Crecimiento de pequeños ISP hace rugir a los leones de la industria brasileña

Los pequeños proveedores regionales ya concentran, en conjunto, más del 20 por ciento de los abonados de banda ancha fija en Brasil. Su crecimiento en los últimos tiempos es exponencial y preocupa a los actores de mayor envergadura, que enfatizaron sus quejas por las reglas asimétricas que corren para sus competidores. Su pedido es casi lógico pero al mismo tiempo fácilmente rebatible.

La composición del mercado de banda ancha en Brasil es la primera prueba para quien quiera defender las condiciones beneficiosas que puso en vigencia Anatel para empresas de pequeño porte, tales como reducción de impuestos y menos burocracia para comenzar a prestar servicios. Los regionales tienen en conjunto el 20 por ciento de los suscriptores (6,2 millones) mientras que las otras se dividen el 80 por ciento restante.

Brasil cerró 2018 con 31,04 millones de abonados a banda ancha fija. De ellos, 9,3 millones contratan a América Móvil, 7,5 millones optan por Telefónica y 5,9 millones por Oi, entre otros. Esto quiere decir que tres empresas concentran el 75 por ciento del mercado. También prestan el servicio empresas como Algar Telecom, TIM y Sky/AT&T. Nextel, curiosamente, aparece en los registros con solo un abonado activo y Datora con otros 25.

Los grandes operadores no consideran que estos números sean motivo suficiente para justificar reglas distintas. Su argumento parte de que en algunas ciudades la lucha con los pequeños prestadores es, señalan, de igual a igual. Critican que el regulador termina llamando pequeños a empresas que tienen más del 50 por ciento del mercado, reportó el portal local Teletime.

Los estudios presentados por los líderes del mercado arrojan que en algunos sitios Anatel está siendo tan flexible que ya no garantiza aspectos clave como calidad de servicio tanto en velocidad como en latencia, satisfacción de los usuarios, registros confiables sobre disponibilidad de infraestructura e índices de interrupción de servicio, reclamos o cancelaciones. También advierten el uso de equipos no homologados y equipos irregulares como otro factor que no está siendo tenido en cuenta por las autoridades.

Técnicos de Anatel contestaron que no se va a arreglar algo que no está roto: la regulación asimétrica busca un aumento de competencia y no existe obligación de mantener reglas iguales para todas las empresas.

Los pequeños “no pueden hacer las mismas inversiones en marketing ni tienen la escala de una gran empresa”, enfatizó en vicepresidente de la agencia regulatoria, Aníbal Diniz y agregó que se presentaron normas favorables a toda la industria. La cuestión de costos y escalas es un punto que las grandes prefieron ni siquiera mencionar en sus descargos.

El presidente de la Asociación Brasileña de Proveedores de Internet y Telecomunicaciones (Abrint), Basílio Perez, aprovechó su momento para apuntar contra los líderes del mercado: “Parte de los consumidores que están ingresando al segmento ni siquiera serían abonados si no hubiese un prestador local que le lleve el servicio”.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.