Pasan los años y la seguridad se mantiene como desafío en IoT

Mantener el candado cerrado y garantizar la seguridad aún cuando haya una explosión de conexiones se presenta como un serio desafío cuando se habla de Internet de las Cosas (IoT). Las buenas intenciones del ecosistema para solucionar el tema no ha dado todavía el fruto deseado: el 48 por ciento de las empresas todavía no logran detectar violaciones en los dispositivos IoT.

La seguridad se posiciona como uno de los puntos más flojos en Internet de las Cosas a pesar de que los gastos para la protección aumentaron, al pasar de representar el 11 por ciento del total de presupuesto para el segmento en 2017 al 13 por ciento un año después. La información surge de un estudio de Gemalto según el cual el 97 por ciento de las compañías cree que la seguridad es diferenciador competitivo clave.

Nueve de cada 10 encuestados a escala global consideró que el ítem seguridad es muy considerado por los usuarios mientras que el 79 por ciento llamó a las autoridades públicas a proveer directrices más sólidas sobre el tema. “Sin reglamentación consistente orientada al sector no resulta sorpresivo que las amenazas estén en aumento. Esto tenderá a continuar excepto que los gobiernos intervengan y ayuden a la industria a evitar la pérdida de control”, indicó Jason Hart, director de Tecnología de Protección de Datos de Gemalto, en declaraciones tomadas por TeleSintese.

La situación ya encendió hace rato la alarma a los operadores, que ya tienen entre sus desafíos encontrar el lugar en el ecosistema IoT. Esto porque las cifras esperadas de crecimiento para los próximos años contemplan como parte necesaria mejoras en aspectos regulatorios, como con la adjudicación de espectro, y de seguridad que viabilicen el aumento. Sólo así se alcanzarán las 25.000 millones de conexiones IoT proyectadas para 2025.

En Latinoamérica se aguarda que haya 1.300 millones de dispositivos de este tipo en seis años. Aquí la conectividad representará para entonces apenas el dos por ciento del valor estimado del mercado IoT, menos de la mitad del cinco por ciento que captará ese concepto a escala global. La seguridad también se percibe como un problema a juzgar porque el 75 por ciento de los encuestados en el IoT Latam Summit 2017 admitió que las redes todavía no estaban preparadas para los requisitos de seguridad de IoT.

Con el 5G por delante, los problemas de los que se hablaban hace más de tres años todavía aparecen como una cuestión a resolver por una industria que no logra salirse del dicho de la sábana corta, que acomoda una cosa y se le complica la otra. Los más optimistas podrán quedarse con el 15 por ciento de los encuestados que dijeron que las redes sí están preparadas y los pesimistas con el ocho por ciento que consideró que nunca lo estarán. Lo cierto es que la seguridad se mantiene como barrera a la hora de hablar de IoT.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.