía a una limpieza habitual de clientes.

La caída en el número de abonados para el servicio de televisión paga no es una cuestión propia del país, más bien todo lo contrario: el auge de servicios OTT puso las cosas difíciles a los operadores a la hora de retener a sus clientes. En Brasil el factor económico alteró los planes de las empresas pero también de los consumidores y pagar para ver televisión no es justamente una prioridad para la mayoría.  Con el repaso del pasado y el presente solo queda preguntarse qué se dirá en cuatro años de la TV paga en Brasil. Los operadores ya empezaron a trabajar para poder responder esa pregunta.

PANORAMA DE MERCADO

¿Quieres saber más? Visita nuestra sección Panorama de Mercado

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.